Publicado: 19.05.2015 22:54 |Actualizado: 19.05.2015 22:54

"Hay patriotas en Catalunya que confunden patria con patrimonio y se lo llevan a paraísos fiscales"

Pedro Sánchez aprovecha el acto central de campaña del PSC, celebrado en Barcelona, para arremeter contra el gobierno catalán y responder a Mariano Rajoy: "Es un presidente del pasado y pasivo"

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:
Pedro Sánchez y Jaume Collboni, en el acto en Barcelona. EFE/Andreu Dalmau

Pedro Sánchez y Jaume Collboni, en el acto en Barcelona. EFE/Andreu Dalmau

BARCELONA.- El Centre de Convencions Internacionals de Barcelona ha acogido esta tarde el acto central de campaña del PSC. A cinco días de las elecciones municipales, los socialistas han querido exhibir músculo rodeando a su candidato a la alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni, con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta.

Si por la mañana Sánchez se comprometía, durante su visita por Girona, a impulsar una reforma constitucional que "reconozca un modelo de relación diferente entre Catalunya y España" y se mostraba convencido de que el PP "abrirá las puertas" a una reforma federal, por la tarde, en el recinto del Fórum, repartía a diestro y siniestro y atacaba directamente al gobierno catalán en general y a CIU en particular. "Hay que votar para dejar atrás a los patriotas que dan lecciones de patria pero que confunden patria con patrimonio y se lo llevan a paraísos fiscales", ha subrayado en una de sus declaraciones más jaleadas.

El líder del PSOE tampoco ha desaprovechado la ocasión para contestar a Mariano Rajoy, que esta mañana declaraba: "¿Quién se acuerda del paro?". "Se acuerdan los padres que ven a sus hijos emigrar, los hijos que ven a sus padres sin empleo o los mayores que ayudan a sus hijos para llegar a final de mes…", ha listado antes de declarar que "cada engaño de Rajoy es un motivo más para mandarlo a la oposición". "Es un presidente del pasado y en pasivo", ha ironizado, porque, gracias a sus reformas, "los trabajadores cobran sueldos de 1990". También ha utilizado la supuesta transparencia de su partido para atizar a los populares. "Nuestras cuentas se pueden consultar a través de nuestra página web, las del PP hay que preguntar a Bárcenas".

En clave municipal, Sánchez se ha mostrado orgulloso del PSC, a quien ha reconocido como el "único" partido que ha apostado por la "concordia y la convivencia" en Catalunya. "Nosotros unimos e integramos, sabemos comprender la diversidad de España", ha recalcado. "Por eso me avergüenzo de José Ignacio Wert, un ministro de educación que no asume riqueza de la pluralidad lingüística".

"Vamos a alumbrar la España federal", ha reconocido ante los aplausos de los centenares de personas que han llenado el centro de convenciones barcelonés. Finalmente, Sánchez también ha lanzado algún dardo a Barcelona en Comú, Ciudadanos y Podemos. A la candidatura liderada por Ada Colau la ha aludido al pedir a los ciudadanos de la capital catalana que no se abracen "a la incertidumbre". Sobre la formación de Pablo Iglesias ha dicho que es "un insulto" que sigan hablando de la Constitución de 1978 "como un régimen". "Tenemos 136 años de historia, somos el partido que más elecciones ha ganado", ha enfatizado. "Que no nos den lecciones". La nota de color, fuertemente aplaudida, la ha puesto cuando se ha despedido pidiendo el voto de Jaume Collboni en un más que correcto catalán: "Perquè Barcelona es mereix un alcalde de progrés" (Porque Barcelona se merece un alcalde de progreso).

Por su parte, Jaume Collboni ha pedido a Pedro Sánchez que, cuando sea presidente del gobierno español, sea un presidente "amigo de Barcelona". El candidato socialista ha alertado de que, en los últimos cuatro años, Barcelona ha sufrido "una guerra fría" y ha prometido que su candidatura derribará "los muros de la crisis y las desigualdades que ha levantado la derecha". También ha criticado la politización de ciertos actos culturales vividos y celebrados en Barcelona a lo largo de los últimos años. Sin entrar en muchos detalles, se ha comprometido a que, si él llega al poder, Barcelona recuperará "la cultura al servicio de la cultura y no al servicio de una causa". El candidato socialista, que ha definido su partido como "una escuela de democracia y municipalismo", ha acusado de "insensibles" a Artur Mas, Mariano Rajoy y Xavier Trias. A este último, rival a batir, le ha acusado directamente de jugar a dos bandas. "Se ha sometido al proyecto independentista de Mas pero ha callado ante Rajoy a la hora de exigir inversiones".



En un tono menos comedido se ha dirigido a Ada Colau, candidata por BComú, a quien ha acusado de demostrar "una soberbia impropia". "Las lecciones se dan desde la obra hecha y la experiencia. Le recomiendo humildad y respeto", ha afirmado. Sobre la candidatura de Colau, Collboni ha enfatizado en los peligros que entraña su corta trayectoria. "Es un proyecto improvisado, sin garantías ni capacidad de gobernar esta ciudad".

Iceta no quiere que todo se reduzca a "inercia""

El acto, que se ha iniciado con 30 minutos de retraso, ha arrancado al ritmo de Jump, de Van Halen, y entre solos de guitarra ochenteros ha tomado la palabra Miquel Iceta, que ha recordado que el de hoy era su acto número 157 de la campaña. "Somos una fuerza imparable", ha expresado. El primer secretario del PSC ha vuelto a hacer gala de su fina ironía para tirar con bala. "La tradición socialista no se inventa en un plató de televisión", ha dejado caer nada más empezar su discurso. Sobre el pulso Xavier Trias-Ada Colau -"así han querido reducir la batalla electoral"-, ha alertado que su partido no está dispuesto a resignarse "entre el pasado y la incertidumbre, entre la inercia y el descalabro".

Seguidamente ha pedido el voto socialista para todas las alcaldías catalanas: "Queremos ayuntamientos que no estén supeditados al acuerdo independentista de ERC y CIU". Con una puesta en escena intencionadamente teatral, ha recordado que el tiempo les está dando la razón, al recordar que el nuevo presidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, se ha expresado en términos poco recomendables al hablar de la Declaración Unilateral de Independencia o que Oriol Junqueras, alcalde de Sant Vicenç del Horts y líder de ERC, haya sacado la estelada del balcón del ayuntamiento porque "no representa a todo el pueblo". "¡Bienvenidos a la sensatez y a la razón!", les ha dedicado con una amplia sonrisa.

Pedro Sánchez se hace un 'selfie' durante su acto en Barcelona. EFE/Andreu Dalmau

Dos bastiones del 'cinturón rojo'

Las alcaldesas socialistas de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon, y de L'Hospitalet de Llobregat, Núria Marín, también han querido dar su apoyo a Jaume Collboni. Dos pesos pesados del 'cinturón rojo' barcelonés que han levantado de la silla a los asistentes con discursos muy enérgicos y en los que han combinado tanto el catalán como el castellano.

Parlon se ha referido a "la Catalunya real" como la "Catalunya de la gente con problemas". Ha agradecido a todos los vecinos de la ciudad que gobierna por luchar "por sus derechos". Y ha atizado a CiU tanto en el ámbito autonómico como municipal: "Mientras levantan banderas y son incapaces de negociar un mejor financiamiento, la gente lo sigue pasando mal". En este sentido, ha reconocido que "los ayuntamientos socialistas estamos parando el golpe". Santa Coloma de Gramenet limita con Badalona, ciudad gobernada por el popular Xavier García Albiol. A él ha dedicado sus últimas palabras: "Nosotros no vendemos crecepelos a los calvos, ni decimos que vamos a limpiar nuestras ciudades, trabajamos para la integración y los derechos de la ciudadanía".

Por su parte, la alcaldesa de L'Hospitalet ha dicho estar "muy orgullosa" de que Susana Díaz ganara las elecciones en Andalucía y ha expresado su deseo de ver a Iceta y a Sánchez "presidiendo Catalunya y España, respectivamente". También ha lamentado que muchos "exconsellers y exalcaldes socialistas" estén hoy detrás de candidatos de ERC y CIU "para hacerse la foto". "Me da mucha pena", ha reconocido, "porque ser socialista se lleva en el corazón".

Para terminar, ha recordado que los ayuntamientos socialistas son "los únicos" que tienen "solvencia y experiencia" para afrontar la crisis económica que, según ella, no interesa ni a PP, ni a CIU ni a ERC. "Nos han dejado solos pero nosotros estamos aquí". En un momento del mitin, en el que también ha acudido el exalcalde barcelonés Jordi Hereu, el actor y director Abel Folch, conductor del acto, ha hecho una broma cuando ha citado a Pablo Iglesias, fundador del Partido Socialista Obrero Español. "Hablo del de verdad, claro", ha espetado ante las risotadas del público.