Publicado: 26.06.2014 22:12 |Actualizado: 26.06.2014 22:12

'Guanyem Barcelona', una apuesta por la revolución democrática

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Gente reunida en pie de igualdad. Ada Colau resumía de esta manera el encuentro de presentación de Guanyem Barcelona, la iniciativa ciudadana que busca articular un espacio de confluencia de movimientos sociales, vecinales y actores políticos con la vista puesta, en primer lugar, en la conquista del poder municipal en la capital catalana.

Mil ochocientas personas han respondido a la convocatoria del grupo promotor de esta iniciativa. El escenario central, la sala de actos de una escuela del barrio del Raval barcelonés, en la que no había espacio suficiente para la mayor parte de los asistentes, que han permanecido en el exterior, siguiendo el desarrollo del acto a través de grandes pantallas.

Colau: "Estamos aquí por necesidad. Tenemos que hacer algo. Si no acabarán con nosotros""Estamos aquí por necesidad. Tenemos que hacer algo. Si no acabarán con nosotros", ha advertido la ex-portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), al tiempo que planteaba una contundente alternativa: "O aceptamos la versión contemporánea de feudalismo que nos ofrecen o salimos de esta situación a través de una revolución democrática".

La atmósfera era radicalmente diferente a la de los actos políticos convencionales; buscan la participación de movimientos ciudadanos desde la base, y a ellos han dado la palabra.

Un auténtico desafío lanzado a Barcelona. Una nueva forma de hacer política. Una propuesta que no busca unificación ni simplificación de proyectos, sino reinventar las instituciones desde el trabajo de la gente, de la ciudadanía. En este sentido, Colau se ha esforzado en desmentir lo que tantos medios de comunicación han repetido frívolamente: Que no existe una plataforma de Ada Colau ni se busca la confluencia con partidos políticos.

Ha explicado una vez más que la PAH la ha convertido en una personalidad muy visible, y que se ha comprometido una y otra vez a no utilizar este "capital" para fichar por partido alguno. En este punto, ha dejado las cosas claras: "Guanyem Barcelona no es una idea mía ni soy candidata a nada", ha asegurado.

La palabra "confluencia", además, no equivale a "unidad", han coincidido Colau y el polítólogo Joan Subirats, porque unidad equivale a eliminación de discrepancias, a incapacidad para gestionar la pluralidad de sensibilidades políticas y sociales que pretenden sumar a un movimiento con el que quieren cambiar las reglas del juego en Barcelona, para que esta ciudad, de pasado tan revolucionario, lance un "grito" contra el régimen actual, "bipartidista y monárquico".

No lanzan un llamamiento a formar coalición alguna, pero entre los asistentes se encontraban, como no podía ser de otra manera, caras conocidas de diferentes organizaciones. No eran pocos los que se preguntaban, en voz más o menos alta, qué posición defenderá Guanyem Barcelona sobre la reivindicación de soberanía del pueblo catalán y, más concretamente, por la opción concreta de voto ante la consulta planteada para el próximo 9 de noviembre. Una duda a la quizás deberían responder, al menos a título personal.

"Defendemos el ejercicio del derecho a decidir el 9-N, pero también antes y después del 9-N""Nosotros defendemos el ejercicio del derecho a decidir el 9-N, pero también antes y después del 9-N", han insistido los portavoces del grupo promotor. Un derecho a decidir que no se limite a la cuestión territorial.

En este punto, el abogado Jaume Asens ha vuelto a recordar la tradición revolucionaria catalana citando a uno de sus más perseguidos dirigentes, Andreu Nin. "Como él, sabemos que la cuestión nacional y social van juntas", ha dicho Nin.

Una de las organizadoras del acto, la activista Gala Pin, ha señalado que hoy Barcelona está llena de heroínas y héroes cotidianos que se levantan en favor del derecho a la vivienda y contra los desahucios, en defensa de los espacios públicos, en solidaridad con los inmigrantes... Y por lo que se refiere a la necesidad de regenerar la vida política, ha indicado que sin movimiento vecinal no se hubieran conocido casos de corrupción como los de Millet y Montull. "Es desde los barrios desde donde se puede construir la democracia", ha zanjado Pin.

"Hay que recuperar la idea de que la democracia hoy es revolucionaria", ha resumido Joan Subirats. Su compañero Asens también ha sido directo: "Queremos lanzar un mensaje de rebeldía" y "liberar las instituciones", ha explicado, para después incidir, como han hecho el resto de participantes en el acto, en que quien gobierna realmente es una oligarquía que nadie ha votado.


http://www.quoners.com/debate/votarias-a-ada-colau-como-tu-alcaldesa