Publicado: 06.10.2015 18:43 |Actualizado: 06.10.2015 21:28

Iglesias y Garzón serán rivales en las elecciones generales del 20-D

Podemos e IU anuncian el fracaso de las negociaciones sobre una candidatura unitaria. Tras reunirse de nuevo este martes, el partido morado afirma que Izquierda Unida pretendía forjar una coalición entre ambos, una "línea roja" que no van a cruzar. En cambio, IU lo niega y "lamenta" que sus interlocutores "cierren la puerta a la unidad popular"

Publicidad
Media: 4.27
Votos: 15
Comentarios:
Alberto Garzón (der) y Pablo Iglesias (izq) durant una debate sobre democracia el pasado año.- JAIRO VARGAS

El candidato de IU, Alberto Garzón, junto al líder de Podemos, Pablo Iglesias, en una imagen de archivo. - JAIRO VARGAS

MADRID.- Tras meses de reuniones, Podemos e IU dan por zanjadas las conversaciones por las que el partido morado pretendía incluir al candidato de IU, Alberto Garzón, en su lista para las generales; mientras que Izquierda Unida intentaba que los de Pablo Iglesias abrieran sus listas a un proceso de unidad popular a través de la plataforma Ahora en Común.

Tras una nueva reunión este martes, Podemos emitía un comunicado alrededor de las 18:30 horas en el que "lamentaba" el "no definitivo" del diputado de IU a lo que ellos llaman la "candidatura del cambio", que encabezará Iglesias para las generales. Varias horas después, Izquierda Unida reaccionaba lamentando justamente lo contrario: "Sorprende la forma en que Podemos ha cerrado esta tarde la puerta ─de forma unilateral─ a la posibilidad de la unidad popular".

En cualquier caso, ambas fuerzas políticas dan por concluidas las negociaciones, según confirmaron a Público fuentes de ambas directivas. Garzón no estará en la lista de Podemos, ni como candidato de IU ni como candidato de Ahora en Común, y su lista competirá electoralmente con la de Iglesias, al menos, en varias provincias. En Catalunya y Galicia, las candidaturas unitarias de las "fuerzas del cambio" sí han llegado a buen puerto.

"La reunión de hoy es definitiva", explica a Público Sergio Pascual, secretario de Organización de Podemos, presente, junto con Carolina Bescansa, secretaria de Análisis Político y Programa, en la reunión que han celebrado este martes con representantes de IU. 



Pascual: "Nos encontramos con una organización política que pretendía acordar por arriba"

Pascual explica a este diario que en el encuentro, que arrancó a las 13.00 horas y se prolongó durante hora y media, se entrevistaron con Clara Alonso, secretaria federal de Comunicación de IU, Adolfo Barrena, secretario federal de Organización y Toni Valero, secretario de Organización de la federación andaluza de IU, representantes del aparato del partido que, según el dirigente de Podemos, han insistido en que la única forma de que Garzón engrose las listas de Podemos es un acuerdo con IU Federal: "La línea roja que dibujan no es sólo infranqueable, sino antidemocrática. Es una línea roja que dibujan ellos", asegura Pascual. 
 
"Básicamente, nosotros acudimos a una reunión con los interlocutores que nos manda Alberto, y nos hemos encontrado con que no era gente que venía en representación con Garzón, era gente de IU que quería llegar a un acuerdo a nivel estatal". "Nos encontramos con una organización política que pretendía acordar por arriba", insiste. El secretario de Política, Íñigo Errejón, también ha reaccionado a este desencuentro a través de Twitter.

IU niega rotundamente la versión de Podemos

Fuentes de IU niegan rotundamente la información que ha adelantado Podemos. “El contenido de su comunicado es radicalmente falso”, aseguran a Público, y añaden que en la reunión de este martes se había acordado hacer un comunicado conjunto y se habían vuelto a citar para otra reunión este mismo jueves.

El enfado en la coalición de izquierdas es mayúsculo y sus dirigentes aseguran no entender la reacción de Podemos. Desmienten que IU haya propuesto un acuerdo entre partidos, ya que la apuesta de la coalición es la plataforma Ahora en Común, y niegan que haya sido IU la que haya dado por cerradas definitivamente las conversaciones. Garzón explicará mañana su postura en un desayuno informativo, aunque la cuenta de Twitter de IU no deja lugar a dudas: "Nos toca competir electoralmente cuando el adversario es el régimen".

Horas después, IU aseguraba en un comunicado que "han trasladado a Podemos su clara intención de construir una candidatura de unidad popular democrática", al estilo de "las exitosas experiencias municipales del 24 de mayo". En ese sentido, Izquierda Unida afirma que ha trasladado su "clara apuesta por una plataforma como Ahora en Común", y añade que lo hizo "sin cerrar la puerta a posibles propuestas"; además de que ambas organizaciones han renunciado "a la política de fichajes ad hoc"

"Alberto no ha podido desprenderse de su mochila"

En cambio, poco antes Pascual afirmaba que "Alberto no ha podido desprenderse de su mochila". Este mismo lunes, Carolina Bescansa también hacía referencia a esta "mochila": no quiso concretar qué hay dentro de la misma, pero en otras ocasiones su partido se ha referido así a la formación a la que pertenece el diputado por Málaga. "Esperamos que no haya mochila que impida a una persona valiosa incorporarse al proyecto", apostillaba la número tres del partido.

Este martes, Bescansa ha explicado a este diario que tras el encuentro habían acordado volver a verse el jueves, pero han cambiado de idea después de conversar con la Ejecutiva del partido, y después de que el secretario general, Pablo Iglesias, y ella misma, volvieran a conversar por teléfono con Garzón. A continuación difundieron el comunicado de prensa.

El sábado, el Consejo Político Federal de IU dio el respaldo a Garzón para que participara en las primarias de Ahora en Común. El propio candidato afirmó que su intención era “ser el candidato no sólo de IU sino de la unidad popular”. Ese mismo día se conocía que el pasado jueves Garzón e Iglesias se habían reunido sin llegar a un acuerdo.

Este martes, el coordinador federal de IU, Cayo Lara, criticaba desde Zamora la dirección que estaba tomando la negociación, que a su juicio consistía "en una especie de empotramiento" de varias personas de IU, como el propio Garzón, en la lista electoral de Podemos.

La estrategia edificada por Pablo Iglesias y la dirección de Podemos en Vistalegre, ratificada por las bases en una consulta celebrada antes del periodo estival, apuesta por establecer alianzas territoriales con plataformas e iniciativas de unidad popular, nunca directamente con partidos políticos, en ningún caso a nivel estatal, y siempre con su marca y su logo encabezando estas hipotéticas candidaturas.