Publicado: 22.11.2015 18:13 |Actualizado: 22.11.2015 18:13

El hermano de Salah Abdeslam le pide que se entregue: "Prefiero verle en la cárcel a verle en el cementerio"

Mohamed Abdeslam ha sido puesto en libertad sin cargos tras declarar ante la policía belga en Bruselas. Asegura que "no había ninguna señal" de que su hermano se preparara para participar en un ataque terrorista.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El hermano del presunto terrorista Salah Abdeslam, Mohammed Abdeslam, ha sido puesto en libertad sin cargos en Bruselas. EFE/Olivier Hoslet

El hermano del presunto terrorista Salah Abdeslam, Mohammed Abdeslam, ha sido puesto en libertad sin cargos en Bruselas. EFE/Olivier Hoslet

BRUSELAS.- Mohamed Abdeslam, hermano de Salah Abdeslam, en busca y captura internacional por su presunta implicación en los ataques de París, ha vuelto este domingo a pedirle que se entregue a la Policía, y ha subrayado que prefiere "verle en la cárcel a verle en el cementerio".

En una entrevista con la cadena pública francófona RTBF, Mohamed Abdeslam ha asegurado que no se dio cuenta de la radicalización de Salah, ni de su otro hermano, Ibrahim, uno de los supuestos terroristas que se inmolaron en los atentados de París.

"Hace seis meses vi un cambio en sus comportamientos. Pero el hecho de vivir de manera más sana, de rezar, de no beber ya alcohol, de ir a la mezquita de vez en cuando, no es directamente una señal de radicalización. No tenían un discurso que hiciera pensar en una radicalización", ha indicado.



Mohamed se ha mostrado convencido de que más que radicalizados, sus hermanos fueron "manipulados", y confía en que en el último momento su hermano Salah cambiara de opinión en París y no participara en los ataques.

"Salah es muy inteligente. En el último minuto ha decidido deshacer el camino. Ha visto algo que no correspondía a lo que esperaba y ha retrocedido. Recuerdo que en estos momentos no sabemos si realmente ha matado, si estaba en el lugar", indicó.

Por ello, le ha reiterado su petición de que se entregue a las autoridades, "para que pueda darnos respuestas, no solo a la familia, sino también a la gente y a los allegados de las víctimas". "Preferimos verle en la cárcel que en un cementerio", ha subrayado.

Ha explicado asimismo que vio a sus dos hermanos dos o tres días antes de su marcha a París y que "no había ninguna señal" de que se prepararan para participar en un ataque. "No ha habido adiós, ni hasta luego. Yo estaba unido a mis hermanos, formaban parte de mi vida, teníamos conversaciones banales", ha asegurado.

En la noche del miércoles al jueves no fueron a dormir a casa, algo que consideró que no era "nada alarmante, ocurría con regularidad, son jóvenes. Yo no me preocupé. Al volver del trabajo, mi madre me dijo que se habían ido de viaje, a esquiar". Ha afirmado también que no estaba al corriente de que Salah estaba siendo seguido por la seguridad del Estado ni de que Ibrahim había intentado viajar a Siria.