Publicado: 14.04.2015 22:40 |Actualizado: 15.04.2015 00:49

La igualdad en las encuestas augura una 'cama redonda' de pactos postelectorales

El avance de Podemos y Ciudadanos y el retroceso de PP y PSOE posibilita el acceso a presidencias autonómicas y alcaldías a la cuarta fuerza política. Madrid y Valencia, en el punto de mira de los partidos para el intercambio de gobiernos.

Publicidad
Media: 2
Votos: 4
Comentarios:
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y el secretario general de Podemos, Pablo Igleias. EFE

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias. EFE

MADRID.- Si se toman como referencia las encuestas publicadas hasta ahora, el abanico de pactos postelectorales tras las elecciones autonómicas y municipales del 24 de mayo es muy amplio; casi infinito. Los responsables de este paisaje postelectoral son los nuevos partidos de ámbito nacional, Podemos y Ciudadanos, cuya entrada en tromba en los sondeos y en las primeras elecciones celebradas este año (Andalucía) les permite plantearse alianzas con PP y PSOE (o rechazarlas) de igual a igual.

Las encuestas descartan, en primer lugar, mayorías absolutas en las comunidades en liza (13 más Ceuta y Melilla) y en los principales ayuntamientos de cualquiera de los integrantes del tetrapartidismo que alternaría los cuatro primeros puestos. En el PP, aseguran sus responsables, Mariano Rajoy ha bajado tanto el listón de su victoria que en mayo se proclamaría ganador si obtuviese el mayor número de votos el 24-M y conservase, al menos, los gobiernos valenciano y madrileño. A día de hoy, y siempre a tenor de los sondeos, parece factible, pero con las novedades que imprimen la llegada de los nuevos. 



Todas las encuestas sobre Madrid coinciden en el titular: "El PP ganaría en la comunidad y el ayuntamiento, pero necesitaría a Ciudadanos para gobernar"

En Madrid, por ejemplo, los titulares de las informaciones sobre las últimas encuestas son muy reveladores en su coincidencia: "El PP ganaría en la comunidad y el ayuntamiento, pero necesitaría a Ciudadanos para gobernar". La opción primera -y clásica- pasa por que el Partido Popular y C's gobiernen en coalición o el PP en minoría con el apoyo en sendas investiduras de la formación de Albert Rivera. La segunda opción es que Ciudadanos se quede con el mando en la alcaldía o la comunidad y el PP con el ídem en la comunidad o la alcaldía. Esta posibilidad es, sin duda, la más ambiciosa para la formación naranja, lo cual, precisamente por eso -y por la situación límite de Rajoy teniendo que reafirmarse ante los suyos-, la hace muy factible si el escenario del 25 de mayo es el que dibujan las encuestas.

rajoy sanchez efe

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en La Moncloa. /EFE

Hay, sin embargo, más opciones, aunque en el análisis de las muchas hipotésis de futuro que se pueden extraer de los estudios demoscópicos, la formación naranja es la que parte con ventaja en un panorama de pactos garantizados. Ciudadanos puede llegar a acuerdos con PSOE y PP; incluso, con Podemos (Rivera ya ha dejado caer que coinciden en algunos puntos de sus respectivos programas).

El PP sólo puede pactar con Ciudadanos, porque PSOE y Podemos han descartado llegar a acuerdos con los conservadores

El PP sólo puede pactar con Ciudadanos, porque ni PSOE ni Podemos pactarían con los conservadores, mucho menos, antes de las elecciones generales de finales de año. El PSOE podría pactar con Ciudadanos y Podemos y la formación de Pablo Iglesias ha descartado pactos con el PP, por lo que si creen que C's es la "marca blanca" de los de Rajoy, parece lógico suponer que no pactarían con los de Rivera y sólo les quedaría el PSOE. Con todo, desde Podemos repiten que, en cualquiera de los casos, los pactos los decidirán los ciudadanos.

El panorama dibujado en Madrid no es, ni mucho menos, único, ya que, siempre a tenor de los sondeos y según se remate el cierre de candidaturas de las nuevas formaciones, el futuro se dibuja muy similar, al menos, en los territorios valenciano, de Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Asturias, Baleares o Cantabria, aunque el panorama se difumina más en Canarias, La Rioja, Aragón (más por ausencia de sondeos sobre esta comunidad), Murcia o Navarra.