Publicado: 20.12.2016 09:28 |Actualizado: 20.12.2016 13:35

Iglesias dejaría de liderar Podemos si su propuesta de estrategia política no gana en Vistalegre II

"No quiero ser secretario general a toda costa. Quiero serlo si los compañeros están de acuerdo con el proyecto que presenta mi equipo", defiende el líder de Podemos en una entrevista en 'La Cafetera' de 'Radiocable.com'

Publicidad
Media: 4
Votos: 9
Comentarios:
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante el acto de presentación de la propuesta 'Podemos para todas'.  EFE/Luca Piergiovanni

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante el acto de presentación de la propuesta 'Podemos para todas'. EFE/Luca Piergiovanni

MADRID.- Pablo Iglesias ya había dado algunas pistas sobre cómo actuará en caso de que su propuesta sobre la estrategia política a seguir por Podemos sea derrotada en la asamblea de refundación del partido, conocida como Vistalegre II. Este martes ha despejado todas las dudas, y ha afirmado que no está dispuesto a revalidar su cargo como líder del partido si la propuesta que defiende con su equipo no es la favorita de los inscritos.

"Si el documento político más importante, el documento de estrategia política más importante de cara a Vistalegre que presenta mi equipo y mi proyecto, sale derrotado, yo no puedo ser secretario general", afirmaba Iglesias en una entrevista en La Cafetera de Radiocable.

"No hay que dramatizarlo, no es un problema", apuntaba, insistiendo en que las personas que se sitúen al frente del partido en esta nueva etapa "deben estar vinculadas con las ideas". "No quiero ser secretario general a toda costa. Quiero serlo si los compañeros están de acuerdo con mi equipo, con el proyecto que presenta mi equipo. Si no, creo que cualquiera de nosotros somos prescindibles", apuntaba.

Iglesias, que hoy no cuenta con ningún rival de peso que haya planteado postularse a la secretaría general, afirmaba también que tendría "muy fácil revalidar su cargo", "en la medida en que no hay compañeros de perfil mediático muy fuerte" que quieran competir por el liderazgo del partido. "Pero no quiero que el camino sea fácil; quiero que sea porque estén de acuerdo con mi equipo y con mis ideas, si no igual hay otros que lo hacen mejor".

Precisamente, entre el domingo y hasta este martes a las 23.59 horas los 436.000 inscritos del partido están llamados a participar en una consulta convocada por el secretario general que definirá, entre otros aspectos, qué sistema de adjudicación de asientos en la nueva dirección (Consejo Ciudadano) se utilizará en Vistalegre II, o si los documentos deberán votarse ligados a las candidaturas como defiende Iglesias, o por separado, como piden el número dos, Íñigo Errejón, y sus afines. "No es bonito que alguien aspire a un cargo independientemente de las ideas o los documentos que tenga que llevar a cabo", incidía Iglesias.

Como una suerte de anticipo a las declaraciones del líder del partido, la semana pasada, el diputado en el Congreso y secretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafael Mayoral, ya avisaba de que Iglesias no podría "nunca" liderar el partido en el caso de que los inscritos se decantasen por una estrategia que él no comparta. "Nadie lo entendería", afirmaba Mayoral. 

Esta es la misma estrategia adoptada por el secretario general en la asamblea constituyente del partido, el primer Vistalegre, cuando Iglesias convirtió la última votación en un pleibiscito sobre su continuidad al frente del partido.