Publicado: 08.12.2015 00:21 |Actualizado: 08.12.2015 02:07

Iglesias minimiza el poder de Sánchez en el PSOE y se presenta como la referencia de los socialistas 

"Tengo la impresión de que mandas poco en tu partido", afea el líder de Podemos al candidato socialista. También guarda dardos para Sáenz de Santamaría y el PP: "Alguien que ha estado tan cerca de la corrupción quizás habría podido darse cuenta de algo"

Publicidad
Media: 3.77
Votos: 13
Comentarios:
Un momento del debate entre Sáenz de Santamaría, Sánchez, Iglesias y Rivera. EFE

Un momento del debate entre Sáenz de Santamaría, Sánchez, Iglesias y Rivera. EFE

MADRID.-Podemos es hoy la única alternativa para los "socialistas de corazón", el único partido que realmente quiere poner el acento en las políticas sociales. Al menos, esa es la versión de Pablo Iglesias, que este lunes ha menospreciado el poder de Pedro Sánchez en el PSOE, y de ser incapaz de imprimir un rumbo verdaderamente socialista al partido que dirige. O al partido que en teoría debería dirigir. "Tengo la impresión de que mandas poco en tu partido".

A Sánchez: "Me gustaría que hubiera un PSOE distinto. Tú lo has intentado y te has esforzado mucho, pero no lo has conseguido"

"Tengo la impresión de que en tu partido mandan otros", apostillaba Iglesias en el debate a cuatro de este lunes, en el que ha colocado a Sánchez en el centro de su diana, y en el que ha insistido en que deben quedar por delante del PSOE en las elecciones del 20-D para que los socialistas se vean obligados a cumplir sus promesas de campaña: "Coincido con las propuestas que haces, pero cuando gobernáis no hacéis lo que decís. Me gustaría que hubiera un Partido Socialista distinto. Tú lo has intentado y te has esforzado mucho, pero no lo has conseguido".



Iglesias, cómodo ante las cámaras, se ha impuesto al resto de candidatos en el único debate electoral celebrado entre los cuatro partidos con más opciones de llegar a La Moncloa, organizado por Atresmedia. Todos los cabeza de lista han representado a sus respectivas formaciones menos el PP, que ha enviado a Soraya Sáenz de Santamaría como sustituta de Mariano Rajoy.

A Rivera:"Tengo la sensación de que vuestras ansias de poder os están haciendo alinearos con lo viejo"

La ausencia del presidente del Gobierno y candidato del Partido Popular ha marcado un debate en el que Iglesias, Sánchez y Albert Rivera han cargado contra la vicepresidenta y número dos en las listas del partido que gobierna al Congreso por Madrid por la decisión de Rajoy de esquivar esta cita, y por muchos de los casos de corrupción que salpican al PP.

"La Policía española estuvo 20 horas registrando la sede de su partido", "encontraron los ordenadores sin discos duros". "Hicieron desaparecer el registro de visitas de las personas que entraban en su partido", recordaba Iglesias a Santamaría, aclarando que no la acusaba de infringir la ley, pero recriminándole que el Gobierno no haya actuado antes, que afirmase no saber nada de lo que ocurría en la calle Génova: "Tengo la impresión de que alguien que ha estado tan cerca de la corrupción quizás habría podido darse cuenta de algo", seguía, instándola a "pedir perdón con otro tono por haber sido el partido de la corrupción". Santamaría no lo ha hecho. 

En este punto, el líder de Podemos aprovechaba para asegurar que podría entenderse con con Ciudadanos en lo que respecta a la puerta giratoria, "para acabar de una vez con los que han traído la corrupción", pero acto y seguido también cargaba contra el partido de Rivera por ser "muleta" del "peor PSOE" -el de Andalucía- y el del peor PP -el de Madrid-. "Tengo la sensación de que vuestras ansias de poder os están haciendo alinearos con lo viejo".

Crítica a Santamaría: "No tome a los ciudadanos por tontos"

Iglesias, sólido en la defensa de sus propuestas durante las dos horas de debate, ha cargado contra Santamaría por la ausencia de autocrítica de la vicepresidenta respecto a la gestión del PP: "Yo sé que usted es una persona inteligente, pero no tome a los ciudadanos por tontos."

Así, el candidato de Podemos intentaba marcar distancias entre su partido y el resto de fuerzas, sacando pecho por los logros de los alcaldes del cambio apoyados por Podemos -en este caso el de Cádiz, José María González, Kichi- asegurando que su programa cuenta con una memoria económica detallada, y que está listo para ser aplicado de forma inmediata.

La despedida de Iglesias: "No olviden las tarjetas 'black', la Púnica, el 'Luis, sé fuerte"

El acento al respecto recaía, como es habitual estos días, en el reconocimiento de España como un Estado plurinacional, y en la promesa de impulsar un referéndum soberanista catalán de llegar al Gobierno. Iglesias defiende que es una cuestión "de sentido común", que existen "marcos legales", pero falta "voluntad política". En este punto había dardos para todos sus oponentes: para Sánchez, por no entender Catalunya como sí hizo José Luis Rodríguez Zapatero -"Creo, Pedro, que no estás a la altura en eso"-; para Santamaría, por no entender "que España no es sólo Madrid, es más cosas"-; y por supuesto para Rivera: "No habéis entendido que la grandeza de este país es su diversidad". 

El esperado debate de este lunes es el único en el que participarán los cuatro candidatos de los partidos con más posibilidades el próximo 20-D, por lo que era considerado determinante por PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos, e Iglesias era perfectamente consciente.

Como broche de oro, en su minuto final, el líder de Podemos no ha pedido el voto, sino que se ha dirigido a los ciudadanos para instarles a que "no olviden las tarjetas black, la Púnica, el 'Luis, sé fuerte". El telón caía con el llamamiento final de Iglesias, que pedía a los ciudadanos que "sonrían al 15-M, a los vecinos en las plazas, a las madres con jornadas de 15 horas" o a los "pequeños empresarios". "Sonrían, que sí se puede"

Debate y participa con tu voto y tus argumentos:
Cargando el debate... Si el debate no se muestra, puedes verlo en http://www.quoners.es/debate/quien-ha-ganado-el-debate-a-cuatro