Publicado: 13.01.2016 19:10 |Actualizado: 13.01.2016 19:10

La Guardia Civil detiene a un expresidente del PP de Ciutadella por supuesta corrupción urbanística

El Ayuntamiento menorquín perdió dos millones de euros al aprobar en 2006 la permuta de dos terrenos. Avel·lí Casasnovas, entonces exconcejal de Urbanismo, y un constructor que ejerció de testaferro han sido acusados de malversación, cohecho, fraude y blanqueo.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:

PALMA DE MALLORCA.- La Guardia Civil ha detenido al expresidente del PP de Ciutadella y exconcejal de Urbanismo Avel·lí Casasnovas en el marco de una nueva operación contra la corrupción urbanística que se desarrolla en Menorca a instancias del fiscal anticorrupción Pedro Horrach, según han informado fuentes de la investigación.

Junto a Casasnovas también ha sido detenido el constructor Ildefonso Vinent, quien habría actuado como testaferro en el marco de estas pesquisas. Las investigaciones apuntan a las irregularidades en dos permutas de terrenos aprobadas en 2006 por el Consistorio de Ciutadella y que provocaron un perjuicio para el Ayuntamiento de unos dos millones de euros.

En concreto, los investigadores, en el marco de la operación Pomada, apuntan a la comisión de presuntos delitos de malversación, cohecho, fraude y blanqueo de capitales. No se descartan nuevos arrestos.



Tras su intervención el pasado lunes en la primera sesión del juicio por el caso Nóos, que se prolongó durante más de diez horas, Horrach se desplazó un día después hasta Menorca para dirigir la operación contra este supuesto amaño urbanístico.

En concreto, la promotora Nerer Inmobiliaria intervino en las permutas, que suponían que el Ayuntamiento adquiriese el Palau Saura Morell a cambio de ceder un solar en primera línea del Paseo Marítimo de la ciudad. Sin embargo, ese mismo día, 17 de marzo de 2006, Nerer vendió el terreno a la empresa Gel-Fux, sacando con ello un elevado rendimiento económico en perjuicio del Consistorio.

Según las conclusiones de la comisión de investigación que en 2008 llevó a cabo el Ayuntamiento en torno a estos hechos, Nerer actuó como "mera intermediaria" entre el Ayuntamiento y Gel-Fux en la permuta de la parcela "conocida como la joya de la corona, hasta ese momento de propiedad municipal, con el Edificio Saura Morell". Gel-Fux se había constituido el mes anterior.

El informe de la Corporación municipal señalaba así cómo Nerer fue propietaria de la parcela "probablemente por espacio de unos pocos minutos y en cualquier caso por menos de un día".

Es más, recalcaba que durante el período de más de 16 meses transcurridos entre la adquisición del solar por parte de Gel-Fux y el 25 de julio de 2007, en que se comunicó a urbanismo el cambio de propiedad, la empresa "falseó la realidad simulando que la propiedad seguía perteneciendo a Nerer, con la presunta complicidad de esta última sociedad".