Publicado: 19.02.2014 07:00 |Actualizado: 19.02.2014 07:00

Un grupo de críticos del PSOE censura que Valenciano no se someta a primarias para las europeas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Es un problema de "credibilidad" el que tiene el PSOE a juicio de la plataforma Líneas Rojas, una organización creada en 2011 para defender precisamente eso, los puntos y los principios que jamás debería traspasar el hoy principal partido de la oposición. Por eso, sus miembros ven "incoherente" y perjudicial para esa credibilidad que el mismo partido que agita con fuerza la bandera de las primarias, no las celebre para la elegir a la cabeza de lista de las primeras elecciones que se celebrarán tras la Conferencia Política de noviembre que tanto reclamó esas votaciones. 

A través de su web, y tal y como explican a este diario quienes firman la última entrada de la página, el grupo considera así que "resulta muy difícil de explicar a la ciudadanía, en general, y a los simpatizantes del PSOE, en particular", por qué no se celebran primarias para confirmar a la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, como cabeza de lista de los comicios. El nombre de la mano derecha de Alfredo Pérez Rubalcaba será el que llevará la Ejecutiva al Comité Federal del partido de mediadios de marzo, que refrendará toda su candidatura.

La plataforma se pregunta por qué la dirección de los socialistas da cuenta convincente de "cuáles han sido las razones que han motivado tal decisión", y juzga "decepcionante" que en la primera cita electoral que se celebra después del "avance valiente" acordado en la Conferencia Política, la nueva orientación "se quiebre sin ninguna argumentación de peso". "En estos momentos", agregan, "las primarias son una necesaria vía de reforzamiento del funcionamiento democrático de cualquier partido político, y el PSOE debe dar ejemplo".

El texto, que esta firmado por dos militantes socialistas —Borja Suárez y Antonio Arroyo—, y por un tercero que no lo es —Alberto del Pozo, considera que "tampoco es sencillo de explicar cómo podrá compatibilizarse la condición de vicesecretaria general de un partido como el PSOE con la de europarlamentaria llamada a jugar un papel relevante dentro del grupo socialista del próximo parlamento".

Con esta decisión, insisten, el partido "parece olvidarse de que los ciudadanos quieren que sus representantes se dediquen plenamente a las tareas que tienen encomendadas, algo incompatible con simultanear dos puestos de tanta responsabilidad como los mencionados". Asimismo, consideran que "lo más grave" es que la determinación de Ferraz y "el hecho de que no haya habido voces discrepantes relevantes dentro del partido" es "reflejo del aturdimiento en el que sigue sumido el PSOE".

"Los dirigentes del partido parecen incapaces de entender que los ciudadanos, sus potenciales votantes, reclaman desde hace tiempo una profunda renovación de personas y de liderazgos", remarcan.

Borja Suárez explica a Público que la plataforma Líneas Rojas nació a raíz de la derrota socialista del 20-N de 2011 por parte de diferentes personas de "distinta procedencia como el PSOE, o el mundo de los sindicatos", que se confesaron "consternados" por el resultado electoral de los comicios generales, así como con las políticas puestas en marcha por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Si bien hoy existen a nivel interno del grupo discrepancias al respecto, el principal nexo de unión de todos los participantes es creer que "la alternativa progresista debe estar liderada por el PSOE".