Publicado: 17.05.2015 19:56 |Actualizado: 18.05.2015 13:28

Iglesias: "Tenemos que asumir que íbamos a tener dos adversarios,
y tenemos tres"

El escritor y cineasta pakistaní Tariq Ali entrevista al secretario general del partido en el plató de 'La Tuerka'.

Publicidad
Media: 4.11
Votos: 9
Comentarios:
Pablo Iglesias y Tariq Ali. PABLO GABANDÉ

Pablo Iglesias y Tariq Ali. PABLO GABANDÉ

ALICANTE.- Pablo Iglesias ya reconoce a Ciudadanos como adversario político. Después de un año señalando al PP como el único rival de Podemos, su líder asume que los esquemas han cambiado en apenas unos meses."Tenemos que asumir que parecía que íbamos a tener dos adversarios políticos, y parece que tenemos tres", concede el politólogo a Tariq Ali, escritor y cineasta paquistaní en una entrevista.

En la conversación, grabada el pasado jueves en el plató de 'La Tuerka', Iglesias renunció a ejercer como entrevistador para someterse a las preguntas de Ali, que conversó con él durante cerca de media hora sobre la hoja de ruta de la formación y su estrategia para las elecciones autonómicas del 24 de mayo.




Durante la entrevista, que Telesur emite en la noche de este martes, el líder de Podemos reconoce aplicar la estrategia de "polarizar con el PP", de presentarlo como el enemigo único frente a Podemos, mientras venden su partido como "la única opción" a esta fuerza". "Peleamos con una mano atada a la espalda", explicaba Iglesias, que este viernes hacía un quiebro y dejaba de lado esta estrategia para centrar sus críticas en PSOE y Ciudadanos, aceptándolos de facto como rivales en un tablero político en el que hace apenas un año se imponían con claridad dos grandes fuerzas. Según las encuestas hoy existen cuatro, y no parece probable que esta tendencia vaya a cambiar a corto plazo.

De Albert Rivera dice que es "un líder muy inteligente" y un "gran comunicador político", pero insiste en que su partido no puede traer el cambio. "El presidente del Banco Sabadell dijo que hacía falta un Podemos de derechas", recuerda, mientras su entrevistador lo respalda asintiendo. Ali concibe Ciudadanos como una "inteligente operación" de la derecha, que compara con la irrupción en la escena griega de 'To Potami' (El Río), la formación liberal que se hizo con 17 de los 300 escaños del Parlamento heleno en las últimas elecciones, cuando aún no había cumplido un año de vida.

Comparando la situación de los socialistas españoles con los helenos, donde el Pasok fue aplastado en los comicios de los que surgió el Gobierno de Alexis Tsipras, Iglesias no descarta que el partido de Pedro Sánchez se enfrente a una 'pasokización'. "Me gustaría que se produjera una gran coalición PP y PSOE, se produciría una pasokización", afirmaba.

No obstante Iglesias reconocía que "PP y PSOE han aguantado" los acontecimientos de este último año, e insistía en que la "ventana de oportunidad" para que Podemos llegue a la Moncloa podría cerrarse pronto, por lo que deben quemar hasta el último cartucho en este año electoral. "Si cambia el escenario no sé si tendré un papel tan relevante en ese futuro", apostilla el secretario general de Podemos.

Ali también pregunta a Iglesias por el escenario catalán, y este insiste en que si logra gobernar serán los catalanes los que decidan sobre su permanencia en el Estado español a través de un proceso constituyente, aunque advierte que intentará seducir a los catalanes para que no abandonen España. Así, acusa a la formación de Artur Mas de ser el principal productor de independentistas y señala sus similitudes con el PP, particularmente en lo que respecta a la corrupción. "El partido más parecido al PP es CiU, asegura Iglesias.

"Había 'primaveras árabes', pero aquí no pasaba nada"

Otro de los temas de más interés para el británico de origen paquistaní es precisamente el 15-M, que este viernes celebraba su cuarto cumpleaños. "Había 'primaveras árabes' pero veíamos que aquí no pasaba nada," explica el secretario general de Podemos sobre los meses y años previos a que la indignación ciudadana llevara a miles de personas a concentrarse en la Puerta del Sol el 15 de mayo de 2011. Iglesias asegura a Ali que el 15-M fue responsable de traer "los ingredientes" para lograr el cambio político, y que Podemos "es la mejor expresión política de esa indignación", dos ideas sobre las que también incidió durante sus dos actos de campaña del pasado viernes.

"Buena parte de nuestras medidas estrella pueden serlo porque las pusieron sobre la mesa los movimientos sociales", reconoce el politólogo, que rechaza las críticas a su partido -entre ellas las deJuan Carlos Monedero- por el riesgo de que la formación esté comenzando a parecerse demasiado a los partidos tradicionales. "Es bueno que el debate esté abierto", replica Iglesias, jactándose también de haber creado "la organización política con más participación de este país".

Segunda asalto en 'La Tuerka'


No cambiarán de silla, pero sí alternarán roles. Después de romper esquemas entrevistando al politólogo en el set de 'Otra vuelta de Tuerka', que emite 'Público TV', Ali e Iglesias intercambian roles y el líder de Podemos lanza sus propias preguntas al cineasta.

En la conversación con el paquistaní Iglesias habla abiertamente sobre la importancia de los medios de comunicación para una formación que desde las pasadas elecciones europeas ha tenido una enorme exposición mediática, con predilección por la televisión por su mayor alcance. Explica que en un principio sus adversarios políticos "fueron torpes", pero después empezaron a disparar contra Podemos desde los medios. "Los medios son más hostiles, pero ya no pueden ignorarnos", defiende el secretario general de Podemos, que advierte no obstante de que "nunca debes dejar los medios", a pesar de las "dificultades".

Previsiblemente la entrevista verá la luz a finales de mayo o principios de junio, poco después de las elecciones autonómicas en las que, como reconoce Iglesias, salen a ganar en todas las plazas, pero él sólo cita Asturias, Valencia, Madrid y Aragón como regiones en las que se ven con posibilidades. En sólo una semana Iglesias y los suyos comprobarán si su estrategia funciona en las urnas.