Publicado: 19.05.2015 18:01 |Actualizado: 20.05.2015 07:05

“ICV, EUiA, Podemos y la CUP han de agruparse para ser alternativa"

El alcalde del Prat de Llobregat y candidato a la reelección por ICV-EUiA habla sobre los retos de municpalismo y de la necesidad de construir alternativas a la derecha en Catalunya.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6
Comentarios:
Lluís Tejedor, alcalde y candidato de ICV en el Prat de Llobregat. PÚBLICO

Lluís Tejedor, alcalde y candidato de ICV en el Prat de Llobregat. PÚBLICO

EL PRAT DE LLOBREGAT.- Tras las elecciones municipales de 1979, las primeras que se hacían después de la Transición, Lluís Tejedor se convirtió en el primer teniente de alcalde del Prat del Llobregat, en un consistorio encabezado por Antonio Martín Sánchez, del PSUC. La muerte del sengundo, en accidente de tráfico, supuso el ascenso de Tejedor a la Alcaldía en 1982. 33 años más tarde, el dirigente de ICV, nacido en la provincia de Guadalajara en 1951, sigue en el cargo; un caso insólito entre las 20 ciudades más pobladas de Catalunya.

El municipio, en el que se ubican el aeropuerto y parte del puerto de Barcelona, supera los 60.000 habitantes y el 24 de mayo vivirá las últimas elecciones con Tejedor liderando la candidatura de ICV-EUiA. La formación de izquierdas gobierna en coalición con el PSC, la tercera fuerza de un ayuntamiento en el que PP, con seis ediles, es el principal partido de la oposición.



A quien no conozca el Prat le puede chocar que ICV, uno de los partidos que intenta hacer bandera de la regeneración, presente de cabeza de lista a alguien que acumula 33 años en el cargo.

Hay una asociación del concepto regeneración tan simple que se concreta en cosas como que la gente como mucho pueda llevar tres legislaturas en un cargo público. Yo lo respeto e ICV en su código ético ha fijado este límite, pero creo que la regeneración política va mucho más allá de la rotación en los cargos. Si no sería como decir que muchos países de Europa no son demócratas porque tienen cargos electos que acumulan decenios en el puesto. También en el código ético de ICV se habla de que hay situaciones excepcionales a considerar y el Prat es una situación excepcional. Es la ciudad más importante de Catalunya que tiene una alcaldía de ICV y la organización política del Prat, primero del PSUC y después de ICV, siempre ha pedido por unanimidad a Lluís Tejedor liderar la lista. Y, finalmente, los ciudadanos del Prat cada cuatro años deciden quién quieren que sea su alcalde y valoran lo que ha hecho Lluís Tejedor y le dan una confianza muy superior que al resto del partido. Y eso, desde mi opinión, es mucho más democrático que los códigos de representación que los ideólogos pueden hacer al albur de la corriente de desprestigio de la política que hay en estos momentos.

Cuando alguien pasa tantos años en un cargo existe el riesgo de que se genere un cierto clientelismo. ¿Ocurre con las entidades del Prat?

"El ayuntamiento que gobierno actúa de forma transparente, honesta y con responsabilidad"


Te tendría que decir que no. El ayuntamiento que gobierno actúa de forma transparente, honesta y con responsabilidad con la red de entidades. Hay transparencia y todas las entidades saben lo que se le da a unas y a otras. No conozco yo que las entidades vayan diciendo que hay clientelismo, admitiendo que en cualquier organización humana, social, económica o política finalmente siempre hay ciertos tics que pueden tener una tendencia a primar una cierta relación de facilidad.

Si después del 24-M continua como alcalde, su sucesión será seguramente uno de los temas importantes del mandato. ¿Cómo la afronta?

"Después de Lluís Tejedor no vendrá el diluvio"

Seguro que es un hecho relevante que una ciudad con un alcalde que ha ganado nueve elecciones se retire y seguro que la sucesión genera mucho interés en la vida de la comunidad. Lo que corresponde es que yo mismo actúe con inteligencia y responsabilidad para intentar que este proceso, que no es fácil, se haga de manera absolutamente democrática, como la hará mi coalición política. Con democracia interna, participación y transparencia y con la responsabilidad que siempre ha tenido ICV. Después de Lluís Tejedor no vendrá el diluvio.

En todo caso, ¿lo más probable es que lo sustituya una persona con experiencia en el gobierno?

Lo más probable es que ICV haga una propuesta que garantice experiencia y capacidad de gobierno. Somos una fuerza política que tenemos una responsabilidad añadida. Ya no estamos en el ayuntamiento para hacer inauguraciones, sino que el Prat es nuestro modelo, porque hemos construido el modelo social, político y cultural de esta ciudad. Y tenemos vocación de que siga siendo así.

A raíz del caso de los sobresueldos de la Federación de Municipios de Catalunya, que supuso su imputación, posteriormente archivada, dijo que había que abrir un debate ético en torno a los sueldos de los políticos. ¿Cómo se debería afrontar?

Un cargo electo con dedicación plena debe tener una retribución adecuada a la responsabilidad que tiene, porque un alcalde no es un conductor de autobús"

Los partidos mayoritarios, que han hegemonizado la gobernanza del país y del Estado, no tienen la voluntad de abrir este debate. En el momento actual, con una percepción de descrédito de la política generalizado, hablar de la retribución de los electos es un tema tabú. Vivimos en un país donde el presidente del Gobierno gana lo mismo que el responsable de una agencia bancaria, cuando esto es ridículo. Algo no funciona. La retribución de los políticos debe estar asociada a la necesidad de hacer un debate en torno a la financiación de los partidos políticos y de los electos. Es un debate global y debe hacerse de forma rigurosa, pero no se hace. Hay abusos que embadurnan todo el sistema de retribuciones y eso es muy pernicioso para todo el sistema. También abrir el debate sobre retribuciones de directivos de empresas públicas, de directivos de medios de comunicación públicos, de todo, porque hay mucha hipocresía. Un cargo electo con dedicación plena debe tener una retribución, pero que sea adecuada a la responsabilidad que tiene, porque un alcalde no es un conductor de autobús.

La gestión del agua en el Prat está en manos públicas. ¿Es un modelo replicable que se debería exportar?

"El agua, el gas y la luz deberían ser empresas públicas"

No estoy de acuerdo en hablar en general de las municipalizaciones. Esto lo dice la gente que no ha estado en la administración pública y no ha gobernado y no conocen las ventajas e inconvenientes. Pero no es lo mismo la gestión de residuos o la dinamización de la piscina municipal, que los servicios esenciales básicos. Los servicios básicos deberían ser competencia pública, que ya lo son, y de gestión pública. El agua, el gas y la luz deberían ser empresas públicas. Las privadas le salen muy caras al ciudadano, por la retribución del capital por el accionariado privado y los beneficios de escala que tienen estas empresas para hacer la gestión, que operan con muchas subcontratas con su pertinente beneficio industrial. La mejor manera de garantizar el subministro a los ciudadanos es desde la administración pública. Y se ha demostrado que esto se puede hacer perfectamente de una manera eficiente y más barata. Uno de los retos que debe asumir el municipalismo es ir construyendo empresas públicas que garanticen el suministro de los servicios básicos a los ciudadanos.

A nivel nacional ha defendido la confluencia de las izquierdas. ¿La ve imprescindible para las elecciones catalanas del 27 de septiembre?

No es lógico que un país de mayoría clara de centroizquierda sea incapaz de impedir que gobierne la derecha sistemáticamente"

Se debe construir una alternativa política y social a los gobiernos conservadores que hay en Europa, en Catalunya y en el Estado. Lo que hay que hacer es trabajar con inteligencia para construir estas confluencias. Primero seguramente no deben ser orgánicas, sino electorales y hay que trabajar para superar desconfianzas históricas. No es lógico que un país que tiene una mayoría clara de centroizquierda sea incapaz de ofrecer una alternativa e impedir que gobierne la derecha sistemáticamente. ¿Pero cómo se hace? Estaría bien que el 27 de septiembre, a la luz del análisis de lo que han hecho las diferentes candidaturas municipales y del horizonte que tenemos como país, la izquierda política y social, con generosidad, pueda ir más allá de lo que ha ido el 24-M. Esto significaría agrupar ICV, EUiA, Podemos y la CUP. Creo que hay que trabajar en esta dirección, en la confluencia política y social. Si no, no habrá alternativa.

El paro en el Prat está por encima de la media comarcal. El PSC, socio de gobierno de ICV, dice que hay cierta incapacidad para generar empleo. ¿Qué piensa?

Lluís Tejedor, alcalde y candidato de ICV en el Prat de Llobregat.

También se habla con poco rigor. El PSC tiene desde hace 16 años en el Prat la responsabilidad de las políticas de promoción económica y su candidato lo que tiene que hacer es plantear si hay cosas que no se han hecho. Declarar en esta fase electoral que los ciudadanos puedan pensar que un ayuntamiento X si quiere podría corregir fundamentalmente el problema del paro es engañar a la gente, es falso. El Prat tiene el mismo paro que los municipios del Delta [del Llobregat]. ¿Qué podemos hacer como ayuntamiento? Hacemos muchas cosas. Desplegamos un plan de políticas de dinamización económica muy importante, con muchos recursos. Damos dinero a las empresas para que estén contratando personas seis meses o un año. Hacemos políticas de emprendimiento, de asesoramiento y tutelaje a los autónomos, planes de viabilidad, formación ocupacional, asesoramiento al movimiento cooperativo... La gama de intervención del ayuntamiento es múltiple y sirve para que durante un año se contraten a 500 personas, que es el 8% ó 9% del paro del Prat. Pero no podemos hacer más. Al resto lo debe contratar la actividad económica, las empresas. Los ayuntamientos pueden hacer contención en las situaciones más dramáticas, específicamente trabajando con objetivos diana de colectivos que tienen situaciones muy difíciles, como mayores de 45 años o jóvenes que no han trabajado nunca

¿Es partidario de repetir el acuerdo de gobierno con el PSC?

De momento soy partidario de no hablar. Valoro positivamente la lealtad y el trabajo que hemos hecho con el PSC. Pero ahora no tengo interés en hablar de pactos, porque estamos compitiendo para convencer a los ciudadanos sobre cuál es la mejor opción.

"Eurovegas era destrozar esto y hacer una apuesta por la economía especulativa y el juego"

Llevamos al menos 30 años construyendo un modelo de ciudad equilibrado donde el territorio es fundamental para la calidad de vida del Prat. No somos un núcleo urbano rodeado de un continuo urbano de otros municipios. Somos la capital del Delta, estamos rodeados de campos, tenemos el río y el mar y para la calidad de vida de la gente del Prat es fundamental mantener este espacio, la agricultura periurbana que tenemos y el paisaje como derecho social. Eurovegas era destrozar esto y hacer una apuesta por la economía especulativa y el juego. Era hacer un foco de atracción de los parados de toda Europa y España para venir a trabajar por salarios de miseria. Era un disparate y una apuesta política irresponsable e incomprensible del gobierno de la Generalitat. Como catalán sentí una vergüenza y tristeza infinita por la actuación del gobierno.

No se ha hecho Eurovegas, pero está en marcha el Plan Director Urbanístico (PDU) del Delta del Llobregat, que contempla nuevos polígonos, hoteles y viviendas. Afecta municipios de la zona como Viladecans, Gavà o Sant Boi, pero no al Prat. ¿Qué piensa sobre el plan?

No estamos en un PDU de desarrollo económico porque no hemos querido, porque esto en la práctica significa que es la Generalitat la que con una tramitación administrativa ágil asume todo el trámite urbanístico, no los ayuntamientos. Y como ayuntamiento no quiero renunciar nunca a la posibilidad de informar, de hacer alegaciones en el primer trámite y de discutir. Nuestra propuesta estratégica de desarrollo económico está muy definida y no necesitamos ningún trámite de urgencia. Además, nuestro parque agrario está muy definido y no necesitamos hacer ninguna corrección. Por lo que sé, con el PDU se mantiene el grueso del parque agrario, pero seguramente hay algún cambio en cuanto a fachadas y se debe tener mucha información para valorarlo y yo no lo haré. El PDU aparece como cierta compensación a los alcaldes por la no localización de Eurovegas.

Hace pocos meses se cumplió el vigésimo aniversario del Plan Delta, que entre otras cosas permitió la ampliación del Puerto y al aeropuerto. Organizaciones ecologistas como Depana critican que han sido obras sobredimensionadas que han perjudicado al territorio. ¿Qué balance hace?

Mi balance no es tan positivo como el que hacen la mayoría de los ciudadanos de El Prat, pero es muy positivo. Teníamos un reto histórico para abordar la necesidad de crecimiento del puerto y el aeropuerto y logramos un acuerdo global de planificación del territorio. Y eso le ha reportado al Prat compensaciones económicas y ha conseguido fijar el límite de crecimiento del puerto y del aeropuerto y ha permitido la construcción de un territorio de una calidad extraordinaria para el uso social público, cuando antes era privado. Hemos generado un proyecto estratégico para la ciudad, hemos preservado de forma legal los espacios agrícolas y naturales y hemos generado plataformas de actividad económica, ocupación y fiscalidad que necesitábamos.

La retribución que tiene la ciudad garantizada por el desarrollo del Plan Delta y las condiciones de los acuerdos políticos alcanzados le permiten al Prat tener una inversión que no tiene ninguna otra ciudad, y esto va desde los equipamientos deportivos, sociales, culturales hasta la actividad económica.