Publicado: 05.12.2015 14:23 |Actualizado: 05.12.2015 17:51

Iglesias alerta de una 'Operación Menina' para hacer presidenta a Santamaría con el apoyo de Rivera

El líder de Podemos acusa a Rajoy, Sánchez y Rivera de ser "enanos" políticos que sólo hablan de pactos. El candidato de la formación morada ha puesto el acento en la lucha contra la corrupción arropado por la jueza y cabeza de lista por Las Palmas Victoria Rosell

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 14
Comentarios:
Pablo Iglesias abrazado a Victoria Rosell, Rafa Mayoral y Alberto Montero.

Pablo Iglesias abrazado a Victoria Rosell, Rafa Mayoral y Alberto Montero.

MÁLAGA.- Hace un mes fue Catalunya, después la lucha contra el yihadismo, y hoy son los pactos entre partidos lo que centra el debate político a 15 días de las elecciones. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, cargaba este sábado contra los candidatos del resto de formaciones por perder el tiempo hablando de "pactos de camarillas", y no de los "problemas de los españoles.

Al hilo de esto, el líder de la formación morada ha alertado, en declaraciones a los medios antes de comenzar el acto que Podemos ha celebrado en Málaga, que el PP trabaja haciendo "una 'Operación Menina' para que la presidenta sea Soraya Sáenz de Santamaría tras llegar a un pacto con Albert Rivera".

Así, desde el malagueño Teatro La Alameda de Málaga, el candidato de Podemos afeaba a Mariano Rajoy, Albert Rivera y Pedro Sánchez:  "Sigan ustedes hablando de pactos, que ahora nosotros vamos a ganar". Iglesias avisaba de que "no es momento de enanos políticos, sino de altura de Estado" y subrayaba que su partido sí tiene en cuenta la fotografía social, el paro o la lucha contra la corrupción, lo que a su juicio preocupa hoy realmente a los españoles.



En el acto en Málaga, Pablo Iglesias ha puesto el acento este sábado en la lucha contra la corrupción, que su partido aborda denunciando el fraude fiscal que cada año se lleva 48.000 millones —según la CNMV— y prometiendo incluir en la Constitución la prohibición de las puertas giratorias, como la que cruzó el expresidente socialista Felipe González. "No estamos pidiendo la luna, estamos proponiendo lo que piensa la mayoría de españoles".

La reforma constitucional sobre cinco ejes que plantea Podemos pasa también por garantizar la independencia del poder judicial: "Una democracia es más fuerte con jueces y fiscales independientes", afirmaba Iglesias, que ha cedido gran parte del protagonismo del acto a la jueza Victoria Rosell, cabeza de lista por Las Palmas, y uno de los 'fichajes estrella' con más tirón de Podemos. "Es triste para un jurista decir que todo esto está hecho para que no funcione", reconocía Rosell, ilustrando con ejemplos la idea base de su intervención: "Nunca ha habido voluntad política de que la Justicia funcionara en este país, porque uno de sus trabajos es supervisar a la administración".

La exjueza reconvertida en política explicaba que cuando un agente policial pincha un teléfono por orden de un juez, "no sólo tiene que informar dentro de la Policía, sino también a la delegación del Gobierno y más allá. Así es como se está investigando la corrupción en este país", lamentaba.

El candidato de Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, acompañado por el responsable de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafa Mayoral, y la juez Victoria Rosell, durante un acto de campaña celebrado hoy en el Teatro Alameda de Málaga. EFE

El candidato de Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, acompañado por el responsable de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafa Mayoral, y la juez Victoria Rosell, durante un acto de campaña celebrado hoy en el Teatro Alameda de Málaga. EFE/Carlos Díaz

El partido ha organizado este acto para presentar un breve documental sobre la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal, también conocida como Ley de Impunidad o Ley Berlusconi, que acota entre los 6 y los 18 meses el tiempo de instrucción de sumarios. Rosell cree que la Justicia no cuenta con medios para adoptar estos plazos, especialmente en las macrocausas en las que se ven implicados partidos políticos o poderes económicos, que suelen requerir varios años de trabajo, además de repercutir personal o profesionalmente en quienes toman la decisión de abordar estos casos. "Investigar la corrupción sale caro", afirmaba Rosell, que cerraba su intervención aludiendo implícitamente a las informaciones recientemente publicadas por el diario El Mundo: "Digan lo que digan, siempre he estado del lado de la ley".

En el segundo día de campaña, Podemos ha reunido este sábado en el teatro La Alameda de Málaga a más de 600 personas, a las que se han añadido varias decenas que seguían los actos desde la calle, a través de una pantalla. La caravana de Iglesias celebró este viernes en Cádiz el primer mitin del sprint al 20-D en Cádiz, a ritmo de Chirigotas y apoyado en la diputada autonómica y líder andaluza Teresa Rodríguez, y en el alcalde de Cádiz, José María González, 'Kichi'.

El acto de este sábado no ha tenido tanta música y color como el de Cádiz, pero sí ha contado con un público entregado, y con algunos guiños de un partido que intenta recurrir lo menos posible a fruncir el ceño, y que acompañaba la entrada de Iglesias en el auditorio con la banda sonora de la película Los Cazafantasmas.

Apenas una hora después de comenzar, Podemos bajaba el telón e Iglesias y su equipo partían junto a la caravana electoral camino del aeropuerto. Les esperaba un vuelo hasta Hospitalet, donde esta misma tarde celebran un evento con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el cabeza de lista de la candidatura conjunta, En Comú Podem/ Podem en Comú por Barcelona, Xavier Domènech. Iglesias se valdrá del apoyo de Colau para presentarse como un candidato fuerte, y para dirigir a sus simpatizantes otro de los mensajes que ha dejado en Málaga: es el último esfuerzo, el cambio está cerca.