Publicado: 13.01.2016 17:09 |Actualizado: 13.01.2016 17:11

Iglesias ve la alianza del PSOE con PP y Ciudadanos como "línea roja" para un pacto de gobierno

"No me fío de lo que el PSOE diga", afirma el líder de Podemos, que acusa a los socialistas de "poner tierra de por medio" a la consolidación de un acuerdo: "Lo que han hecho es señalar un gobierno de inmovilismo y de Gran Coalición".

Publicidad
Media: 5
Votos: 8
Comentarios:
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, promete acatar la Constitución durante su toma de posesión como parlamentario del Congreso en la a sesión constitutiva de la Cámara Baja, que ha inaugurado hoy la XI Legislatura. Iglesias ha utilizado para ello además

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, esta miércoles en el Congreso de los Diputados. EFE/J. J. Guillén

@Alopezdemiguel

MADRID.- Ni se fía del PSOE ni ve posible alcanzar un acuerdo de gobierno con los socialistas. Al menos, hasta que el partido de Pedro Sánchez varíe el rumbo: "Lo que han hecho, de momento, es señalar un gobierno de inmovilismo y Gran Coalición", afirmaba este miércoles el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Tras la sesión constitutiva del nuevo Congreso, el flamante diputado ha cargado con dureza contra el PSOE, que "ha cedido la mayoría de la Mesa" a cambio "de una figura simbólica, de un sillón".

"El PSOE ha elegido llegar a un acuerdo con el PP y con su bastón Ciudadanos", insistía Iglesias, en referencia al acuerdo entre PSOE y Ciudadanos para hacer presidente de la Cámara Baja y por tanto de la Mesa al exlehendakari socialista Patxi López, a cuyo nombramiento tampoco se ha opuesto el Partido Popular. En esta línea, el líder de Podemos ha criticado que, a pesar de haberse reunido este martes con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para intentar llegar a un pacto, éste no le comunicó en ningún momento su acuerdo con Ciudadanos, que llegó a conocimientos de Podemos a través de la prensa.

Podemos critica que, a pesar de haberse reunido este martes con Sánchez, para intentar llegar a un pacto, éste no comunicó en ningún momento su acuerdo con Ciudadanos, que llegó a conocimientos de Podemos a través de la prensa

Iglesias defiende que este acuerdo, que supone que las fuerzas de la derecha tengan mayoría en el órgano de gobierno de la cámara, puede servir para poner trabas a la investigación de la corrupción que salpica al partido de Mariano Rajoy. También que permite vislumbrar el sendero que tomará el partido de Pedro Sánchez cuando deba escoger entre repetir elecciones, liderar un gobierno progresista o apoyar a un nuevo ejecutivo del PP. "Lo que han hecho es señalar un gobierno de inmovilismo y de Gran Coalición", afirmaba.

Desde las elecciones del 20 de diciembre Podemos ha acelerado su campaña de erosión al PSOE, y todos los dirigentes del partido y diputados consultados por Público defienden que la estrategia de Sánchez supone cavar su propia tumba, y dificulta enormemente "ulteriores acuerdos", como advertía el martes el propio Iglesias, que ahora insiste en que no confía en el PSOE.

Unos minutos antes de comenzar la sesión de este miércoles, en el patio del Congreso, el líder del partido ya reconocía que la posibilidad de formar un gobierno alternativo se ha visto considerablemente alejada por la decisión de los socialistas. "Efectivamente, porque el PSOE ha decidido pactar con el Partido Popular", afirmaba. Preguntado por qué le diría a Sánchez después de que haya sellado este pacto, respondía con la misma idea. "Le diría: Me decepciona mucho, Pedro, que hayas pactado con el PP. Ojalá nos hubiéramos podido entender. Con nosotros, para estar con el PP como has hecho hoy, no cuentes".

Iglesias lanza un mensaje a Sánchez: "Con nosotros, para estar con el PP como has hecho hoy, no cuentes"

Podemos ha propuesto a su propia candidata para presidir la Mesa, Carolina Bescansa, que ha obtenido 71 votos —dos más que los escaños de Podemos—, frente a los 130 logrados por López. Sin embargo, Bescansa se ha convertido en el centro de todas las miradas por acudir al Hemiciclo con su hijo Diego, de poco más de cinco meses. La diputada de Podemos, que incluso ha amamantado al bebé en su escaño, criticaba que esta anécdota se haya convertido en noticia, y defendía su forma de actuar como algo que no puede ser impuesto, pero que debe depender del criterio de cada madre.



Un "grupo confederal" para las alianzas territoriales

Teniendo en cuenta que el PSOE ya ha logrado su objetivo de lograr la presidencia de la Cámara Baja, la exigencia de Podemos de contar con cuatro grupos propios (tres de ellos para sus alianzas territoriales) parece lejos de pasar a convertirse en una realidad. Iglesias afirma que todavía esperan poder llegar a una solución —"El PSOE dijo que estaban dispuestos a cambiar el reglamento para llegar a un acuerdo con nosotros"— pero reconoce que hay que pensar en otras fórmulas. "Buscaremos todas las alternativas para formar un grupo confederal", para que Podemos "se pueda expresar en cuatro grupos reales", con "portavoces y agenda propios".

Esta era la reivindicación compartida por los portavoces de las alianzas de Catalunya y Comunidad Valenciana. Incluso, la portavoz de En Marea (Galicia), Alexandra Fernández, sostenía este miércoles que con su pacto con C's y PP "el PSOE ha cavado su propia tumba".

Abucheos y burlas a los diputados de Podemos

"Prometo acatar esta constitución y trabajar para cambiarla", ha sido la fórmula con la que ha prometido su cargo Pablo Iglesias

Los 69 diputados de Podemos y sus marcas han prometido su cargo con una fórmula similar, aunque cada uno de ellos ha introducido variaciones. "Prometo acatar esta constitución y trabajar para cambiarla", ha sido la fórmula que ha elegido Iglesias. Después, de forma oral y a través de la lengua de signos, añadía: "Un país para su gente".

De forma similar y con fragmentos en sus respectivas lenguas han actuado el resto de parlamentarios, a pesar de los comentarios, burlas y abucheos de otros partidos, especialmente del PP. De hecho, el portavoz de Compromís-Podemos-Es el moment, Joan Baldoví, criticaba a la secretaria primera, Alicia Sánchez Camacho, del PP, por permitir que estos abucheos tuvieran lugar y por interrumpir incluso a los diputados de Podemos y sus alianzas. "Ha sido maleducada", zanjaba.