Público
Público

Gürtel La Audiencia Nacional permite a Correa no asistir al juicio de la Gürtel

El líder de la trama argumenta razones médicas, ya que se encuentra en prisión preventiva tras la sentencia del caso Fitur que está recurrida en el Supremo, como ocurre con Nóos, cuyos cabecillas están en libertad.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Francisco Correa, líder de la trama Gürtel, en el juicio de la trama. EFE

Los cabecillas de la trama Gürtel: Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, 'el Bigotes'. EFE

La Audiencia Nacional ha excusado a Francisco Correa, líder de la trama Gürtel, a asistir a las sesiones del juicio que se celebra en su sede de San Fernando de Henares (Madrid), ya que ingresó en prisión provisional el pasado 14 de febrero por orden del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana al apreciar riesgo de fuga tras haber sido condenado por las mordidas en el caso Fitur.

La dispensa ha sido solicitada por el abogado de Correa, Juan Carlos Navarro, al tribunal del caso Gürtel por razones médicas, quien permanece ingresado en la prisión de Valdemoro (Madrid).

El tribunal de Fitur no tuvo en cuenta, según él, el perjuicio que supone para la defensa la asistencia diaria de Correa al juicio de Gürtel, donde afronta penas totales de 125 años y un mes para Correa por diversos delitos de corrupción, blanqueo y fraude.

El cabecilla de Gürtel sólo acudirá a las sesiones en las que el tribunal considere que debe asistir o cuando así lo aconseje su abogado.

También Pablo Crespo, número dos de la trama, tiene previsto solicitar este viernes su dispensa de asistir a las sesiones del juicio.

Pablo Crespo argumentará razones humanitarias y se amparará en la Directiva 2016/343 (por la que se refuerzan en el proceso penal determinados aspectos de la presunción de inocencia y el derecho a estar presente en el juicio).

Su abogado, Miguel Durán, expondrá al tribunal que Crespo "nunca hubiera pedido esta dispensa", pero las condiciones de traslado desde las cárceles son "penosísimas".

El abogado se refiere así a las condiciones de traslado de detenidos de los presos preventivos para asistir a los juicios: deben estar listos de madrugada, son metidos en furgones que recorren los distintos destinos de cada preso y, en el caso de Gürtel, es frecuente que las sesiones continúen por la tarde de tal manera que Correa llegaría a la prisión bien entrada la noche, cada día.

En la sesión del juicio por la primera época de Gürtel que arranca mañana está previsto que comiencen a declarar los primeros de los 300 testigos llamados a declarar.

Los cabecillas de la trama Gürtel: Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, 'el Bigotes'.

Los cabecillas de la trama Gürtel: Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, 'el Bigotes'.

Entre los testigos se encuentran cinco exministros -Francisco Álvarez Cascos, Ángel Acebes, Rodrigo Rato, Jaime Mayor Oreja y Javier Arenas- y la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre.

Entre los primeros en declarar destacan el alcalde de Majadahonda (Madrid) Narciso de Foxá y los gestores de la fortuna de Bárcenas en Suiza, Agatha Stimoli y Frederic Mentha, informa Efe.

Las sesiones se reanudan después de que fueran suspedidas para que la cúpula de Gürtel asistiera a la vistilla del tribunal del caso Fitur, en Valencia, que los mandó a prisión preventiva por riesgo de fuga.

La defensa de Crespo ha solicitado al TSJ de la Comunidad Valenciana que revoque su medida cautelar de ingreso en prisión preventiva, en vista de que no existe riesgo de fuga y sus bienes están embargados.

Su letrado ha presentado un nuevo escrito este mismo jueves, tras conocer que Iñaki Urdangarin, marido de la infanta Cristina, y su socio Diego Torres han quedado en libertad sin más medida cautelar que la comparecencia mensual en un juzgado.

La "otra balanza" para Urdangarin

La defensa de Crespo considera que la Fiscalía Anticorrupción ha tenido un trato desigual entre los condenados de Gürtel y de Nóos, a pesar de que sean similares.

"Ahora se comprueba -explica el escrito- que la Fiscalía tiene otra balanza, otra vara de medir, totalmente distinta, para quienes también han sido condenados a penas equiparables" en el caso Nóos "permiitiéndoles no entrar en prisión si prestan una fianza".

La Fiscalía Anticorrupción pidió el pasado 14 de febrero el inmediato ingreso en prisión de Correa, su número dos, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, El Bigotes, por el "riesgo de fuga" tras ser condenados en el caso Fitur.

Dicha sentencia no es firme, como ocurre en el caso del marido de la infanta Cristina y su exsocio Diego Torres, condenados por la Audiencia de Palma en el caso Nóos que están en libertad y sólo tendrán que presentarse en un juzgado una vez al mes.

A diferencia del exduque, las defensas de Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez, el Bigotes, no consiguieron convencer al tribunal del caso Fitur que no había riesgo de fuga, ya que están embargados, tienen arraigo familiar y asisten desde octubre a las sesiones del caso Gürtel que se celebran en la Audiencia Nacional, bajo la vigilancia de la Policía.

En el caso de Urdangarín, la Fiscalía argumentó que no había riesgo de fuga porque está custodiado por sus escoltas. El tribunal, además, apreció que tiene arraigo familiar.