Publicado: 12.12.2015 00:02 |Actualizado: 12.12.2015 00:02

Iglesias acusa a Rajoy de no "estar a la altura" de un presidente del Gobierno

El candidato de Podemos le reprocha en un mitin en Alicante "no tener arrestos suficientes" para "dar la cara" y afirma que las fuerzas del cambio son "más eficaces y eficientes".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El candidato de Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, en el mitin de Alicante. / EFE

El candidato de Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, en el mitin de Alicante. / EFE

ALICANTE.- El candidato de Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, ha asegurado hoy que las fuerzas del cambio han demostrado ya donde gobiernan que son mas eficaces y eficientes que el Gobierno de Mariano Rajoy. "Lo hacemos mejor que ustedes", ha exclamado.

En el mitin en el Pabellón Pedro Ferrándiz de Alicante, al que han asistido unas cuatro mil personas, ha participado también la portavoz de Compromís y vicepresidenta valenciana, Monica Oltra, a quien Iglesias ha puesto como ejemplo de que hay alternativa a la ineficiencia del PP.

Junto a ella, Iglesias también ha citado a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y al alcalde de Cádiz, José María González Kichi, quienes son una demostración, a su juicio, de que Podemos lo puede hacer mejor en el Gobierno que Rajoy y de que puede llegar gente honrada a las instituciones.

"Señor Rajoy, yo quiero ser presidente del Gobierno y estoy orgulloso de tener como modelo para ser presidente a una vicepresidenta de la Comunidad Valenciana como Mónica Oltra, a una alcaldesa como Ada Colau y a los alcaldes del cambio que no sólo han demostrado que podemos ganar, sino que somos más eficaces y mas eficientes", ha afirmado.

Así, ha enumerado las medidas de Colau para parar los desahucios, de Oltra para recuperar la televisión pública o de Kichi, que ha pagado en seis meses la deuda de diez millones de euros del Ayuntamiento de Cádiz, que no pagó la popular Teófila Martínez.

Tanto Oltra como Iglesias han centrado en la corrupción sus críticas más duras a Rajoy, a quien -según el líder de Podemos- se le va a acabar el saldo del móvil de mandar tantos SMS para decir "Sé fuerte, sé fuerte, se fuerte..." a su extesorero.



Iglesias ha emplazado a Rajoy a explicar qué ha hecho para combatir la corrupción y le ha pedido que cese "inmediatamente" Gustavo de Arístegui, al embajador de España en la India, por haber usado su condición diplomática para "hacer negocios", al igual -ha recordado- que el diputado del PP Pedro Gómez de la Serna.

"Sabe que podrá contar con nuestra lealtad institucional para cuestiones de Estado, pero la corrupción tiene que formar parte del pasado de este país", le ha dicho Iglesias a Rajoy. Y acto seguido ha acusado a Rajoy de "no tener arrestos suficientes" para "dar la cara", y de "no estar a la altura de ser presidente de España".

Minuto de silencio por el policía muerto en Kabul

El acto ha comenzado con un minuto de silencio por el policía español muerto en Kabul, a cuyos familiares Iglesias ha trasladado su solidaridad poco antes del comienzo del mitin en unas declaraciones a los medios en las que además ha ofrecido precisamente al Gobierno su colaboración en asuntos de Estado.

Un mitin que Podemos ha celebrado justo en el ecuador de la campaña electoral y a nueve días de las elecciones del 20 de diciembre mirando a esa fecha con optimismo y con la creencia de que las encuestas pueden equivocarse otra vez y de que se está demostrando su "remontada".

"Lo estamos acariciando con la punta de los dedos", repite Íñigo Errejón, director de campaña, en la mayoría de los actos, y hoy lo ha dicho también Iglesias. De hecho, sus mensajes hacen pensar que otra vez juegan un partido a dos y en los últimos días Iglesias ha hecho al Gobierno de Rajoy el blanco de sus mayores ataques dejando en segundo plano sus críticas al PSOE y Ciudadanos, partidos a quienes hoy no ha citado en ninguna ocasión, y colocando al PP como su adversario real.

A ese optimismo ha ayudado el debate electoral a cuatro del pasado lunes, del que salieron pensando que Iglesias había demostrado ser el mejor candidato.

Pero también la asistencia masiva de simpatizantes a sus actos, con llenos en pabellones deportivos, salones de actos y plazas desbordadas como en Mallorca, Tenerife, Gran Canaria y, hoy, en Alicante, donde ha reunido a más de 4.000 personas, que le han despedido al grito de "sí se puede, sí se puede".