Publicado: 20.05.2014 00:05 |Actualizado: 20.05.2014 00:05

El horror del franquismo visto por siete adolescentes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 

Carlos, Julia, Luis, Clara, Santiago, Carla y Aitana entraron a colaborar en un documental como un juego, y sus vidas se han transformado tres años después para convertirlos en personas de alto compromiso político. Estos siete alumnos de bachillerato, escogidos al azar, dieron un salto en el tiempo para ser los protagonistas de un documental sobre el horror de la Guerra Civil y el franquismo. Este documental va a ser proyectado el miércoles en el I Congreso de Justicia Universal que se celebra en Madrid.

"A pegada dos avós" ("La huella de los abuelos"). Bajo este título, los siete jóvenes conocen de primera mano los testimonios de las víctimas y transmiten a la sociedad actual la empatía que sienten respecto a estas vidas rotas. [Ver tráiler]

Estos siete alumnos de instituto saltan 75 años atrás y, con sus gafas de hoy, ven lo ocurrido con las víctimas y sus familias, para volcar después sus preguntas, sus miedos y su rabia en sus videoblogs incluidos en el documental.

Fueron dirigidos por Xosé Abad, quien reconoce que el proyecto transformó a sus siete protagonistas: "Decían que no se imaginaban que podrían sentir una realidad tan lejana en la piel, tocando con sus dedos los agujeros de una tapia frente a la que habían paseado sin ser conscientes de lo que esos agujeros significaban". Este documental se puede visionar on line a través de la plataforma Filmotech.

El director del documental destaca que los siete adolescentes fueron escogidos al azar, tenían procedencias y sensibilidades distintas, hasta el punto que uno de ellos cuenta que su abuelo fue fusilado por los republicanos. El rodaje comenzó en 2011 y duró dos años.

Los alumnos del Instituto Adormideras de A Coruña son los verdaderos protagonistas. Y, a través de sus ojos y sus sentimientos, el espectador asiste al relato de Gabriel Toimil, que muestra en el documental el muro donde fusilaron a su madre, Amanda García. Condenada en un consejo de guerra, se esperó a que diese a luz a Gabriel antes de asesinarla en esa tapia del Castillo de San Felipe, en 1936, que los jóvenes tocan con sus dedos. Toimil falleció el pasado 2 de mayo, pero "su testimonio ya está salvado: esa es la importancia de estos documentales que rescatan la memoria", destaca Abad.

O el de Mariquiña, la hija de José Villaverde Velo, secretario general de la CNT, fundador de periódicos -¡¡Despertad!! y Solidaridad Obrera- quien fue fusilado tras negarse a liderar los nuevos sindicatos falangistas.

Fueron ellos, los estudiantes, quienes escogieron a esas dos víctimas de una lista que se les entregó. Y ellos escogieron también a quién entrevistar en este documental que se convirtió en un viaje interior y los ha transformado en siete adultos de marcado compromiso político. Hoy, tres años después, estudian en universidades de Madrid y Pontevedra, y reconocen que en sus vidas hay un antes y un después del documental.

El reportaje se elaboró en 2011 y los protagonistas son los entonces adolescentes Carlos Gallego, Julia Lago, Luis Lloréns, Clara López, Santiago Martín, Carla Souto y Aitana Rodríguez. En su trabajo, entrevistan también al escritor Manuel Rivas, así como al exjuez Baltasar Garzón, el historiador Emilio Grandío o Fernando Souto, presidente de la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica de A Coruña.

"La huella de los abuelos" se proyectará en Madrid este miércoles, a las ocho de la tarde, durante la celebración del I Congreso de Justicia Universal. Ha sido recientemente premiado en México en el VIII Encuentro Hispanoamericano de Cine y Vídeo Documental Independiente.

Abad es coautor del guión de "A pegada dos avós", junto a Sandra Rey, editora a su vez del documental. La película ha sido financiada gracias a la ayuda de una campaña de crowfunding. La iniciativa partió de la Comisión para la Recuperación de la Memoria Histórica de A Coruña y contó con el apoyo de  la Fundación Internacional Baltasar Garzón, la Fundación 10 de Marzo, La Fundación 1º de Mayo, la Asociación Memoria Histórica Democrática y la A.C. Fuco Buxán.