Público
Público

Hacienda da un portazo a Ignacio González

La secretaria de Estado de Presupuestos afirma que el Gobierno no acometerá la reforma del sistema de financiación autonómica antes de finales de año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, señaló este lunes que el Gobierno no acometerá la reforma del sistema de financiación autonómica antes de finales de año, como urgen algunas comunidades, entre ellas Madrid, aunque admitió que el actual modelo 'no es bueno'. 'La agenda es la que es; en primer lugar se abordará la reforma tributaria', afirmó.

Así lodijo en una entrevista concedida a la Radio Galega, al ser preguntada por la información publicada este lunes por El País, según la cual el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, reclama una reforma del sistema de financiación antes del 1 de enero. 'No, no será así', replicóFernández Currás.

'Algunas comunidades están metiendo especial urgencia y eso forma parte de su discurso político. El Gobierno hará lo que tiene que hacer', aseguró al tiempo que destacó que el sistema vigente 'nació con vocación de permanencia, con lo que la urgencia que están imponiendo no tiene mucha lógica'..

En relación a si teme un plante de las comunidades más ricas, la secretaria de Presupuestos indicó que 'la solidaridad es una cuestión de ciudadanos, no de territorios', para añadir que el actual 'no es un buen sistema'.

'Muchas veces me escucharon a mí misma hablar de ese sistema de financición, pero es el que hay en estos momentos', apuntó Fernández Currás, que ocupaba el puesto de conselleira de Facenda de la Xunta de Galicia cuando se aprobó el modelo vigente, con la abstención de Galicia. 'La urgencia de otras reformas estructurales exige demorar o establecer una cierta secuencia y lógica de la que estoy hablando', zanjó

Respecto al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, muy criticado en los últimos días por afirmar que los salarios no han bajado, la secretaria de Presupuestos salió en su defensa y aseguró que es 'un ministro excepcional, que sabe muy bien lo que está haciendo, es una pieza fundamental del Gobierno y tiene muy claro a dónde tiene que ir España'. 'A veces ocurre que las decisiones no son agradables, ni siquiera a él le gustan'.