Público
Público

Cipollino: el espía Puigdemont Dos humoristas rusos le cuelan a Cospedal que Puigdemont es un espía de Moscú

La agencia rusa Sputnik difunde el vídeo de la conversación telefónica en la que un humorista se hace pasar por el ministro de Defensa de Letonia para ofrecer su ayuda al Gobierno español ante el desafío catalán

Publicidad
Media: 4.42
Votos: 26
Comentarios:

Dolores de Cospedal. EFE

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha sido víctima de una broma por parte de dos humoristas que se hacen pasar por miembros del Ministerio de Defensa de Letonia para informarle de que el expresidente catalán Carles Puigdemont es un espía ruso apodado Cipollino.

La broma ha sido difundida por la agencia rusa de noticias Sputnik. En el vídeo de la conversación el humorista ruso Alexéi Stoliarov se identifica como el ministro letón de Defensa y se ofrece a Cospedal a compartir con ella información de los servicios de inteligencia de Letonia sobre el papel de Rusia en el conflicto catalán.

Entre otras cuestiones, informa a la ministra española de que el expresident Puigdemont trabaja "para la Inteligencia rusa desde hace tiempo" y que su apodo es Chipolino'. Asimismo, le indica que el 50% de los turistas rusos que viajan a Catalunya son, en realidad, "del servicio especial de Rusia". "¿El 50%?", pregunta incrédula Cospedal.

En varios momentos de la conversación, en la que también interviene el humorista Vladímir Kuznetsov, se ofrece la ayuda de Letonia, incluida la participación del Ejército, y la colaboración para abordar la información lograda por los servicios secretos de países vecinos y Ucrania con el objetivo de evitar que la situación en Catalunya termine en un escenario similar al de Donbás en Ucrania.

"Quisiera que lo tomara en serio. En cualquier caso estamos dispuestos a apoyarles con el desplazamiento de nuestro ejército en el territorio de Barcelona en plazos muy cortos", le dice el humorista a la ministra, que a lo largo de la conversación agradece la información recibida y se compromete a trasladársela al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el objetivo, incluso, de un posible encuentro personal.

Sobre la situación en Catalunya, la titular de Defensa señala en la conversación que está "algo más controlada" y recuerda que las "mentiras" del independentismo catalán se "están desenmascarando en toda Europa". "Pero es importante que se conozca toda la verdad", dice sobre la posible colaboración rusa con el ex Govern catalán.

Cospedal niega que 'se tragara' la broma

Tras difundirse el vídeo Cospedal señaló que en ningún momento confió en el contenido de la conversación mantenida con un humorista ruso. "Fue una conversación muy rara", ha admitido la ministra de Defensa. "Pedí hablar en inglés y no quisieron; han quitado a la traductora", ha explicado en un apunte en su cuenta personal de Twitter.

Cospedal, que durante la conversación con el humorista muestra su incredulidad cuando le indican que el 50% de los turistas rusos que viajan a España son agentes del Kremlin, ha subrayado que dejó de hablar al no confiar en su interlocutor.

"Como no confié, dejé hablar y no volví a llamar. Ahora sé que eran rusos", ha concretado la titular de Defensa, que durante la charla agradece la información recibida y se compromete a trasladársela al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el objetivo, incluso, de un posible encuentro personal.