Publicado: 03.03.2016 18:43 |Actualizado: 03.03.2016 23:30

Una guerra total entre Podemos y PSOE pondría patas arriba el mapa municipal y autonómico

Las principales ciudades y hasta cinco comunidades autónomas podrían volver a pasar a manos del Partido Popular en minoría o ir a elecciones anticipadas

Publicidad
Media: 2.63
Votos: 8
Comentarios:
Los alcaldes de las ciudades del cambio en una imagen de archivo.-EFE

Los alcaldes de las ciudades del cambio en una imagen de archivo.-EFE

MADRID.- No fue baladí que el portavoz parlamentario del PSOE; Antonio Hernando, empezara su conferencia de prensa recordando que Podemos y sus confluencias gobiernan ciudades tan importantes como Madrid, Zaragoza, Cádiz, Santiago de Compostela o A Coruña con el apoyo, “sin nada a cambio”, del PSOE. Fue todo un aviso y una muestra más del deterioro de las relaciones entre los socialistas y Podemos.

Hernando no quiso pasar de ahí, y tampoco quiso adelantar qué hará el PSOE cuando dentro de tres meses se cumpla el primer año de gobierno municipal y ya se puedan plantear mociones de censura. Se limitó a decir que ya lo estudiarían. Pero no dejó de ser un aviso a navegantes.



Lo cierto es que si se consuma la ruptura total entre PSOE y Podemos, el mapa municipal y autonómico puede dar un vuelco total. No es arriesgado anticipar que si el PSOE retira su apoyo o plantea mociones de censura en estas cinco grandes ciudades –y en muchas decenas más de municipios-, Podemos no se va a estar quieto y pueden caer hasta cinco gobiernos autonómicos en manos de los socialistas, pero que se sustentan con sus diputados: Extremadura, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Baleares y Aragón.     
También podrían caer otro buen número de ayuntamientos y diputaciones, ahora en manos del PSOE, por el apoyo de Podemos, que dejarían a los socialistas prácticamente sin poder territorial, porque en pocos sitios han conseguido ganar con mayoría absoluta o pactar con otros partidos.

Los pactos“están funcionando razonablemente bien en la mayoría de los casos”, según el PSOE

Es decir, que si ambas formaciones deciden ir al enfrentamiento total, el mapa autonómico y municipal sufriría un vuelvo radical en pocos meses, dejando de nuevo a un PP al frente de gobiernos autonómicos, municipales y de diputaciones provinciales, aunque siempre en minoría, lo que los haría prácticamente ingobernables.

Fuentes del PSOE indican que nadie quiere eso, y que es anticipar muchos escenarios. De hecho, aseguran que una cosa son las relaciones con Pablo Iglesias y el proceso de investidura, y otra la ligazón que existe entre ambas formaciones en Comunidades Autónomas y Ayuntamientos donde los pactos, en opinión de la dirección del partido, “están funcionando razonablemente bien en la mayoría de los casos”.

La dirección del PSOE, no obstante, insiste en que van a tardar mucho en cicatrizar las heridas por la intervención del pasado miércoles de Pablo Iglesias, y asume que el clima de relaciones está muy deteriorado, pero aún confía en que se abran vías de diálogo razonables.

De no ser así, los gobiernos municipales y autonómicos, que ahora se sustentan en PSOE y Podemos, estarán en pocos meses en una situación de inestabilidad política muy importante. Con un factor más a tener en cuenta. Actualmente, con las reformas estatutarias hechas durante la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero, la mayoría de las comunidades tienen la posibilidad de convocar elecciones anticipadas.