Publicado: 08.07.2016 13:14 |Actualizado: 08.07.2016 13:29

Iglesias insiste en que si el PSOE quiere podría formarse un Gobierno diferente al del Partido Popular

El líder de Podemos reitera su apuesta de que se abra el diálogo entre las fuerzas progresistas y recuerda que si el PSOE, Unidos Podemos y las formaciones catalanas y vascas logran un acuerdo podría haber un Gobierno, porque "los números dan".

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 9
Comentarios:
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, hoy en el Congreso, donde acudió para formalizar su acta de diputado de la XII legislatura. EFE/J. J. Guillén

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, hoy en el Congreso, donde acudió para formalizar su acta de diputado de la XII legislatura. EFE/J. J. Guillén

MADRID.- El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha insistido hoy en su apuesta por que se abra el diálogo entre las fuerzas progresistas y ha recordado que si el PSOE, Unidos Podemos y las formaciones catalanes y vascas logran un acuerdo podría haber un Gobierno diferente al del PP, porque "los números dan".

Iglesias, que ha acudido al Congreso a entregar su credencial como diputado de la XII legislatura, ha explicado a los periodistas que si Mariano Rajoy no logra la mayoría "sería sensato intentarlo por otro lado", aunque también ha subrayado que a Podemos no le toca "la iniciativa" y que cuando la toma "no es demasiado bien recibida".

De esta forma, ha descartado que sea Podemos el que proponga formalmente al PSOE buscar ese acuerdo para conformar un Gobierno progresista, pero ha recalcado también que lo "razonable" si Rajoy no consigue apoyos suficientes es que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, busque esa otra vía.

Ha lamentado por ello que "por desgracia" muchos "jefes" del PSOE apuesten por permitir gobernar al PP, y ha descartado cualquier apoyo a un acuerdo como el que los socialistas firmaron con Ciudadanos, partido que -según Iglesias- parece que tiene como objetivo político "evitar que Podemos pinte nada en la política española.



A su juicio, C's actúa como una "alcahueta" buscando el "matrimonio" entre el PSOE y el PP. "Para eso no nos necesitan, ya está Felipe González o Albert Rivera" para buscar ese acuerdo entre populares y socialistas, ha criticado.

Iglesias acudirá el próximo martes a la reunión prevista con Rajoy sabiendo que es un encuentro "meramente protocolario", enmarcado en la ronda de contactos políticos abierta por el líder del PP, porque no hay posibilidad de ningún acuerdo, aunque el presidente en funciones también le adelantó que le informaría de algunos asuntos de relevancia internacional. Podemos, según fuentes de la formación, todavía no ha mantenido tampoco ningún contacto con otros partidos sobre la conformación de la Mesa del Congreso, en la que Iglesias da por hecho que mantendrá los dos puestos que tenía en la última legislatura.

Mucho más importante es la formación de Gobierno, y "los números dan" -ha indicado- para un acuerdo del PSOE, Unidos Podemos y las fuerzas catalanas y vascas

El secretario general de Podemos ha mostrado también su disposición al diálogo en este tema, si bien ha considerado que "aunque no es una cuestión menor", mucho más importante es la formación de Gobierno, y "los números dan" -ha indicado- para un acuerdo del PSOE, Unidos Podemos y las fuerzas catalanas y vascas.

Sobre la condición que de convocar un referéndum en Catalunya que impone ERC para apoyar la investidura de cualquier Gobierno, Iglesias defiende el derecho de poner condiciones en "términos maximalistas", pero recuerda tanto Esquerra Republicana como CDC dijeron que favorecerían "sin condiciones" cualquier Gobierno en España diferente al del PP.

De cara a la organización del futuro grupo parlamentario de Unidos Podemos, Iglesias ha abogado por que el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, "tenga un papel importante", cree que no va a haber problemas de organización con las confluencias y ha avanzado su deseo de que los portavoces de la formación morada sigan siendo Íñigo Errejón e Irene Montero. Asimismo, confía en que la Mesa del Congreso admita esta vez que las confluencias puedan tener grupo parlamentario propio -catalán, valenciano y gallego- porque es "de justicia".