Publicado: 04.12.2015 22:09 |Actualizado: 04.12.2015 23:48

Iglesias coge impulso en Cádiz y promete revivir el espíritu de la Pepa

El líder de Podemos celebra su primer mitin junto al alcalde gaditano, José María González. Defiende el derecho de autodeterminación de Catalunya rodeado de banderas andaluzas el día en que se cumplen 38 años de la marcha con la que miles de ciudadanos pidieron un estatuto de autonomía. Afirma que, si llega al Gobierno,  Irene Montero será vicepresidenta

Publicidad
Media: 2.89
Votos: 9
Comentarios:
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante el acto de campaña en Cádiz.- REUTERS

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante el acto de campaña en Cádiz.- REUTERS

Ficha Técnica

LUGAR: Palacio de Congresos de Cádiz.
INTERVINIENTES: Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Teresa Rodríguez, José María González 'Kichi', Sergio Pascual, Irene Montero, Nolia Vera.
ASISTENTES: 900 personas en el auditorio, otras 500 en el patio del edificio, además de quienes lo siguieron por streaming.
INCIDENCIAS: El acto ha comenzado más de media hora tarde y ha sido necesario darle la vuelta la escaleta para adelantar la intervención de Pablo Iglesias. La interpretación de Una Chirogota Ochentera por parte de Los Superpop ha puesto en pie al público, que también se ha levantado para corear el himno de Andalucía.



CÁDIZ.- Tocaba hablar de corruptos y "caraduras", pero también de derechos sociales y soberanía, y no era momento de fruncir el ceño ni usar un tono bronco, sino de ilusionar con la "remontada" que dicen estar viviendo. El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha celebrado el primer mitin de la campaña electoral en Cádiz, acompañado por varios dirigentes del partido y ante un público entregado. En un ambiente festivo, más de 900 personas han escuchado al candidato del partido para el 20-D desde las butacas del auditorio del Palacio de Congresos, y otras 500 han seguido el evento a través de una pantalla instalada en el patio del edificio.

Podemos ha querido celebrar su primer acto de campaña en Cádiz, la cuna de la Constitución de 1812, en un momento histórico para el país ─su "segunda Transición", según el partido─ y en el que quiere abrir el melón de la reforma de la Carga Magna. Por otra parte, el 4 de diciembre de 1977, hace hoy 38 años, es el día en que miles de personas se manifestaron a lo largo y ancho de Andalucía para pedir un estatuto de autonomía, y este aniversario coincide con un momento en el que el debate sobre las limitaciones del Estado de las autonomías está sobre la mesa.Es ahí donde entra el concepto de España como un Estado "plurinacional" que defiende Podemos.

"Aquí digo lo mismo que en Barcelona, derecho a decidir, y que voten los catalanes"

Rodeado de banderas verdiblancas, y después de que el auditorio se pusiera en pie para corear el himno andaluz ─hubo bis─ el líder de Podemos aseguraba que "la grandeza de España es su plurinacionalidad". "Aquí digo lo mismo que en Barcelona, derecho a decidir, y que voten los catalanes", prometía Iglesias, que insiste en que su formación es hoy la única "que puede asegurar la unidad del país". "Quiero escuchar a los catalanes y los andaluces. No pueda ser que Madrid imponga siempre todo".

En una región considerada feudo histórico del PSOE, en la que gobierna gracias al apoyo de Ciudadanos, Iglesias ha cargado contra el partido de Rivera por actuar como "muleta de lo viejo", "el peor PP" -"el de la Púnica", en Madrid- y el "peor PSOE" -el andaluz, el de los ERE"-, y ha vuelto a pedir el voto de los "socialistas de corazón". "Estoy encantado de que haya cada vez haya más socialistas de corazón que digan: 'Para no traicionarnos a nosotros mismos vamos a votar a Podemos'. Bienvenidos a casa".

El líder de Podemos, que ha hecho dos interpelaciones directas a los indecisos, subía al escenario acompañado por el número dos, Íñigo Errejón, el cabeza de lista por Sevilla y secretario de Organización, Sergio Pascual, o la número cuatro en las listas al Congreso, Irene Montero. Montero es también la jefa de su gabinete en campaña, secretaria de Coordinación entre áreas en el partido y, en un hipotético gobierno de Podemos, contaría con las carteras que hoy ostenta Soraya Sáenz de Santamaría: la videpresidencia y el Ministerio de Presidencia, como ha afirmado el candidato a La Moncloa este viernes.

Para su primer mitin en campaña, en una región en la que el CIS les vaticina un resultado de apenas cinco diputados -aunque Podemos cree que serán muchos más-, Iglesias se ha visto respaldado por el alcalde de Cádiz, José María González Kichi, encuadrado en el grupo de los "alcaldes del cambio" que llegaron a consistorios como el de Madrid, Barcelona o A Coruña a través de plataformas ciudadanas, y no de partidos tradicionales, en las pasadas elecciones del 24 de mayo. De hecho, la presencia del edil y de Teresa Rodríguez, diputada autonómica y secretaria general de Podemos en Cádiz, es otro de los motivos que explican la expectación generada por ese acto.

Kichi :"Nuestro sueño no cabe en sus instituciones"

"El alcalde de Cádiz ha defendido su gestión denunciando los ataques del PP y del resto de partidos viejos, y ha dejado claro que la formación en la que milita es la única capaz de traer el cambio, y que recoge la esencia del 15-M. "Fuimos el grito que intentaron amordazar, fuimos la indignación y ahora somos la indignidad". "Nuestro sueño no cabe en sus instituciones", afirmaba González.

Sólo unos minutos después, Teresa Rodríguez volvía a ponerse ante los micrófonos para cargar contra Susana Díaz, los "palmeros" de Ciudadanos que le permiten gobernar, y para pedir el voto para el líder del partido. Tras su intervención, la diputada andaluza pedía al alcalde que cantase -a lo que este accedía gustoso- en un acto en el que esbozaba a los primeros tiempos del partido, cuando las canciones y los gritos espontáneos eran habituales.

En esta ocasión también ha habido gritos y arengas del público, que ha reído y agradecido con aplausos la interpretación de Los Superpop de 'Una Chirigota Ochentera', que ponía un toque de color al acto. La música ha vuelto a estar presente en las entrada del líder de Podemos en el recinto, como ya ocurriera en las pasadas autonómicas. El tema escogido, de la banda sonora de la película V, es el mismo, pero la forma de abordar la campaña ha cambiado. Es la cita con las urnas decisiva, para la que nacieron, deben lograr un buen resultado si quieren garantizar el futuro del país "en la próxima década", como ellos mismos reconocen.