Publicado: 26.11.2014 00:00 |Actualizado: 26.11.2014 00:00

El Grupo Socialista respalda a Sánchez, pero critica que censure lo que hizo Zapatero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Grupo Socialista respaldó en gran medida la decisión de Pedro Sánchez de abordar la modificación del artículo 135 de la Constitución (que regula la estabilidad Presupuestaria), en la reunión interna que mantuvo el martes, tras conocerse el anuncio hecho por el secretario general de reformar dicha redacción y antes de la votación en el pleno sobre una iniciativa en torno a este asunto.

En la reunión, fueron más las voces que estuvieron a favor del paso que se había dado el nuevo líder socialista, que las que lo criticaron. Aunque no faltaron dirigentes importantes que censuraron que se calificara "de error" la decisión que impulsó el PSOE hace tres años, y recordaron las difíciles circunstancias en las que estaba el país.

En esta línea se pronunciaron el ex presidente andaluz, Manuel Chaves, y el ex ministro Valeriano Gómez. Sus críticas fueron no tanto por el cambio de posición de Sánchez, sino en defensa de la decisión que en su día tuvo que tomar José Luis Rodríguez Zapatero. Chaves, al parecer, indicó que en ningún caso se la podía calificar como "error", tal y como ha hecho reiteradamente Pedro Sánchez.

Por el contrario, el diputado vasco Odon Elorza, quien siempre se opuso a esta celebración, celebró que, aunque "tarde", el PSOE haya corregido su equivocación.

Asimismo, el diputado de la corriente de Izquierda Socialista, Manuel de la Rocha, elogió el paso dado por Pedro Sánchez en este aspecto, lo calificó de "valiente" y consideró que la nueva posición del PSOE en torno a este asunto lo acerca más a los ciudadanos.

También Rafael Simancas defendió el giro dado por Sánchez, y aseguró que "un partido serio actúa según las circunstancias". Defendió la actitud tomada en el 2011, pero indicó que la postura que ahora quiere impulsar el PSOE en un nuevo escenario es la más adecuada, "porque seguimos apostando por el pago de la deuda y la estabilidad, pero también queremos blindar los gastos sociales".

En Ferraz, pese a malentendidos con la postura de Sánchez y las acusaciones de rectificación, también hay satisfacción por haber dado este paso y por quitar un argumento a sus adversarios políticos por la izquierda, aunque siguen insistiendo que la decisión adoptada nada tiene que ver con Podemos ni está forzada por las encuestas.