Público
Público

Iglesias desvela su estrategia para 2018 y advierte a Sánchez de que no le seguirá "esperando"

El líder de Podemos anuncia una proposición de ley de impuesto a la banca que su grupo llevará al Congreso esta semana, y reclama al Ejecutivo que vuelva a celebrar el Debate de Estado de la Nación este año. En la primera reunión de su dirección tras las elecciones del 21-D, Iglesias hace autocrítica y reconoce que el resultado fue "malo". Afirma que el año "no ha acabado bien para Podemos", pero insiste en que se dejará la piel para ganar al PP a todos los niveles: "Es nuestra responsabilidad que la España del 15-M gane a la España de las banderas"

Publicidad
Media: 4.10
Votos: 10
Comentarios:

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante el Consejo Ciudadano de la formación morada que se reúne esta mañana para fijar objetivos de cara al curso político. EFE/ J.J.Guillen

Anuncia nuevas medidas para los próximos meses, reconoce el abismo que les separa del PSOE y promete "dejarse la piel para que "la España del 15-M gane a la España de las banderas".

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha reconocido este sábado que el año "no ha acabado bien" para Podemos y sus aliados, y se ha comprometido a seguir "dejándose la piel y la salud" para "seguir luchando hasta el final" contra la derecha del PP y sus aliados PSOE y C's, responsables de la "involución democrática" que vive hoy el país.

Ante la dirección del partido morado (el Consejo Ciudadano Estatal, CCE), y durante cerca de una hora, Iglesias ha realizado un análisis de los hitos políticos de 2017, de los éxitos de su formación, y de algunos de los retos que les aguardan en 2018, año antesala de las elecciones autonómicas y municipales de 2019, y de las generales de 2020, para las que quiere seguir siendo candidato a la Presidencia.

La de este sábado ha sido la primera reunión del Consejo Ciudadano desde las elecciones catalanas, y ha traído la primera valoración de los resultados por parte del secretario general de Podemos. Iglesias reconoce que su candidatura, Catalunya en Comú-Podem, tuvo "un resultado electoral malo", "peor" del que lograron en los anteriores comicios, en septiembre de 2015, que el papel de su formación en Catalunya será "modesto", y vaticina que la "estrategia procesista en Catalunya se ha agotado".

"Hay elementos discursivos que podían operar hace dos años que ahora no van a operar", ha dicho Iglesias, que sin embargo mantiene la posición defendida por la candidatura que lideraba Xavier Domènech en los comicios, que pasa por la celebración de un referéndum pactado y por la necesidad de priorizar los derechos sociales sobre la cuestión político-territorial.

Sin embargo, en ese camino para recuperar los derechos sociales, Iglesias no cuenta ya con Pedro Sánchez, que logró abrir "muchas expectativas" cuando volvió a hacerse con las riendas del PSOE, pero que, a su entender, "se hizo viejo muy pronto".

El líder de Podemos se declara escéptico sobre las opciones de que prospere su relación con el partido de Sánchez ("Se ha estrechado la posibilidad de entendimiento") y, como adelantó Público este viernes, asume que el PSOE "no quiere hacer una moción de censura" a Mariano Rajoy. "No podemos seguir esperando a un PSOE que ha hecho lo mismo que Susana Díaz", sentenciaba.

Impuesto a la banca, con dardo a Sánchez

En un intento por mantener la bandera de los derechos sociales que Sánchez le está disputando, Iglesias ha anunciado que su formación presentará esta misma semana en el Congreso de los Diputados una proposición de ley (PL) de impuesto a la banca.

El martes, el secretario general socialista aprovechó un desayuno informativo para anunciar su propio impuesto a la banca (aunque no facilitó ningún detalle sobre esta idea), y desde Unidos Podemos le acusaron de copiar su proposición no de ley (PNL) sobre este mismo asunto, aprobada en la Comisión de Economía de la Cámara Baja en marzo. "Pensamos que hay que pasar del desayuno informativo a la ley".

"Algunos hablan de poner impuestos a los bancos, cuando tienen deudas con los bancos", esgrimía Iglesias.

Exige recuperar el Debate de Estado de la Nación

En lo que respecta al Ejecutivo, el líder de Podemos ha recordado que éste lleva años sin celebrar el Debate sobre el Estado de la Nación en el Congreso. "Desde que llegamos el Gobierno no ha querido hacer un solo debate", ha lamentado, insistiendo en que harán "presión" al Ejecutivo para que en 2018 sí se celebre: "La situación de España bien merece un debate en el Congreso".

Por otra parte, y paralelamente a la labor de oposición al Gobierno en el Parlamento, Iglesias cree que "España necesita que haya movilizaciones y trabajo político para defender sus derechos", en lo que respecta a asuntos como la Igualdad, que además vive hoy un momento de ebullición ("La revolución de las mujeres", decía, usando las palabras que habitualmente utiliza la portavoz parlamentaria del grupo confederal, Irene Montero).

La autocrítica

Esta "revolución de las mujeres" es, a juicio del líder de Podemos, "lo mejor que está pasando en este país" hoy por hoy, y por ello pide redoblar esfuerzos en esta cuestión.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, durante el Consejo Ciudadano de la formación moradae esta mañana para fijar objetivos de cara al curso político. EFE/ J.J.Guillen

Saca pecho por la feminización de portavoces en su partido en el último año, por el trabajo realizado en lo que respecta al Pacto de Estado contra la Violencia Machista (que Unidos Podemos no firmó, y que hoy aún no se está aplicando, en contra de lo acordado), pero también presume de iniciativas como la PL antiveto del Gobierno o la PL de reforma de la Regla de Gasto (ambas en trámite); de la moción de censura a Rajoy que presentaron en junio y del Tramabús, un "dispositivo comunicativo" para "explicar la corrupción".

No obstante, Iglesias reconoce que no han logrado "poner en agenda estos temas [corrupción, desigualdad, derechos sociales, etc]", y afirma que "aquí no valen excusas": "No hemos sido capaces de impedir que los temas sociales desaparezcan de la agenda del país", incidía. Y, sobre Catalunya, más allá de reconocer que lograron un mal resultado, Iglesias sorprendía con una afirmación que recuerda a las críticas vertidas antes del 21-D por Carolina Bescansa, diputada y cofundadora del partido: "Tenemos que reconocer que un buen número de ciudadanos en España han entendido que le estábamos hablando a otras fuerzas políticas".

El cuestionamiento "laico" de la Monarquía

"Nosotros no hablamos de la Monarquía porque queramos cambiar una bandera por otra". En los últimos meses, y especialmente tras el discurso del rey Felipe VI sobre Catalunya, el pasado 3 de octubre, Iglesias ha criticado y cuestionado con insistencia el papel de la monarquía: "¿Para qué sirve la monarquía?", planteaba, defendiendo que sería "más sensato" elegir democráticamente al jefe del Estado. "Una monarquía constitucional no permite la intervención en política" del rey, sentenciaba, afirmando que esta crítica, o sus preguntas sobre la monarquía, las formula desde un prisma "laico".

A Íñigo Errejón: "Que se ponga a trabajar desde ya para ganar la Comunidad de Madrid"

"Revalidar" los ayuntamientos del cambio y ganar las elecciones en otros municipios y comunidades autónomas es otro de los ejes en los que se estructura la nueva estrategia del partido morado.

En este sentido, y aunque su candidatura, fruto de un acuerdo con el líder del partido tras Vistalegre II, aún no es oficial (y debe pasar por primarias), Iglesias ha encargado a Íñigo Errejón "que se ponga a trabajar desde ya para ganar en la Comunidad de Madrid". "Es verdad que tiene que haber primarias, pero nos tenemos que poner a trabajar desde ya".

Un "gran evento" de cuadros y dirigentes

En la misma línea, Iglesias ha pedido al secretario de Organización, Pablo Echenique, que elabore un plan para que "se nos vea y se nos sienta en los territorios". Esto pasaría por la convocatoria de un "gran evento de cuadros y dirigentes" en el que articular "mecanismos de trabajo" en ese sentido.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, charla con el secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, antes del inicio del Consejo Ciudadano Estatal. EFE/ J.J.Guillen

También ha pedido al Instituto 25-M, la fundación del partido morado, que siga impulsando iniciativas para formar a cuadros y militantes: "Hay que poner a funcionar nuestra organización, no puede ser que Podemos sólo hable de sí mismo".

No llevar debates internos a los medios de comunicación

En última instancia,el líder de Podemos ha insistido en varias ocasiones en su exigencia de no llevar los debates internos a los medios de comunicación, después de que las críticas de Bescansa antes de la campaña levantaran ampollas en la dirección. "Nos sigue haciendo daño no debatir donde no hay que debatir", decía Iglesias, afirmando que, en el marco de Vistalegre II, en febrero de 2017, empezaron "mal" el año por este motivo.

"Nos equivocamos llevando a los medios de comunicación los debates que se tienen que tener dentro de nuestra organización", incidía.

DISPLAY CONNECTORS, SL.