Público
Público

GOVERN ENCARCELADO "Huelga, huelga general", "No es justicia, es dictadura"

Miles de personas se han concentrado ante la sede del Parlament de Catalunya y de los ayuntamientos de las capitales de comarca, en la reanudación de las movilizaciones, ahora para reclamar la liberación de los miembros del gobierno catalán encarcelados este jueves. Liberación que también ha exigido el president del la Generalitat, Carles Puigdemont, que ha pronosticado una "represión larga y feroz" y ha llamado a combatirla sin violencia.

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 6
Comentarios:

Concentración ante el Parlament de Catalunya, en protesta per el encarcelamiento de ocho consellers de la Generalitat

El encarcelamiento de nueve miembros del Govern de la GeneralItat -todos los que han ido a declarar este jueves a la Audiencia Nacional, -ocho en prisión preventiva incondicional y uno, Santi Vila, que podrá salir en libertad en cuanto pague una fianza de 50.000 euros- ha sido contestada casi de forma inmediata con movilización ciudadana en las calles y, un poco más tarde por el propio president de la Generalitat Carles Puigdemont desde Bruselas.

Puigdemont denuncia el "golpe contra las elecciones"

En una breve declaración institucional transmitida por TV3, Puigdemont ha denunciado que, con el encarcelamiento de todos sus consellers que no se encuentran con él en Bruselas, el gobierno español "renuncia al diálogo necesario" y apuesta "por la vía de la represión "para resolver" un problema político ".

Puigdemont ha calificado los encarcelamientos de "golpe contra las elecciones del 21D", que ahora se celebrarán "en un clima de represión inaceptable en Europa". "Ya no es un asunto español", ha añadido, aludiendo directamente a la comunidad internacional y europea.

"Exijo la liberación del vicepresident y de los consellers". "Encarcelar a un gobierno para cumplir con su programa electoral aprobado en el Parlament es situarse fuera de la ley", ha dicho, antes de pronosticar una "represión larga y feroz", ante la "furia desbocada" del Gobierno español. En este escenario, el presidente catalán ha llamado a "no desfallecer" y "combatir" esta represión "como lo hacemos los catalanes, sin violencia y en paz", "con respeto por todas las opciones". "Entre barrotes, el gobierno de Catalunya es infinitamente más digno que sus carceleros", ha concluído.

Miles de personas se han concentrado ante el Parlament de Catalunya, en el parc de la Ciutadella, en un acto, inicialmente convocado a las 19h, en solidaridad con los políticos catalanes privados de libertad, pero que se ha avanzado espontáneamente en conocerse la orden de prisión incondicional. Al mismo tiempo, tenían lugar actos de protesta ante los ayuntamientos de las capitales de comarca y de otras poblaciones de todo el territorio, así como multitud de otras protestas espontáneas.

"Huelga, huelga general", "no es justicia, es dictadura", ha sido el clamor más unánime y frecuentes entre la multitud que se han concentrado ante el Parlamento. Muchos de los asistentes portaban carteles y pancartas -algunos de ellos distribuidos por las entidades convocantes, el ANC y Òmnium- con la leyenda "libertad presos políticos". Y este ha sido el título del manifiesto que han leído los actores Joel Joan y Carme Sansa, que han pedido disculpas por la media hora de retraso con que ha comenzado el acto porque "teníamos preparado un manifiesto, y hemos tenido que hacer otro "tras el encarcelamiento de los consellers.

"Libertad, libertad"

Ambos actores han hablado de la ilusión de ver nacer la República, han recordado que ante ello el gobierno español disolvió y cesó un gobierno y un Parlamento "totalmente legítimos", elegidos el 27 S en "elecciones legales", que asumió el encargo de "culminar el proceso independentista". Explicaron que este encargo se reiteró en el referéndum del 1 de octubre y que para cumplirlo, "nuestro Gobierno legítimo se encuentra detenido".

"Ya teníamos ejemplo" de esta persecución, han recordado, con la "detención preventiva" de Jordi Cuixart y Jordi Sánchez.

"Lo denunciaremos incansablemente todo el mundo", han exclamado, entre gritos de "libertad, libertad". "La actuación de hoy supone la demostración de lo que es el Estado español", han dicho. "El Gobierno del PP, con la complicidad del partido socialista y de Ciudadanos, cesaron gobierno legítimo". "Nunca antes, desde el fin del régimen franquista, Cataluña había sufrido una represión de estas características", señalaron y acusaron España -como han hecho muchos otros dirigentes soberanistas estos días- de "falta de calidad democrática".

"Arrasar en las urnas"

"No podemos permitir", continuaba el manifiesto, "que lo que se eligió en las urnas nos sea arrebatado por la fuerza". "Salgamos a la calle, pacíficamente, para exigir la libertad de los Jordis y del gobierno legítimo, han pedido, al tiempo que explicaban que el presidente Puigdemont y algunos consejeros se encontraban en Bruselas para denunciar en Europa la conculcación de los derechos humanos en el España. Entre la multitud, en este momento ha estallado otro grito unánime: "Vergüenza de Europa".

"Catalunya ha sufrido un verdadero golpe de Estado". "No nos dejaremos tomar las instituciones catalanas", han concluído.

En el mismo sentido se pronunció posteriormente la ex presidenta del Parlamento, Núria de Gispert (Demócratas). "El día 21 tenemos que arrasar en las urnas. Tenemos que demostrar al mundo que no tenemos miedo a votar", ha pedido. "Catalunya sólo tiene la gente, pero la gente es lo más importante que puede tener un pueblo", ha afirmado.

Entre los concentrados se encontraba el ex-dirigente del PSC y ex-coordinador del Pacte Nacional pel Referèndum, Joan Ignasi Elena, que en declaraciones a Públic ha afirmado que "se ha dado un paso de involución democrática, que se ha de resolver en las urnas". "Más que nunca estaremos movilizados. Ganará la libertad. Estas elecciones serán un clamor", ha explicado. "Están maltratando la democracia, el gobierno español y sus cómplices".

Carles Riera y Albert Botran, de la CUP, han hecho un llamamiento a "la movilización permanente y continua" contra el régimen, que han calificado como dictatorial. Y han insistido en que esta movilización se debe hacer en la perspectiva de una huelga general, de tantos días como sea necesario hasta conseguir la recuperación de las instituciones catalanas.

Elisenda Alamany, portavoz de Catalunya en Comú, ha explicado que con el encarcelamiento del gobierno "legítimo" de Catalunya, "gusten o no sus posiciones", se ha producido "uno de los episodios más oscuros de nuestra historia como país , porque "no sólo encarcelan consejeros sino también la voluntad de un pueblo".

"Estamos en una escalada represiva y judicial que merece nuevos consensos", dijo, y reiteró la reivindicación "de amnistía para todos los presos políticos", así como la retirada de la aplicación del artículo 155, pidiendo que todas las fuerzas políticas que se presenten a las elecciones al Parlamento de Cataluña lleven estos dos mensajes en su programa electoral.

Alamany se ha dirigido además al partido socialista para decir que "ha llegado la hora de poner fin a sus equilibrios políticos" y de escuchar a sus alcaldesas y alcaldes, disconformes con el apoyo dado al gobierno del PP, en clara referencia a la decisión del alcalde Terrassa de romper con el PSC.

En relación a la huelga general que estaba en boca de miles de personas que habían acudido al acto de protesta, Alamany ha pedido calma, prudencia y serenidad, para poder tomar "decisiones colectivas", en favor de un "frente democrático".

El encarcelamiento de los consejeros de la Generalitat, según Albano Dante Fachín "lo cambia absolutamente todo". El líder de Podem Catalunya ha pedido una "respuesta unánime" de las fuerzas que se oponen al 155. "Hay que hacer temblar las bases de este Estado antidemocrático", ha subrayado. Ha reclamado una "respuesta colectiva" ante esta situación excepcional y ha advertido que cualquier partido que el 21D "ponga por delante sus intereses" por encima de esta necesidad "habrá demostrado que no está a la altura".

En relación al clamor en favor de una huelga general, Albano Dante Fachín ha expresado su voluntad de hablar con todo el mundo para que se dé una movilización como las que tuvieron lugar los días 1 y 3 de octubre. "Entonces nadie se preguntaba quién era independentista y quién no", "hay una respuesta unitaria", ha insistido.

También ha protestado contra las detenciones la alcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colau. Pero no en el Parc de la Ciutadella, sino al Ayuntamiento. "Hoy es un día negro para la democracia y para Catalunya", ha afirmado, en un mensaje institucional. Ha lamentado el "despropósito jurídico" y el "grave, gravísimo error político" del Estado, que "nos aleja de la solución".

"La relación entre Catalunya y España debe resolverse con las urnas, no con la cárcel", ha señalado. Y ha calificado el encarcelamiento no sólo de ataque "a las instituciones catalanas", sino también a los "mismos fundamentos democráticos del Estado español".