Publicado: 30.01.2014 19:36 |Actualizado: 30.01.2014 19:36

ICV-EUiA intenta romper su techo con una alternativa de izquierdas

Los ecosocialistas convocan para este sábado un encuentro al que acudirán, además de sus militantes, representantes de varios movimientos políticos, sociales y vecinales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ara és demà. Ahora es mañana. Este es el lema que ICV-EUiA ha escogido para la asamblea abierta que ha convocado para este próximo sábado. Un encuentro que la coalición desea convertir en la base de un futuro frente de izquierdas y, en el que, de forma excepcional y a parte de sus militantes, acudirán representantes de movimientos políticos, sociales y vecinales invitados por el propio partido ecosocialista. No en vano, la coletilla que acompaña al eslogan se reafirma, precisamente, en la voluntad de estrechar lazos: Connectem les lluites. Conectamos las luchas.

La jornada, que arrancará a las 9.00 de la mañana en la fábrica Fabra i Coats de Barcelona y finalizará a las 14.00 del mediodía, contará con 16 mesas de debate, y las conclusiones que se saquen en cada una de ellas serán expuestas al término del acto. ICV-EUiA se ha marcado dos grandes objetivos para esta convocatoria. El primero, acordar acciones prioritarias entre los asistentes, desde movilizaciones sociales a propuestas institucionales. Y el segundo, calibrar la dimensión electoral de una alternativa política que aglutine a toda la izquierda catalanista.

Según ha podido saber este diario, y con la voluntad de democratizar el espacio de debate, en el acto no habrá ninguna simbología que haga referencia a la formación ecosocialista, si bien contará con la participación del coordinador nacional de ICV, Joan Herrera; la secretaria general del mismo partido, Dolors Camats; y el coordinador general de Esquerra Unida i Alternativa, Joan Josep Nuet. Del mismo modo, en la tarima habilitada para las intervenciones de los participantes no habrá ni fondo ni atril, con la intención de remarcar el carácter horizontal del encuentro.

Si bien las inscripciones para participar en las mesas de debate siguen abiertas al público, ICV-EUiA lleva meses gestionando su particular lista de invitados. En el ámbito político, la coalición aboga por mantener en secreto estos nombres. Pero según fuentes cercanas al partido, estos son los criterios que se han utilizado para confeccionarla: Que la formación/sujeto tenga voluntad de diálogo; que se haya manifestado en favor del derecho a decidir; y que apueste con firmeza por una alternativa a las políticas neoliberales.

Bajo estos parámetros, queda claro qué familias políticas no harán acto de presencia en la asamblea de este sábado. Sin embargo, algunas de las formaciones o plataformas que sí reúnen estos requisitos tampoco aparecerán. Este diario ha podido saber que el Procés Constituent no apoyará esta asamblea. El movimiento encabezado por Arcadi Oliveres y Teresa Forcades recibió la invitación hace ya varias semanas. Sin embargo, fuentes de esta iniciativa política y social aseguran que no participarán en los debates, "pero en ningún caso se vetará la asistencia a aquellos miembros próximos al Procés que quieran acudir a título personal".

En la misma línea se postula la CUP, con mayor contundencia si cabe. Tal y como avanzó en su día Joan Herrera a este diario, uno de los objetivos que ICV-EUiA se marcó para esta asamblea fue el de "dar este paso con ellos". Pero según fuentes próximas al partido liderado por David Fernández, "esto no va a ocurrir porque se trata de una actividad de partido". Por ideario pero también por su compromiso con las luchas sociales, la CUP se intuía como uno de los mejores aliados para ICV-EUiA en esta cruzada. Sin embargo, la formación se desmarca por completo de esta asamblea: "Respetamos su iniciativa pero no creemos que sea el espacio adecuado para intervenir o debatir sobre ninguna cuestión". En la reunión que la CUP e Iniciativa mantuvieron poco después de la votación del Parlament en la que se acordó pedir al Congreso los plazos para la consulta, los ecosocialistas ya probaron de convencerlos. Varios correos electrónicos después, no han logrado su cometido. "Nuestra relación con Iniciativa no cambia. Nuestra negativa no es ni mucho menos de menosprecio. Sólo que, por norma general no asistimos a actos internos de partido", concluye la fuente consultada por este diario.

A pesar de este revés, las expectativas que ICV-EUiA mantienen para este sábado siguen siendo muy altas. Los inscritos podrían rondar ya el millar y aunque aún quedan horas para equilibrar el porcentaje, se especula con que más de un 40% de los asistentes podrían no tener el carnet de militante de ICV o EUiA, un dato que daría buena cuenta de la voluntad transversal del encuentro.

También han confirmado su presencia formaciones políticas sin representación parlamentaria como Nova Esquerra Catalana, presidida por el ex conseller Ernest Maragall. Y sin salir del círculo socialista, quién podría acudir también es Joan Ignasi Elena, portavoz de la corriente crítica Avancem y uno de los tres diputados que el PSC expedientó por romper la disciplina de voto. "Me lo estoy pensando, aún no lo tengo decidido", ha manifestado a Público. Según ha sabido la agencia catalana ACN, otros socialistas críticos del PSC como Jordi del Río (miembro de la Ejectuvia) y Fabian Mohedano (apartado por asistir a un acto de ERC) también han confirmado su asistencia, mientras que Marina Geli y Àngel Ros no lo harán por problemas de agenda pero apoyan el acto.

Algunos medios también han especulado con la posibilidad de que el movimiento Podemos asista a la asamblea. Pero la plataforma encabezada por el politólogo Pablo Iglesias, cuyo manifiesto apela al movimiento de los indignados y que ya cuenta con más de 80.000 adhesiones, no ha recibido ninguna invitación por parte de ICV-EUiA. Por dos razones básicamente: la convocatoria no se ha hecho extensible al resto del estado español y tampoco pretende tener una dimensión europea. En este sentido, cabe subrayar que la plataforma Podemos ha hecho un llamamiento a la creación de una candidatura unitaria de la izquierda para las elecciones europeas.