Publicado: 14.12.2015 22:05 |Actualizado: 15.12.2015 07:00

Las idas y venidas en la biografía pública de la número dos de Pedro Sánchez en la lista de Madrid

Meritxell Batet declara ser profesora asociada de universidad sin percibir remuneración por ello, lo que, de ser cierto, supondría una irregularidad. Su perfil en la web del PSOE ha sido modificado después de ser designada candidata a las generales para eliminar información falsa consignada en 2014.

Publicidad
Media: 3.75
Votos: 4
Comentarios:
La secretaria de Estudios y Programas del PSOE, Meritxell Batet. EFE

La secretaria de Estudios y Programas del PSOE, Meritxell Batet. EFE

MADRID.- Es habitual decir que en política las cosas pueden cambiar muy rápidamente, mucho en muy poco tiempo. Tal parece ser el caso del curriculum vitae de la secretaria de Estudios y Programas de la Ejecutiva federal del PSOE y desde hace unas semanas candidata al Congreso de los Diputados por Madrid. Probablemente Meritxell Batet no imaginara que acabaría siendo la segunda en las listas por Madrid cuando se incorporó a la ejecutiva federal de los socialistas, en 2014. De haberlo sabido, quizás no hubiera publicado en la web del PSOE una biografía llena de inexactitudes.

Más allá de su condición de Licenciada en Derecho por la Universitat Pompeu Fabra en 1995, los dos perfiles publicados sobre Meritxell Batet en la web del PSOE con un año de diferencia, presentan importantes discrepancias. La primera versión —colgada en la página socialista desde octubre de 2014 hasta el mes pasado aproximadamente— daba detalles inexactos sobre la trayectoria académica de la política socialista. Decía exactamente: “Me licencié en Derecho por la Universidad Pompeu Fabra en 1995 con la ayuda de una beca del Estado, ingresos que complementé trabajando de camarera. Posteriormente, realicé los cursos de doctorado y presenté el trabajo de suficiencia investigadora (...) Desde 1995 fui profesora de Derecho Administrativo durante tres años para cuyo periodo obtuve una beca de investigación FPI. Inmediatamente después, me vinculé a la Pompeu como profesora asociada de Derecho Constitucional donde sigo impartiendo clases”.



CV Meritxell Batet

Así, Meritxell Batet decía haber sido Profesora de Derecho Administrativo en la Universitat Pompeu Fabra (UPF) entre 1995 y 1998, en los tres años en que habría disfrutado de una Beca de Investigación Predoctoral FPI, diseñada para formar doctores investigadores y docentes universitarios. Sin embargo, su Beca Predoctoral (FPI) le fue concedida en febrero de 1997, como recoge la Resolución de la Generalitat publicada al respecto (DOGC, nº 2337, 24/02/1997). No se entiende entonces cómo pudo ser profesora de Derecho Administrativo durante los cursos 1995 y 1996. A pesar de varios intentos, Batet se ha negado a responder sobre este asunto.

En la versión de 2014, el perfil de Meritxell Batet afirmaba que la política se había vinculado a la UPF “inmediatamente después”, esto es, en 1998, como profesora asociada de Derecho constitucional, donde vendría impartiendo clases de forma ininterrumpida hasta hoy. Sin embargo, en su nuevo perfil biográfico publicado en septiembre de 2015, los socialistas modificaron las fechas de disfrute de la Beca FPI y el momento de vinculación con la UPF.

CV Batet 2

En el currículum de Batet que los socialistas han hecho accesible hace escasas semanas, se reconoce que en realidad la Beca FPI se le concedió en 1997 y no en 1995, renovada en 1998 y al año siguiente, y que posteriormente se produce su “renuncia expresa a la beca el año 1999 por incorporación laboral fuera de la Universidad”. Además, la nueva biografía también cambia la fecha de su contratación como profesora asociada de Derecho Constitucional en el Área de Derecho Constitucional de la UPF. De la “inmediata incorporación” en 1998 se pasa a afirmar que fue contratada en 2001.

No obstante, junto a estas modificaciones en su biografía, existen contradicciones sobre la situación laboral de Meritxell Batet en la Universidad Pompeu Fabra, que podría estar incurriendo en una irregularidad administrativa tal y como se deduce de contrastar la información que publica la universidad con las declaraciones de Rentas y de Actividades obligatorias para todos los miembros del Congreso.

En la Declaración de Bienes y Rentas que Batet presentó ante el Congreso de los Diputados al tomar posesión de su Acta, en diciembre de 2011, la diputada socialista por Barcelona consignaba unos ingresos anuales de algo más de 2.600 euros por su actividad como “conferenciante en la Universitat Pompeu Fabra” en el Área de Derecho constitucional. No obstante, en la página web de dicha universidad, Batet figura como profesora asociada, precisamente en el Área de Derecho Constitucional. En sucesivas Declaraciones de Actividades e Intereses —a través de las cuales el Congreso controla el ejercicio profesional extraparlamentario de diputados y diputadas— Batet ha manifestado que realiza “actividad docente extraordinaria” y, posteriormente, ha aclarado que lo hace “sin percibir ningún tipo de remuneración económica o de cualquier clase”.

De sus propias declaraciones ante el Congreso, cabría concluir entonces que Meritxell Batet ha cobrado por impartir conferencias en la UPF, al menos en 2010, y ha realizado actividades docentes extraordinarias sin cobrar, desde entonces hasta diciembre de 2014, fecha de su última declaración de Actividades. En realidad, y como cuenta el profesor de Derecho Laboral de la UAM Ricardo Morón, ambas situaciones (dar clase sin cobrar o cobrar como conferenciante) son incompatibles con la condición de Profesora Asociada de universidad, figura laboral creada para aquellos docentes “que desarrollen normalmente su actividad profesional fuera de la Universidad” (Art 33.3 de la Ley Orgánica 11/1983, en vigor hasta la LOU 6/2001 que es aún más estricta). Como tal figura laboral contractual recogida en la legislación de universidades y en los Estatutos de la UPF, un profesor asociado debe tener su correspondiente contrato y retribución mensual.

En este caso, si realmente la diputada socialista está contratada por la UPF como profesora asociada, no podría haber cobrado legalmente como conferenciante, tampoco tendría permitido impartir docencia sin cobrar por ello y, en consecuencia, no sería cierta la “actividad docente extraordinaria” recogida en su declaración de Actividades. Por el contrario, si dichos pagos por conferencias eran legales o si da clase de forma gratuita, entonces no se trata de una profesora asociada, como figura en la página web de la UPF y en los programas docentes del curso 2014/2015, sino de una académica invitada y ajena a la universidad.

Si bien el Profesorado Asociado suele estar compuesto de profesionales en ejercicio cuyo talento aprovecha la universidad (abogados, economistas, médicos, profesores de Instituto…), también se han conocido casos en que las universidades emplean esta figura laboral de forma fraudulenta para la contratación de profesorado joven, pues resulta más fácil contratar y prescindir de este tipo de docentes. Estos profesores son los llamados “falsos asociados”, pues en realidad no tienen ningún otro trabajo fuera de la Universidad. La propia Universitat Pompeu Fabra fue denunciada y condenada en 2013 por esta irregularidad contractual.

Además de corregir los datos ya citados, en la actualización de la web del PSOE se ha eliminado información potencialmente incómoda para su candidata, concretamente la mención a la presentación del proyecto de su Tesis doctoral en 2013. Dicha omisión se puede explicar por las dudas que podrían surgir acerca del aprovechamiento de sus más de dos años de Beca FPI, pues tales becas predoctorales tienen el objetivo de formar Doctores y Doctoras en todos los campos del conocimiento. No obstante, más de 15 años después de obtenerla, Meritxell Batet aún no es Doctora. Así pues, la candidata socialista por Madrid estuvo cobrando un salario de 145.000 pesetas mensuales durante algo más de dos años, al que luego renunció sin haber cumplido la meta principal de la Beca.

Junto a la redacción de su Tesis doctoral, durante su etapa formativa como futura Doctora en Derecho por la UPF, Meritxell Batet debería haber publicado algún resultado de sus investigaciones, como hacen la inmensa mayoría de investigadores en formación. No obstante, en Dialnet, el principal buscador científico-social español, no se encuentra ninguna publicación suya. Si se consulta su página personal en la UPF aparece una obra de 2012 y varios trabajos de la Fundación Pi y Sunyer, que ella dirigió entre 2001 y 2004 pero nada de su etapa como becaria predoctoral.