Publicado: 03.06.2014 13:10 |Actualizado: 03.06.2014 13:10

Ibarra, "avergonzado", avisa de que el PSOE va a tener un monarca absoluto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El expresidente extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra ha confesado hoy sentirse "avergonzado" por cómo se está desarrollado la sucesión en el PSOE, ha criticado la consulta a las bases, ha advertido de que van a elegir un "monarca absoluto" y ha dicho que algunos van a "reventar" con tanto cargo. Rodríguez Ibarra, quien ha asistido a un homenaje a los diputados constituyentes celebrado en el Congreso, no ha ahorrado críticas al método de consulta abierta a las bases aprobado ayer por la Ejecutiva Federal del PSOE, con el beneplácito de los dirigentes territoriales.

Después de insistir en que él no es partidario de cambiar el sistema representativo por la democracia directa, ha argumentado que cuando se elige directamente a un cargo "no hay nadie que le controle", como ocurre, por ejemplo, con la elección del presidente estadounidense, que no comparece nunca en el Congreso, mientras que el jefe del Gobierno español está obligado a hacerlo cada semana.

Y eso es lo que Rodríguez Ibarra teme que pase con la elección del nuevo líder del PSOE en una consulta abierta a la militancia: "Se va a cometer el error de elegir a un monarca absoluto antes que a un secretario general", ha alertado. Pero es que incluso ha ido más allá con sus advertencias y ha apuntado que esta consulta no vinculante a las bases puede ser "copiada" por los independentistas catalanes y decir que ellos también tienen derecho a hacer lo mismo: que se vote sin que tenga más que un valor simbólico pero que después sus diputados lo hagan realidad.

Su argumento es que los estatutos del partido son como la "constitución", que prohíbe votar directamente a la militancia. Preguntado por la salida en tromba de la mayor pare de los secretarios regionales para pedir a la presidenta andaluza, Susana Díaz, que dé el paso y lidere el partido, Rodríguez Ibarra ha dicho sentirse "un poquito avergonzado". Tras indicar que es "estadísticamente imposible" que ese día todos los "barones" menos dos "se levantaran para proclamar a Susana, salvo que haya intervenido alguien", ha apostillado que los dirigentes que "se dejan influenciar por la intervención de alguien" no le merecen "mucha confianza".

Si se excusan en que ese es el clamor de la calle, ha añadido, lo que tienen que hacer es escuchar "de verdad" la voz de la ciudadanía y se darían cuenta de que lo que les está diciendo la gente es: "¿Por qué no dimiten con el resultado que han tenido?". También se ha declarado "preocupado" por que algunas personas puedan acumular tantos cargos, en alusión a la posibilidad de que Díaz pueda ser la nueva líder de los socialistas y seguir como presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A.

"Como están tan preocupados por la democracia interna los hiperdemócratas del PSOE, que se preocupen también por la acumulación de cargos, no vaya a ser que alguno reviente", ha ironizado. Rodríguez Ibarra, que no ha querido decantarse por ninguno de los nombres que suenan para sustituir a Alfredo Pérez Rubalcaba, ha reiterado que la elección debe hacerla un congreso, sin "trampas".

Además, que se ha quejado de que Rubalcaba ni dimitiera el mismo día que anunció el congreso, ha dudado de que la razón de que no lo hiciera fuera para controlar el proceso dentro del PSOE sobre la abdicación del rey y ha subrayado que la Ejecutiva saliente debe ser absolutamente neutral. Lo "sensato" para ello, ha agregado, es irse "de verdad" y dejar que una comisión gestora organice el proceso.