Publicado: 05.12.2015 23:44 |Actualizado: 06.12.2015 20:02

Iglesias: “Si ganamos, defenderemos que Catalunya siga en un proyecto común, pero habrá un referéndum”

El líder de Podemos aprovecha su visita al área metropolitana de Barcelona para asegurar que con él al frente del gobierno llegaría la “fraternidad” y se acabaría el “choque de trenes”. Ada Colau se estrena en campaña para apoyar al candidato de En Comú Podem, Xavier Domènech

Publicidad
Media: 5
Votos: 8
Comentarios:
iglesias

El candidato de Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias.- EFE

L´HOSPITALET DE LLOBREGAT.- La promesa de celebrar un referéndum vinculante, la necesidad que el “cambio real” llegue a las instituciones para poder hacer políticas “al servicio de la gente” y los ataques al bipartidismo y a Ciudadanos han sido los principales temas del primer gran mitín de campaña de En Comú Podem, que ha contado con la participación de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y los números uno y dos de Podemos, Pablo Iglesias e Iñigo Errejón.

El mismo recinto en el que ayer hablaron los socialistas Pedro Sánchez y Carme Chacón -el pabellón Sergio Manzano del barrio de Bellvitge de l'Hospitalet de Llobregat- se ha quedado pequeño este sábado, ya que más de mil personas han llenado el aforo -aunque sólo la mitad de la pista estaba abierta al público- y unas 500 se han quedado fuera. “Se respira remontada”, era la consigna que han insistido en repetir buena parte de los protagonistas del acto.



La elección del escenario no es ni mucho menos casual, ya que el área metropolitana de Barcelona será clave para decidir los resultados de las elecciones generales en una provincia en la que se repartirán 31 escaños y que, según las encuestas, verá una lucha ajustada por la victoria entre En Comú Podem, PSC y Ciudadanos y, en menor medida, ERC y CDC, que en esta ocasión concurre con la marca Democràcia y Llibertat.

En su estreno en Catalunya en esta campaña, Pablo Iglesias -que ha sido recibido a gritos de “¡presidente!, ¡presidente!”- ha sido el encargado de cerrar el mitín y ha reiterado su apuesta por la celebración de un referéndum en Catalunya en el que apostaría para que la independencia no fuera la opción vencedora. “Si ganamos las elecciones defenderemos que Catalunya siga en un proyecto común, pero habrá un referéndum, porque son los catalanes los que tienen que decidir”, ha concretado Iglesias para quién con él al frente del gobierno se acabaría “el tiempo del choque de trenes” y empezaría el “tiempo de la fraternidad”. La defensa del referéndum ha sido constante durante todo el acto, ya que también han insistido en ella el cabeza de lista de En Comú Podem, Xavier Domènech, Iñigo Errejón y Ada Colau.

“Hay algunos que quieren ser presidentes del gobierno contra Catalunya. En cambio, mi mayor honor será ser investido con el apoyo del que será el mayor de los grupos catalanes en el Congreso”, ha afirmado el líder de Podemos. Iglesias también ha reivindicado la formación morada como un “instrumento político en manos de la gente. Nacimos para que la gente común entrara en las instituciones”. En Comú Podem, la confluencia de Barcelona en Comú, ICV, EUiA y Podem, aspira a obtener un grupo parlamentario propio en el Congreso, pero tiene a Podemos como aliado estatal. De hecho, una gran fuerza de la formación morada surge de sus alianzas con formaciones en territorios periféricos de la Península, como en Catalunya, el País Valencià o Galicia.

Domènech: “Derrotar a Ciudadanos es derrotar al partido de los bancos”

Xavier Domènech se ha mostrado convencido de la victoria de la candidatura el 20-D, lo que servirá “para abrir la puerta del cambio en el Estado”. Como hizo en el arranque de la campaña, Domènech ha señalado a Ciudadanos como su principal rival para ser la formación más votada en Catalunya, lo que explica que le haya dedicado varios ataques. “Nos dicen que son regeneración y nos dicen que el cambio que llegará con medidas tan innovadoras como subir el IVA del pan o con una reforma laboral como es su propuesta de contrato único. Con él tardaríamos 14 años en recuperar el despido que cobramos ahora”, ha relatado Domènech. “Derrotar a Ciudadanos es derrotar al partidos de los grandes bancos y del Ibex 35”, ha insistido el candidato que también ha señalado a las puertas giratorias como responsables que en España el precio de la luz sea más elevado que en la mayoría de los países europeos.

Domènech ha llegado a proclamar que en un futuro gobierno presidido por Iglesias, y con Iñigo Errejón en la vicepresidencia, dos candidatas de En Comú Podem serán ministras: se trata de la número dos de la lista, Marta Sibina, que se encargaría de Sanidad; y de la número 4, Lucía Martín, que asumiría Vivienda. Iñigo Errejón, que ha hecho buena parte de su intervención en catalán, ha subrayado que Catalunya es imprescindible para llevar a cabo la “revolución democrática” que plantean y también ha insistido en la crítica a las puertas giratorias. “Si te va a enchufar Endesa o Repsol, que te vote Endesa o Repsol”, ha soltado en una claro mensaje a PP y PSOE, que acumulan antiguos dirigentes con cargos en los consejos de administración de grandes empresas.

Errejón ha defendido la necesidad de afrontar una reforma constitucional en profundidad, después de que se “haya roto el acuerdo de convivencia de 1978”. “La gente humilde nos dejó leyes y derechos como herencia para que nadie fuese menos que nadie, pero esta herencia nos la han saqueado”, ha comentado el dirigente de Podemos para quién “nos gobierna gente que no nos tiene respeto”.

Visiblemente cansada tras su participación en la cumbre del clima de París, Ada Colau ha comentado que es “imprescindible recuperar las instituciones para devolverlas a la gente” para poder hacer otra política “que ponga los recursos públicos únicamente al servicios de la ciudadanía”. Colau ha enumerado algunos de los cambios que ha llevado a cabo el Ayuntamiento de Barcelona desde que está al frente de su gobierno, pero ha admitido que se encuentran con límites para llevar a cabo reformas más profundas y para ello “necesitamos que el cambio llegue con una fuerza imparable” a las Cortes. “La última vez que fui al Congreso les llamé criminales [a los diputados] y ahora quiero volver para llamarles dignos representantes del pueblo”, ha proclamado una Colau que, como el resto de ponentes, quiere ver a Iglesias al frente del futuro gobierno español.