Publicado: 20.08.2014 00:01 |Actualizado: 20.08.2014 00:01

Guanyem obtiene el respaldo que pedía para presentarse con Ada Colau a la alcaldía de Barcelona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La plataforma Guanyem Barcelona ha superado ya los 30.000 avales que había pedido para lanzar una candidatura municipalista a la alcaldía de la capital catalana, un requisito que se habían puesto los propios impulsores para demostrar que la iniciativa contaba con respaldo social. Y lo ha conseguido un mes antes de que se cerrase el plazo para su validación.

Una vez cumplido este primer requisito, la plataforma ciudadana encabezada por Ada Colau, que pretende hacer confluir a fuerzas políticas de izquierda y movimientos sociales, continuará con su proceso de organización, adhesión e implantación en los barrios de Barcelona. "Hemos llegado a las 30.000 firmas mucho antes del 15 de septiembre, pero no nos detenemos aquí. Seguiremos sumando firmas y haciendo más charlas en los barrios; cuanta más gente haga suyo el proyecto, más cerca estaremos de ganar Barcelona desde la gente y para la gente", asegura Colau en una nota de prensa.

Uno de los portavoces de la iniciativa, Jaume Asens, conocido abogado y escritor de Barcelona, asegura en declaraciones a Público que haber obtenido las firmas en tan poco tiempo es un "buen resultado", ya que han alcanzado y "superado con creces" las expectativas que tenían. "Tenemos una aspiración muy grande y pocos medios" para hacerla llegar a los ciudadanos, explica, antes de denunciar que muchos les han "silenciado". "Esto ha sido un estímulo que ha hecho que surjan movimientos en otras partes", añade, en referencia a que ciudades como Madrid, Valladolid, Málaga, Murcia o Logroño ya tienen su propia plataforma Ganemos.

Ada Colau: "Cuanta más gente haga suyo el proyecto, más cerca estaremos de ganar Barcelona" "Intuíamos que era un momento de cambio y por eso lanzamos una propuesta. Ahora ya no es solo del grupo impulsor inicial, sino de 30.000 personas que comparten un mismo diagnóstico, un mismo deseo y necesidad. Queda mucho camino por recorrer, pero este era el primer paso para empezar a construir un instrumento que permita ganar Barcelona y poner las instituciones al servicio de las mayorías sociales", asegura Asens. "Queríamos comprobar que la hipótesis no era una ocurrencia, sino que es algo ampliamente compartido a nivel social y que recoge un anhelo sembrado por el 15-M", añade el abogado catalán en declaraciones a este diario..

Ada Colau ha acudido esta mañana a varios platós de televisión para presentar las firmas y su voluntad de ir como candidata a la alcaldía de Barcelona. "Hay una rebelión democrática en curso, para responder a objetivos de mínimos ampliamente asentados en la sociedad y llevarlos a las instituciones", ha manifestado en Tele 5. Además, ha querido puntualizar que "Podemos y Guayem comparten lo más importante. Podemos es una inicitiva estatal y Guayem municipal y lo que hay que hacer es priorizar los objetivos comunes y no las siglas, no pedimos a nadie que renuncia a su identidad". 

Próximos pasos, en los barrios

Ahora, "la iniciativa tiene que coger fuerza en los barrios y para ello vamos seguir haciendo actos y preguntando a los vecinos para conocer sus demandas, explica Asens. De esta manera pretenden crear núcleos de apoyo en cada barrio que actúen como "espacios de debate y de acción, para fortalecer el tejido social y autoorganizado del a ciudadanía". En este sentido, desde Guanyem apelan a la convergencia de movimientos sociales y partidos de izquierda, "con un modelo de confluencia que ya está produciendo en la práctica cotidiana", puesto que muchas organizaciones que han acudido separadas a las urnas o que no se participan en el ámbito electoral "llevan años confluyendo en las huelgas y en los desahucios".

Joan Subirats: "Guanyem demuestra que la gente quiere participar"

El 16 de septiembre se celebrará un gran acto público al que se invitará a todos los firmantes, y el próximo mes de octubre tendrá lugar una jornada pública de trabajo, en la que confluirán varias organizaciones, con el objetivo de debatir cómo avanzar hacia el "código ético" que deberá adoptar la candidatura de confluencia que permita transformar de manera radical las relaciones entre la ciudadanía y sus representantes políticos e institucionales.

En los actos celebrados hasta ahora, Guanyem calcula que han participado cerca de 2.000 personas. "Lo que estamos detectando son las ganas de mucha gente de superar la falsa división entre unos que hacen política como profesionales y otros a los que solo se les invita a votar cada cuatro años. Guanyem está demostrando que la gente tiene ganas de participar directamente en los temas que le afectan, reivindicando una manera de entender lo que es público más allá de las estructuras estrictamente institucionales", explica Joan Subirats, otro de los portavoces de la iniciativa.

Derecho a decidir, también antes y después del 9-N

En Guanyem aún no han debatido si participarán en la movilización de la Diada del próximo 11 de septiembre, una fecha señalada por el campo soberanista para mostrar al Gobierno de España el respaldo a la consulta convocada para el próximo 9 de noviembre. "Nuestra propuesta es municipal y no autonómica, pero ésta es una cuestión que atraviesa a toda la sociedad catalana, por lo que tenemos que debatir y decidir qué hacemos ese día", asegura Asens.

Jaume Asens: "El caso Pujol es un ajuste de cuentas entre facciones de un régimen en descomposición"

En cuanto al caso Pujol, Asens lo define como "un síntoma más de la degradación del régimen, un ajuste de cuentas entre facciones del régimen, que se encuentra en descomposición".

En lo que sí hay consenso es en defender que los ciudadanos puedan decidir y profundizar la democracia, algo que se hace extensible claramente a la consulta del día 9, que sí creen que debe celebrarse, aunque no se pronuncia sobre el sentido del voto. Además, ante el posible veto del Tribunal Constitucional y eventual aplazamiento, los impulsores de Guanyem apoyan "todas las iniciativas de la ciudadanía y de desobediencia civil", porque en el actual contexto, "si España prohíbe, se debe desobedecer a nivel social e institucional".

"La oligarquía catalana quiere utilizar la cuestión soberanista para perpetuarse en el poder" Pero marcan distancia con CiU y ERC. "Queremos decidir el 9-N, pero también antes y después, y decidir sobre todo", añade Asens. "Esperemos que la Generalitat vaya hasta el final. Pero sabemos que la oligarquía catalana quiere utilizar la cuestión soberanista para perpetuarse en el poder bajo la bandera de la unidad patriótica", sentencia el abogado. Defienden así un proceso soberanista con acento en la cuestión social y no tutelado por la Generalitat, una postura que comparten con otras fuerzas como las CUP.