Publicado: 19.09.2015 21:05 |Actualizado: 19.09.2015 21:05

Iglesias: "El señor Mas parece muy antisistema últimamente, pero no lo recuerdo parando un desahucio"

El secretario general de Podemos subraya que ante las hipotecas de CDC con los bancos, “nuestro único acreedor es la gente” e insiste en apelar al votante socialista para que el 27S opte por Catalunya Sí Que es Pot

Publicidad
Media: 3.56
Votos: 9
Comentarios:
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención esta tarde en un acto de campaña para el 27S de la candidatura Catalunya sí que es Pot. - EFE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención esta tarde en un acto de campaña para el 27S de la candidatura Catalunya sí que es Pot. - EFE

MATARÓ.- “Nosotros no pedimos crédito a los bancos, porque a nosotros no nos compra nadie, ni nos llaman por teléfono para recordarnos que tenemos una hipoteca y en cambio el partido del señor Mas tiene la sede embargada y hipotecas con los bancos”. Con estas palabras, Pablo Iglesias ha querido restar credibilidad a la afirmación del president de la Generalitat de querer “pasar por encima” de los poderes financieros. La declaración de Mas llegó a raíz de que la gran banca amenazara en un comunicado con dejar Catalunya si hay una declaración unilateral de independencia (DUI) después de las elecciones del 27 de septiembre.

Tras volver de Grecia, dónde ha apoyado a Alexis Tsipras antes de las elecciones helenas de domingo, Iglesias ha protagonizado en Mataró un mitín de Catalunya Sí Que es Pot (CSQP), en el que ha pedido la movilización de las “clases populares”, ha sugerido a los votantes socialistas que Podemos es ahora su casa y ha vuelto a defender el derecho a decidir de los catalanes. “El señor Mas está muy radical últimamente, sólo le falta una camiseta de tirantes. Pero no lo recuerdo parando ningún desahucio”, ha ironizado un Iglesias que ha contrapuesto que mientras “los bancos tienen poder” sobre CDC, “nosotros sólo tenemos un acreedor, que es la gente”.



Alrededor de 700 personas se han congregado en el parque central de Mataró para asistir al acto de CSQP, en el que también han participado la número dos de la candidatura, Gemma Lienas y el eurodiputado Ernest Urtasun, entre otros. En la línea habitual de la campaña de la candidatura, Artur Mas ha sido la principal diana de los ataques de los oradores e Iglesias ha insistido en que no puede “entender” que haya gente de “izquierdas” trabajando para la reelección del líder de Convergència. “La gente de izquierdas se tiene que mirar al espejo y decir: yo no contribuí a dar la presidencia a esta gente”, ha afirmado.

Como en otras ocasiones, el líder de Podemos ha subrayado que “Catalunya es una nación” y “nosotros decimos sí al derecho a decidir”. “Hay una España que escucha, que abraza a Catalunya, que quiere un cambio desde abajo y que trabaja en la marea blanca o en la marea verde”. Y con relación a CDC ha comentado en que “decimos lo mismo aquí, que en Sevilla o cualquier parte, no como otros que luego tienen pactos secretos en Madrid”.

“Se ponen de acuerdo en vender la soberanía”

El eurodiputado Ernest Urtasun ha responsabilizado a los gobiernos de PP y de CDC de “dejarnos el segundo país más desigual de Europa” y ha pedido el voto para “poder cambiar esta herencia”. “Estamos hartos de la corrupción, de la austeridad y de una reforma laboral que no sólo defienden PP y CDC, sino que Ciudadanos ya ha dicho que no cambiará”, ha seguido el dirigente de ICV para advertir que se “vigile con aquellas opciones que sólo quieren apuntalar a los que ya mandan”. También ha recordado que “mientras hacen guerras de banderas, Mas, Ciudadanos y el PP se ponen de acuerdo en cuestiones como el TTIP [el tratado de libre comercio que negocian la UE y los Estados Unidos], en vender la soberanía”.

En una plaza donde los socialistas conservan cierta fuerza ─el 24 de mayo recuperaron la alcaldía de la ciudad, de 125.000 habitantes, tras un mandato de CiU─, las apelaciones al antiguo votante de este partido han sido constantes. Urtasun ha asegurado que “los socialistas que se sintieron defraudados” por su antigua formación, ahora tienen un “partido que os puede representar”, para culminar con un “bienvenidos a casa”. Iglesias ha insistido en la apelación a este votante, clave para que CSQP pueda contradecir una encuestas que le alejan claramente de la segunda posición el 27S.

Ayer el PSC mostró una enorme bandera española en un acto en Santa Coloma de Gramenet, y el número uno de Podemos ha señalado que “los socialistas no votan por banderas, votan pensando en la gente” y ha instado al líder del PSOE, Pedro Sánchez, a “no envolverse en banderas”. “El voto socialista es ahora voto morado”, ha proclamado Iglesias para pedir una gran movilización de la “Catalunya popular” el próximo domingo 27, en un tono alejado de las declaraciones de inicio de campaña que tanto revuelo causaron, hasta el punto que le acusaron de “etnicista”.