Publicado: 17.11.2016 23:18 |Actualizado: 17.11.2016 23:18

Los hombres del nuevo ministro Zoido al frente de Interior

José Antonio Nieto, secretario de Estado de Seguridad; Germán López, director general de la Policía; José Manuel Holgado, de la Guardia Civil y Gregorio Serrano de Tráfico. 

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:
Zoido

Zoido

@patricialopezl

MADRID-. José Ignacio Zoido lava la cara a los hombres del Ministerio del Interior. Desconocidos, sin experiencia en política nacional y sin tachas destacables. No hay rastro de Fernández Díaz, al menos a primera vista. Su mano derecha será José Antonio Nieto Ballesteros nuevo secretario de Estado de Seguridad en sustitución de Francisco Martínez, quien se ha visto envuelto en todas las extrañas operaciones e informes apócrifos del anterior ministro.  

Ballesteros es licenciado en Derecho por la Universidad de Córdoba y tiene 46 años. Acaba de entrar en el Congreso de los Diputados, después de perder en 2015 la alcaldía de Córdoba. Un total desconocido en la política nacional aunque su militancia se remonta a los años 90, cuando comenzó en el Centro Democrático y Social (CDS) antes de dar el salto al Partido Popular. 



Directores generales

Zoido también ha ido a buscar a los directores generales de la Policía, de la Guardia Civil y de Tráfico al ámbito de la política territorial. Germán López Iglesias sustituye como director general de la Policía a Ignacio Cosidó, quien no le deja un buen legado en la institución. 

Este ingeniero agrónomo, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Badajoz hasta ayer, tuvo su primer encuentro con la organización de cuerpos policiales cuando en 2012 asumió la Delegación del Gobierno de Extremadura. Su predecesor, Alejandro Ramírez del Molino, tuvo que dimitir por incompatibilidad con unas farmacias que poseía. Sin embargo, López abandonó el cargo para volver a la política municipal. 

Las fuentes consultadas se sorprenden por el nombramiento: "Le llamaban 'el picoleto'. A él seguro que le hubiera gustado más la Guardia Civil".  Destacan de él "un carácter contundente", pero "todo va a depender de a quién nombra de Director Adjunto Operativo (DAO) para saber si tiene la misión de poner orden o de seguir como estamos", diagnostican fuentes policiales.   

Al frente de la Guardia Civil se sitúa José Manuel Holgado Merino, tras el paso de Arsenio Fernández de Mesa.  Hasta ahora era magistrado de la Audiencia Provincial de Sevilla y es un hombre de la máxima confianza del ministro, pues juntos han compartido carrera judicial, además de política.  En estos momentos, la Guardia Civil lleva las operaciones contra la corrupción que se instruyen en los juzgados españoles. Fuentes de este cuerpo creen que "va a ser menos recto que Fernández de Mesa y esperemos que aborde los derechos que venimos reclamando los guardias civiles".
 
De Sevilla también viene Gregorio Serrano López, director general de Tráfico, que hasta ahora ha sido portavoz adjunto del grupo popular en el Ayuntamiento de Sevilla.