Público
Público

Griñán: "No se puede mirar por el retrovisor y decir que se nos alertó del fraude de los ERE"

El presidente de la Junta de Andalucía aboga por pedir responsabilidades políticas, aunque "sin intereses partidarios", cuando se "sustancie" el caso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha asegurado que no se les 'alertó del fraude de los ERE', respecto al caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos tramitados durante diez años por la Junta de Andalucía y que investiga la juez Mercedes Alaya. En este sentido, en una entrevista publicada este domingo por El País, Griñán, ha considerado que 'se podía haber hecho más' para atajar el caso.

Además, ha explicado que 'la Intervención manifestó una discrepancia en 2005 y se la envió a la Consejería de Empleo para que hiciese alegaciones. Empleo las hizo y lo mantuvo. Es en 2010 cuando la Intervención hace la segunda advertencia y se cambia el procedimiento', es decir, según el presidente andaluz, 'la Intervención no descubrió nunca fraude ni menoscabo de fondos públicos'.

Así, insiste en que la Intervención 'no alertó del procedimiento', sino que 'manifestó discrepancias contables con el procedimiento y pidió un informe contradictorio a Empleo, que consecuentemente elevó sus alegaciones'.

Según sostiene el también secretario general de los socialistas andaluces (PSOE-A), la Intervención dijo que 'no se sigue el procedimiento de subvenciones', por lo que había una discrepancia entre la Intervención y Empleo. En este punto, Griñán defiende que como consejero de Hacienda —cargo que ostentaba entonces— no pudo hacer nada: 'Hacienda no tiene superioridad alguna sobre cualquier otra consejería. Nunca Hacienda puede modificar un procedimiento', asevera.

Y es que, según manifiesta, el hecho de que la Intervención dijese que para conceder los ERE se usaba un procedimiento no previsto en la ley es algo que ocurre 'decenas y centenas' de veces. 'Lo que no se puede es mirar por el retrovisor y decir que se alertó del fraude. La Intervención discrepó de un procedimiento como hay cientos de veces que discrepa. Por esa razón, la viceconsejera, entonces Carmen Martínez Aguayo —actual consejera de Hacienda—, nunca puso a mi disposición ningún informe'.

Entretanto, Griñán ha reconocido que sobre este caso debe haber responsabilidades, si bien entiende que 'no se pueden pedir en función de intereses partidarios'. 'Puedo enseñar 200 informes de la Intervención o del Tribunal de Cuentas con discrepancias sobre el procedimiento. La Intervención detectó un procedimiento que creía inadecuado, pero no un fraude', agrega.

'La Intervención detectó un procedimiento que creía inadecuado, pero no un fraude'

 Así, a juicio del socialista, el avance la investigación refleja que 'lo que se ve ahora, cuando se sigue el rastro del dinero, es que había una concertación de intereses fuera, con una complicidad dentro', de manera que, cuando se tiene un cómplice dentro, 'cuando el encargado de la legalidad está dispuesto a unirse a la trama, es mucho más difícil detectarlo', lamenta.

Es más, el presidente andaluz ha negado que el procedimiento con el que se daban las ayudas sociolaborales causase la corrupción porque, según ha dicho, 'es el mismo sistema que se viene aplicando en España desde 1980. Era un acuerdo entre empresas, trabajadores y la compañía aseguradora'.

'Cuando el encargado de la legalidad está dispuesto a unirse a la trama, es mucho más difícil detectarlo'

Asimismo, ha considerado que la Comisión de Investigación que se desarrolló en el seno del Parlamento andaluz el pasado mes de agosto tuvo el inconveniente de que, con una investigación penal en marcha, ningún imputado iba a querer declarar y, según Griñán, 'normalmente son los que más conocimiento pueden tener'.

'Estamos viviendo un mundo en el que la ley da lo mismo. Aquí basta con que uno atribuya lo que quiera a quien quiera y porque quiera. Es una barbaridad', ha dicho el jefe del Ejecutivo andaluz respecto a las investigaciones que se ciernen sobre el exconsejero de Empleo José Antonio Viera, diputado en el Congreso. 'Dejemos que se sustancie el caso y luego asumiremos las responsabilidades que haya que asumir, todas', afirma.

Entretanto, ha rehusado posicionarse sobre las declaraciones de la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, quien apuntó esta semana a las responsabilidades políticas del caso de los ERE en los exconsejeros de Empleo José Antonio Viera y Antonio Fernández. 'Siempre estoy de acuerdo con mi consejera de Hacienda; con Carmen Martínez Aguayo puedo estar de acuerdo o no y ella lo ha dicho como Carmen Martínez Aguayo', dice Griñán.

'Vivimos en un mundo en el que la ley da lo mismo'  Además, niega que haya hablado con el expresidente de la Junta de Andalucía Manuel Chaves, bajo cuyo mandato presuntamente se creó el llamado 'fondo de reptiles', porque -defiende Griñán- 'los dos procedemos del mundo laboral y sabemos qué son estos fondos, que siempre han existido. Y no tengo duda de la legalidad de los fondos, que estaban en los Presupuestos con una memoria de a qué se tenían que dedicar'.

Para Griñán 'es importante' que se sepa si algún alto cargo de la Junta recibió sobornos en esta trama, 'si hay algún alto cargo que ha cobrado comisiones, que las devuelva y se le enjuicie', sentencia el andaluz, para quien 'resulta sorprendente que los que malversaban dinero público provocaran la crisis de Delphi o la de la minería de Huelva'.