Público
Público

Iglesias siente "lástima" de que se hable de Luis Alegre por "insultar a compañeros"

El líder del partido y su jefa de Gabinete, Irene Montero, realizan prácticamente las mismas declaraciones este lunes sobre el cofundador del partido, que este domingo publicó un artículo muy duro con el equipo del secretario general. Por su parte, Íñigo Errejón afirma que el equipo de Iglesias es quien no quiere que él "ocupe una posición destacada en el tándem".

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 10
Comentarios:

Pablo Iglesias y Luis Alegre, durante el cierre del acto de campaña Claro que podemos. EFE

A cinco días de que arranque Vistalegre II sigue subiendo la temperatura en Podemos. El secretario general de la formación, Pablo Iglesias, rechazaba pronunciarse este lunes sobre el artículo de opinión publicado este domingo en Eldiario.es por el cofundador del partido y miembro de su núcleo duro en el primer Vistalegre, Luis Alegre, en el que el todavía integrante de la dirección estatal se refería a Irene Montero, Rafa Mayoral y Juanma del Olmo-algunos de los dirigentes más cercanos al líder del partido- como un "grupo de conspiradores", dispuestos "a destruirlo todo con tal de no perder su condición de cortesanos".

En una entrevista con RNE, Iglesias sólo ha querido contestar que siente "lástima" porque "se hable de Luis Alegre, no por ser uno de los filósofos más brillantes de España, si no por insultar a compañeros". Sólo unos minutos antes, su jefa de Gabinete pronunciaba prácticamente las mismas palabras al respecto en otra entrevista, en este caso en Onda Cero.

Hasta el momento, el equipo del secretario general, y en concreto las tres personas citadas por Alegre, han optado por dar la callada por respuesta en redes sociales y por reducir al mínimo la respuesta en sus intervenciones públicas, y este lunes Montero ha evitado salirse del guión trazado por Iglesias. "Ayer sentí muchísima pena cuando lo leí", afirmaba, antes de referirse a las palabras de Alegre como "un montón de barbaridades".

Formalmente Alegre sigue siendo miembro de la dirección estatal, y hasta la elección de Ramón Espinar como nuevo secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid, en noviembre, el cofundador de Podemos y profesor de Filosofía en la Universidad Complutense seguía ocupando este cargo, aunque progresivamente fue desvinculándose de sus responsabilidades orgánicas.

El artículo de este domingo llega en un momento de máxima tensión, con pablistas, errejonistas y anticapitalistas ultimando preparativos para la Asamblea Ciudadana que arranca el viernes, y con Errejón enfatizando que las diferencias no se dan tanto con el secretario general, sino con su equipo.

Errejón: "Parte de su entorno no me quiere en posiciones relevantes"

En sus últimos pronunciamientos, el secretario de política del partido morado ha destacado que la relación con el actual círculo de confianza del secretario general es más difícil que con Iglesias. "Parte de su entorno" no le quiere "en posiciones tan relevantes" como la que hoy ocupa, afirmaba Errejón en una entrevista en La Cafetera, también este lunes.

Hasta la fecha, Iglesias y su equipo han destacado que el número dos debe seguir ocupando una posición importante en el partido, pero han evitado aclarar si quieren que siga al frente de la secretaría Política, o si este área conservará las mismas funciones y competencias tras la Asamblea Ciudadana. 

Con todo, el mensaje del número dos no es nuevo: enfatizó esta idea en una entrevista con Público este sábado, lo hizo este domingo en El Objetivo, y de nuevo este lunes en el programa de Fernando Berlín. El domingo, Errejón insistía en que hace un buen trabajo junto a Iglesias -"Pablo y yo hacemos un magnífico tándem"- y afirmaba que el "nuevo entorno" del líder del partido es quien no quiere que siga desempeñando el mismo papel tras Vistalegre II. "No quiere que yo ocupe una posición destacada en el tándem", apostillaba.