Público
Público

podemos en vistalegre Pablo Iglesias llama al cierre de filas: "La división trabaja para el enemigo"

"Hoy no nos hablamos a nosotros mismos, hablamos a un pueblo", afirma el líder de Podemos en su intervención de apertura de la Asamblea Ciudadana, con Íñigo Errejón situado a su izquierda. Aprovecha para mandar un mensaje al PP:"No se confíen, el viento del cambio sigue soplando"

Publicidad
Media: 4.80
Votos: 5
Comentarios:

Pablo Iglesias saluda a los asistentes a la Asamblea de Vistalegre II. | BALLESTEROS (EFE)

Era lo que le pedían las casi 10.000 personas reunidas en el Palacio de Vistalegre, y Pablo Iglesias ha cogido el mensaje. Sobre el escenario, con Íñigo Errejón situado a su izquierda, el líder de Podemos ha dado el pistoletazo de salida a la segunda Asamblea Ciudadana de Podemos llamando al cierre de filas, consciente de que todas las miradas están hoy puestas en Podemos. "El ensimismamiento y la división trabajan para el enemigo", afirmaba Pablo Iglesias, recibido con el clamor de ¡"Unidad, unidad!".

"Hoy no nos hablamos a nosotros mismos, hablamos a un pueblo", mitineaba el líder de Podemos, empeñado en dar un giro a las tensiones de las últimas semanas. "Hemos cometido muchos errores, pero esta asamblea tiene que ser un ejemplo de fraternidad, unidad y resistencia", apostillaba.

Acompañado por cientos de cargos orgánicos e institucionales de Podemos, situados en la primera fila, el líder de Podemos ha mandado un "abrazo fraterno" a las fuerzas políticas con las que Podemos constituye coaliciones en distintos territorios, con las que quiere formar un "bloque histórico" capaz de enfrentar a la "triple alianza" de PP, PSOE y Ciudadanos. "La historia no se detiene", avisaba Iglesias, recordando los avances de su formación desde la última vez que pisaron el mismo escenario, en su primera Asamblea Ciudadana, en octubre de 2014.

Consciente también de que el PP celebra paralelamente su congreso, Iglesias ha querido mandarles una advertencia. "No se confíen, señores del PP, el viento del cambio sigue soplando".

Iglesias hacía su entrada en el recinto en torno a las 11.50 horas, tras todo un torrente de dirigentes de Podemos que se abría con Íñigo Errejón, arropado por Rita Maestre, Pablo Bustinduy y otros integrantes de su núcleo duro. El secretario general iba el último, pero la ovación que le han regalado sus simpatizantes ha sido, probablemente, la más clamorosa de esta jornada.