Publicado: 12.12.2013 10:48 |Actualizado: 12.12.2013 10:48

Homs: "La Historia no puede ser una piedra que tirarse a la cabeza"

El conseller de Presidencia catalán defiende que el simposio "no tiene ninguna pretensión de imponer nada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Francesc Homs, ha asegurado que el simposio 'España contra Catalunya' no tiene "ninguna pretensión de imponer nada" y ha lamentado que haya dirigentes políticos que "usen" la Historia para ganar posiciones que no obtuvieron en las urnas.

"Nunca se nos pasaría por la cabeza decir que hay una verdad. No hay una verdad ni la verdad", ha destacado Homs, que ha recalcado que el simposio se hace desde una perspectiva académica y que las personas que intervienen tienen un amplio currículum y merecen ser escuchados por su trayectoria científica.

"La Historia no puede ser o no debería de ser una especie de piedra para tirársela a la cabeza", ha considerado el consejero, que ha añadido que en la actualidad, lo que hay que ofrecer a la población son argumentos y no imposiciones.

Homs, además, ha criticado las palabras pronunciadas ayer por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que aseguró que la transferencia a las comunidades autónomas de la gestión educativa "fue un error".

"Podría poner muchos ejemplos de algunos que hace 30 años defendían unos valores y ahora dicen defender otros. De hecho ayer mismo hubo un ataque de sinceridad por parte de una dirigente de la política española que dijo que fue un error el traspaso de competencias en enseñanza", ha afirmado Homs, en alusión a la presidenta de Castilla-La Mancha. 

El dirigente de CiU ha señalado que, si este es el objetivo del PP, lo tiene "más difícil" en el actual contexto autonómico con las competencias traspasadas a las comunidades y ha lamentado que se pueda pensar que "a la población se la puede evangelizar o instruir sin que tenga una visión crítica".

A las puertas del IEC se ha concentrado una decena de manifestantes con banderas catalanas y españolas, y pancartas con lemas como "los nacionalistas están locos" para denunciar la "lamentable falta de rigor" del simposio, pagado con dinero público, según ha explicado Manuel Parra, del movimiento España y Catalanes.