Público
Público

Ibarretxe llama a los vascos a demandar a España en Europa

Quiere que se sumen al recurso que presentará el día 16 en Estrasburgo en defensa de su consulta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, anunció cuál será su próximo movimiento para defender la consulta popular en Euskadi: impulsar una iniciativa para que los propios ciudadanos vascos se sumen a su idea de demandar a España ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, el 16 de septiembre, si finalmente el Tribunal Constitucional impidiese la celebración o no se pronunciara antes de esa fecha.

Ibarretxe marcó la senda a seguir por su Gabinete los próximos días, tras celebrar en San Sebastián el primer Consejo de Gobierno del nuevo curso político. Así, la demanda anunciada no tendría oficialmente un carácter institucional, pues no llevaría el sello del Ejecutivo vasco. La idea inicial es que el propio lehendakari y sus consejeros presenten los recursos a “nivel individual” ante Estrasburgo.

Falta de legitimidad

La decisión de plantear las demandas a título personal obedece a distintos informes jurídicos, según los cuales el Gobierno vasco carecería de legitimidad para acudir al Tribunal de Estrasburgo en contra del Estado español, al formar Euskadi parte del mismo. “Quienes tienen la legitimación activa ante Estrasburgo son aquéllos que ven individualmente afectados los derechos fundamentales, que son los ciudadanos”, razonó el lehendakari.

Así pues, la principal novedad de la estrategia anunciada por Ibarretxe no es que él mismo o sus consejeros planeen acudir al Tribunal de Estrasburgo en defensa de la consulta, sino la llamada a la sociedad vasca para que se sume a tal iniciativa. Y consciente de la complejidades legales que todo ello puede suponer para la ciudadanía, el lehendakari mostró su deseo de que, al menos los partidos que sustentan el Gobierno vasco (PNV, EA y EB) y Aralar, que también respalda la consulta, articulen, “con ilusión y fuerza”, una fórmula para que los propios ciudadanos vascos puedan demandar también a España ante Europa.

El propósito del lehendakari con esta nueva medida es doble: en primer lugar, situar al Gobierno español en una situación delicada en el ámbito comunitario, y en segundo lugar, empezar a generar una amplia movilización social en torno a su proyecto que, a la postre, también pueda resultarle favorable en esta última parte de la legislatura.

Una fecha nada casual

La decisión de plantear dicha demanda ante el Tribunal de Estrasburgo el 16 de septiembre, incluso aunque no hubiera para entonces un pronunciamiento en firme del Constitucional, tampoco está tomada al azar. Según la Ley de Convocatoria de una Consulta Popular, aprobada el pasado junio en el Parlamento vasco, el día 15 es la fecha prevista para su convocatoria para el 25 de octubre y para empezar a pedir el voto por correo. Por ello, el lehendakari estima que si para entonces no hay un pronunciamiento del TC, los derechos de los ciudadanos quedarían vulnerados, pues la consulta no podría celebrarse el 25 de octubre.

El texto legal

A juicio de Ibarretxe, si el Tribunal Constitucional impidiera la celebración de la misma, se vulnerarían los artículos 9, 10, 11 y 14 del Convenio Europeo de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales, que hacen referencia a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; la libertad de expresión; la libertad de reunión y de asociación, así como a la prohibición de discriminación.

“Al no permitirme”, afirmó Ibarretxe, “dar mi valoración en torno a decirle a ETA que la violencia se ha acabado para siempre y exigir a los partidos que se sienten en una mesa para alcanzar unos acuerdos políticos, entiendo que están violando mis derechos fundamentales, y por tanto recurriré individualmente”.