Publicado: 22.01.2016 16:56 |Actualizado: 22.01.2016 16:56

Guindos adelanta que la EPA de 2015 mostrará una fuerte caída del paro

El ministro asegura que España superará completamente la crisis en 2016, cuando el país haya sido capaz de recuperar toda la renta y la actividad perdidas durante estos años.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. EFE/Emilio Naranjo

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. EFE/Emilio Naranjo

MADRID.- El ministro de Economía y Competividad en funciones, Luis de Guindos, ha afirmado este viernes, ante la publicación la próxima semana de la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2015, que está "convencido" de que el año pasado ha sido el año en el que "más intensamente" se ha reducido el paro en la historia de España.

El titular de Economía, por otra parte, se ha mostrado convencido de que España superará por completo la crisis económica en 2016, cuando el país haya sido capaz de recuperar toda la renta y la actividad perdidas durante estos años.

En la rueda de prensa celebrada tras el Consejo de Ministros, Guindos ha indicado que la última EPA de 2015 mostrará una creación de empleo "intensa" y una "profunda caída" del paro, en un año histórico para la reducción del desempleo.



Guindos ha recordado que en 2009 el paro crecía a un ritmo superior al 80% y el empleo caía más de un 7%, pero esta evolución "se ha dado la vuelta", de manera que el desempleo baja ahora a tasas superiores al 10% y el empleo crece a un ritmo de más del 3%.

El ministro de Economía en funciones ha señalado que, durante la crisis, la evolución del empleo siempre fue peor que la del PIB hasta 2014, año en el que España empieza a crear más empleo que en la zona euro, con una tasa que actualmente triplica la de los países que comparten la moneda única. De hecho, actualmente España crece el doble que los países de la moneda común.

"El crecimiento económico en España es mucho más intenso en creación de empleo que en la zona euro", ha insistido el ministro.

Guindos se ha referido también a la calidad del empleo que se está creando en España. Así, ha indicado que la tasa de temporalidad actual (25%) está por debajo de la que había antes de la crisis (29%) y que los puestos de trabajo generados son a tiempo completo y no parcial.

"No es verdad que el empleo que se crea es a tiempo parcial. El empleo que se está creando es a tiempo completo y el tiempo parcial está siendo sustituido por el tiempo completo", ha asegurado.

Al mismo tiempo, el indicador del sentimiento económico, que pone de manifiesto la valoración que hacen los agentes económicos de la evolución de la actividad, empezó a caer fuertemente desde el año 2008 y remontó a mediados de 2012, cuando empezó a desparecer el riesgo de rescate. Ahora, según Guindos, está en máximos históricos y en niveles superiores a los había antes de la crisis.

La evolución del empleo

La temporalidad, que llegaba al 29% antes de la crisis, cayó al 23% en 2013 y ha remontado al 25% en el último año, prácticamente en el mismo nivel que en 2011 y "ligeramente por debajo" de la cifra que había en 2007. A su vez, las horas trabajadas han crecido más que el empleo estos últimos años, lo que demuestra que el empleo que se crea no es a tiempo parcial.

Por otro lado, Guindos ha puesto de manifiesto el "brutal" problema de endeudamiento que tenía la economía española y que se ha corregido considerablemente estos años. Tal y como ha dicho, el endeudamiento privado se ha reducido en casi 45 puntos de PIB y se ha quedado por debajo del 175%, a pesar de la recuperación del crédito nuevo, que ha pasado de caer a más del 20% a crecer a un 18%. Esta evolución se ha trasladado al Tesoro Público, que ha bajado casi un punto el coste de financiación durante esta legislatura. En concreto, el organismo ha pasado de pagar cerca del 4% a pagar el 3,15%.

El cambio de modelo

Además, España ha pasado de tener un elevado déficit en su balanza de pagos, que ponía de manifiesto el elevado problema de competitividad y endeudamiento del país, a registrar superávit, algo que, según Guindos, supone la señal más evidente de la sostenibilidad futura de la economía española. "Esto muestra el cambio de modelo económico", ha dicho el ministro, tras asegurar que las exportaciones han pasado de representar el 25% del PIB español a suponer el 33,6%, mientras que la construcción ha pasado del 20% al entorno del 10%.

En este contexto, el déficit público, que llegó a superar el 11% en 2009 y que rondaba el 9% al inicio de la legislatura del PP, se ha reducido a la mitad estos cuatro años. Además, la deuda pública, que rondaba el 40% antes de la crisis, ha crecido mucho estos años, aunque ya se ha estabilizado y empezará caer en los próximos doce meses.

España puede mirar al futuro de forma diferente

Tras repasar estos datos, Guindos ha insistido en que España ha vivido la "peor crisis de su historia reciente", aunque ahora puede mirar al futuro "de una forma completamente diferente", a pesar de la desaceleración mundial, vinculada, sobre todo, a los países emergentes y al cambio de política monetaria por parte de la Fed.

Según Guindos, no se puede "exagerar" y hablar de una nueva "gran depresión", puesto que sólo se trata de una desaceleración y una "caída intensa" de los precios de las materias primas, con efectos positivos y negativos según la economía. De hecho, para España la caída del crudo supondrá un ahorro de 15.000 millones en la balanza de pagos, una caída de un punto más en la inflación y medio punto de crecimiento adicional.

Guindos ha recordado que España ha entrado en el año 2015 "con una velocidad de crucero del 3,5%", creando empleo, con una inflación estable y equilibrio en la balanza de pagos. "Nunca habíamos tenido un cuadro como con el que teóricamente vamos a cerrar el 2015", ha dicho.

A Bruselas no le preocupa mucho la desviación del déficit

Preguntado por el déficit y por la posición de Bruselas, ha recordado que el Eurogrupo acordó con España una actualización de las cifras tras el cierre del año 2015 y una vez que se forme el nuevo Gobierno, aunque indicó que a Bruselas no le preocupa excesivamente una desviación de unas décimas, sino la posibilidad de que se produzca una "desaceleración intensa" de la economía por problemas de confianza y credibilidad.

Si esto se produce, según Guindos, no hay "la más mínima duda" de que España no podrá cumplir con los objetivos de déficit. "Y ese es el riesgo fundamental", ha dicho, tras asegurar que lo que Europa y los inversores temen es que se reviertan las reformas y que el nuevo Gobierno no tenga una posición tan clara en el tema catalán.