Público
Público

Iglesias, en la presentación de su proyecto para Vistalegre 2: "No quiero que me votéis por mi cara, sino por el proyecto colectivo "

Arropado por decenas de cargos públicos y orgánicos y por el cofundador del partido Juan Carlos Monedero, el secretario general de la formación morada defiende las líneas maestras de su iniciativa de cara a la asamblea de refundación de Podemos, para la que cree que no hay "ningún proyecto que sea malo", aunque insiste en que el suyo "es mejor"

Publicidad
Media: 3.86
Votos: 7
Comentarios:

Pablo Iglesias, en la manifestación convocada por CCOO y UGT en Madrid para recuperar los derechos perdidos. / EFE

MADRID.- Será un proceso de casi dos meses de duración y sobre él se asentarán las bases del futuro Podemos. Pablo Iglesias ha dado este domingo el pistoletazo de salida -de facto- a la campaña que se prolongará hasta el segundo fin de semana de febrero, cuando tendrá lugar la asamblea de refundación del partido, conocida como Vistalegre 2. Iglesias ha defendido los postulados de su iniciativa, Podemos entre todas, arropado por sesenta dirigentes, concejales y diputados de la formación de todo el territorio afines a sus tesis, asegurando que el suyo no es un proyecto "para derrotar a compañeros".

El secretario general del partido morado, que hoy no cuenta con ningún rival con posibilidades de impedirle revalidar su liderazgo en Vistalegre 2, reconocía que a su parecer ninguno de los modelos alternativos al suyo es "malo para Podemos". "Pienso que el nuestro es mejor", apostillaba.

Así, Iglesias se ha referido a uno de los pilares de su iniciativa para el partido, que se dirimirá en una consulta a los inscritos que se saldará el martes, y que difiere sustancialmente de la que enarbola Íñigo Errejón -que presentó su propuesta el viernes-.

Así, y mientras el secretario político del partido defiende votar por separado los proyectos políticos y los nuevos dirigentes de la formación, Iglesias rechaza que se "vote a personas independientemente del proyecto". "No quiero que me votéis por mi cara bonita ni porque salimos en televisión". "Quiero que me votéis por el equipo y por el proyecto colectivo", justificaba este domingo.

En la misma línea, el líder del partido morado ha defendido el sistema de votación desarrollado por el secretario de Organización, Pablo Echenique, uno de los dirigentes con mayor peso de entre quienes respaldan esta iniciativa. Su modelo Desborda "con solo un 5% de los votos" garantiza que cualquier lista "se vea representada", afirmaba Iglesias, sacando pecho también de su propuesta de garantizar la presencia directa de los círculos que vertebran la organización en la dirección estatal.

Así, Iglesias ha insistido en que trabajará para crear "un Podemos plural y muy diverso", aunque ha recordado que sobre la forma de proceder en la segunda Asamblea Ciudadana serán los mas de 460.000 inscritos del partido quienes tendrán la última palabra. "Hace falta un Podemos en el que no tengamos ningún miedo de preguntar a los inscritos". "Necesitamos un Podemos en el que los inscritos manden mucho", apostillaba.

Echenique: "Si esto no es diversidad, que baje Dios y lo vea"

A lo largo de las cerca de dos horas de duración del acto en el céntrico espacio de la fundación Diario Madrid, y ante la presencia de cerca de 250 personas, el líder de Podemos se ha visto arropado por secretarios generales autonómicos, diputados en distintos parlamentos y distintos cargos orgánicos del partido, entre ellos su jefa de Gabinete, Irene Montero, la secretaria de Análisis Político, Carolina Bescansa, o el secretario de Organización, Pablo Echenique. Ante ellos, Iglesias no ha desvelado nuevos detalles, sino que en esencia el acto supuso la puesta de largo oficial, donde fue recopilando lo expuesto hasta ahora.

"Si esto no es pluralidad, que baje Dios y lo vea", bromeaba Echenique al tomar la palabra. El también secretario general del partido en Aragón ha defendido este domingo que su modelo es el que asegura la creación de un Podemos "para todos y para todas", y ha recordado que el sistema Desborda garantiza la presencia de un mínimo de un 50% de mujeres en el órgano de dirección política, el Consejo Ciudadano estatal.

Por su parte, el exidirigente y cofundador del partido, Juan Carlos Monedero, recordaba su renuncia a desempeñar cargos orgánicos, pero insistía en que que con su respaldo a Podemos para todas se sitúa donde le corresponde. "Donde me corresponde estar hoy es aquí, porque con este modelo los círculos van a estar representados como corresponde".

A su entender, el sistema planteado por Echenique "escucha a las bases y no a las familias" y "obliga al dialogo" entre quienes defienden distintas tesis en la formación. "El modelo que plantea Echenique recuerda para que nació Podemos: estamos aquí para escribir el futuro, no para reescribir el pasado", zanjaba.