Publicado: 14.12.2016 09:57 |Actualizado: 14.12.2016 10:34

Iglesias reclama reformar la Constitución para “proteger a los españoles” del PP

El líder de la formación morada mantiene un tenso debate con la vicepresidenta Sáenz de Santamaría que le reprocha que exija cambios en la Carta Magna “sin acudir a la comisión Constitucional de la que es usted portavoz”

Publicidad
Media: 4.47
Votos: 15
Comentarios:
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el portavoz del grupo parlamentario de Unidos Podemos, Iñigo Errejón, en  la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. EFE/Paco Campos

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el portavoz del grupo parlamentario de Unidos Podemos, Iñigo Errejón, en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. EFE/Paco Campos

MADRID.-  La tensión dialéctica en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados se ha concentrado en el enfrentamiento que han mantenido el líder de Podemos, Pablo Iglesias, con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, a cuenta de la reforma de la Constitución y el sometimiento de los posibles cambios a un refrendo de los españoles.

Iglesias, con su habitual discurso tenso y precipitado, ha reiterado que su grupo parlamentario cuenta con los diputados necesarios (al menos 35) para exigir un referéndum sea cual sea el contenido de una posible modificación del texto constitucional “para evitar la nocturnidad veraniega” con la que socialistas y populares reformaron el artículo 1345 de la Carta Magna. “Son necesarios los cambios (en la Constitución) para proteger a los españoles de ustedes”, ha proclamado Iglesias.

La vicepresidenta le ha contestado con tono tenso y enérgico diciendo que “seguramente los españoles se sientes más seguros con nosotros que con ustedes porque nos votan más”, una afirmación que ha arrancado una efusiva salva de aplausos. La número dos del Gobierno le ha reprochado que su voluntad de cambiar la Constitución no se refleja en su actividad parlamentaria: “¿Por qué no va a la comisión Constitucional, en la que usted es portavoz de su grupo?; en la última reunión estuvimos cuatro horas y su puesto lo ocupó Xavier Domènech”. “Le veo a usted más sembrando discordia”, le ha recriminado.

Y es que el dirigente de Podemos le ha apretado desde el inicio de sus palabras. “Parece que a usted la democracia es todo un jaleo”, le ha espetado a su interpelada tras escuchar su primera respuesta. La vicepresidenta le ha relatado, también de forma ciertamente precipitada, los trámites ciertamente complejos que conlleva efectuar cambios de calado en el texto de la Carta Magna, entre ellos la disolución de la legislatura, la convocatoria de elecciones y, posteriormente, un referéndum.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el Congreso. EFE/Paco Campos

“Nos gustaría contar con su consenso”, le ha retado Iglesias a Sáenz de Santamaría para realizar una reforma de la Constitución de una forma diametralmente opuesta a la última efectuada en 2012 en un acuerdo rápido entre el entonces presidente Zapaterio y Rajoy, líder de la oposición. “Hay que cambiar la Constitución para salvaguardar los derechos sociales, proteger a los españoles de la corrupción impidiendo las puertas giratorias”, ha reiterado Iglesias entre otras razones. La vicepresidenta no ha entrado en esos contenidos ni en otros. Tan solo ha acusado a Iglesias de querer romper el consenso alcanzado en 1978.

Este duro cruce dialéctico ha hecho olvidar la tanda de tres preguntas que se le han formulado al presidente Rajoy. En realidad, apenas la primera, por boca del portavoz socialista, Antonio Hernando, ha tenido cierto interés. Pero Rajoy ha despachado la presión del socialista con su habitual desdén, sin entrar al trapo que le ha puesto delante Hernando. Y no era una cuestión menor: la ley mordaza.

El socialista, tras relatar una serie de consecuencias graves para las libertades ciudadanas por la aplicación de la ley “mordaza”, le ha conminado a Rajoy a derogar directamente su propia ley “que no se hizo por imposiciones de los mercados ni por seguir los criterios de Bruselas. La hicieron para protegerse ustedes de las reformas cntra la mayoría de la sociedad española, creando inseguridad jurídica”. “No pierda el tiempo, señor Rajoy, si no quieta usted la ley “mordaza” la quitaremos nosotros”, ha proclamado al tiempo que mostraba el papel con el texto de la iniciativa socialista que persigue su derogación.

“Ustedes sabrán lo que les conviene hacer, pero derogar no es la mejor forma de construir. Decir que hay ausencia de derechos y de libertades parece una roma. A mí la gente me habla del paro y de otros asuntos que les preocupa; nadie me ha dicho na sola palabra de ese asunto (la ley “mordaza”). Están sobreactuando al margen del sentido común”, ha recalcado Rajoy para acabar su respuesta.

El portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno. EFE/Paco Campos

El portavoz socialista en el Congreso, Antonio Hernando, durante su intervención en la sesión de control al Gobierno. EFE/Paco Campos

Las dos anteriores preguntas no han tenido historia. El portavoz del grupo vasco del PNV le ha recriminado que el Gobierno use en exceso la legislación actual para prohibir consultas de los municipios. “No le hablo de consultas independentistas ni nada de eso, solo consultas para decidir asuntos municipales como el urbanismo”.

Para Rajoy, las prohibiciones que ha planteado su Gobierno “son en el marco legal y nunca se han prohibido consultas locales, en concreto seis en el País Vasco”. La otra pregunta la ha formulado Isidro Martínez Oblanca, el único diputado de Foro Asturias, partido coaligado con el PP. Sin comentarios.