Publicado: 10.11.2015 14:51 |Actualizado: 10.11.2015 15:13

El imputado en el 'caso Jamón de Teruel' dimite tras la presión de Podemos e IU

El delegado del ejecutivo autonómico en Teruel, Antonio Arrufat, eleva el listón de las exigencias éticas en Aragón, donde ambos partidos celebran el éxito de su presión mientras el Gobierno de Lambán atribuye la renuncia a la iniciativa personal del afectado

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 6
Comentarios:
El delegado del Gobierno aragonés en Teruel, Antonio Arrufat. / EFE

Antonio Arrufat acudió ayer a declarar al juzgado por un delito de prevaricación y otro de malversación. / EFE

ZARAGOZA.- Noticia: un imputado dimite por el hecho de que un juez lo investigue. El delegado del ejecutivo autonómico en Teruel, Antonio Arrufat, ha elevado el listón de las responsabilidades éticas en el ámbito político en Aragón al dimitir este martes, antes de que pasaran 24 horas desde que el magistrado del Juzgado número 3 de esa ciudad, Jerónimo Cano, le mantuviera imputado, después de interrogarle, como presunto autor de un delito de prevaricación y otro de malversación de caudales públicos.

Su imputación amenazaba con provocar una crisis en las delicadas relaciones que mantienen el ejecutivo autonómico PSOE-Cha, su principal socio de referencia en las Cortes, Podemos, e IU, el otro aliado parlamentario de la coalición.

De hecho, el líder de la formación morada en la comunidad, Pablo Echenique, partidario del cese inmediato, y el consejero de Presidencia, Vicente Guillén, mantuvieron el viernes un tenso debate sobre la situación procesal de Arrufat y su permanencia como delegado en Teruel.



“Hoy estamos un poco más cerca de una democracia sana”

El secretario general de la formación morada en Aragón, Pablo Echenique, que había reclamado en varias ocasiones el cese de Arrufat, celebró este martes la dimisión. “Aunque sea a regañadientes, y un poco tarde, me alegro del pequeño paso hacia una democracia más sana”, dijo, antes de apuntar su esperanza en “que este modo de actuar se convierta en costumbre en Aragón”. “Dijimos que la ciudadanía votó cambio el pasado 25 de mayo y hoy lo hemos empezado a ver, aunque haya sido sólo un poco y a regañadientes”.

"Hoy estamos un poco más cerca de una democracia sana y homologable a la de nuestros vecinos europeos -apuntó-. Lo que escribió Podemos en el compromiso de investidura es de sentido común y de aplicación inmediata en Francia o Reino Unido”.

El compromiso para investidura de Javier Lambán que suscribieron a finales de junio el PSOE y Podemos incluía un punto según el cual cualquier cargo de confianza, “en caso de imputación en el desempeño del cargo, será suspendido inmediatamente de sus funciones. De aplicación inmediata”.

Izquierda Unida, por su parte, calificó la renuncia de “acertada” “en tanto se aclaren las distintas responsabilidades en el caso de las supuestas irregularidades en la gestión del consejo regulador de la Denominación de Origen del Jamón de Teruel”.

La diputada autonómica de IU, Patricia Luquin, insistió en la necesidad de “dejar actuar a la justicia” para evitar que “haya otro tipo de consideraciones que perturben su labor”.

“La palabra imputado tiene un significado estigmatizador”

Lambán, sin embargo, desvinculó el cese de la aplicación del decálogo y de la presión de Podemos. “No le hubiera cesado” si no hubiera dimitido, señaló el presidente de la comunidad, quien admitió que “tenemos una discrepancia” con Podemos sobre el significado de ese punto del decálogo que facilitó su investidura.

“Yo no tenía ningún motivo para pedirle el cese”, anotó Lambán, para quien la renuncia es una “decisión que le honra y que pone de manifiesto la calidad ética, personal y política” del imputado.

El jefe del ejecutivo autonómico, que se alineó con sus rivales del PP al asegurar que la palabra imputado ha adquirido “un significado demasiado infamante y estigmatizador”, destacó que Arrufat “no está acusado formalmente de nada” y que, por otro lado, tampoco vulnera el código ético del PSOE, que pospone los ceses a la apertura del juicio oral.

“De forma voluntaria y para no dañar la imagen del Gobierno“

Arrufat, sin embargo, optó finalmente por presentar la renuncia ayer por la tarde, unas horas después de haber anunciado, al salir del juzgado, que no tenía intención de dimitir.

De hecho, en su declaración ante el juez sostuvo que si firmó la orden de pago de la subvención por la que está encartado -68.000 euros para promocionar el jamón de Teruel- cuando presidía la Diputación de Teruel, fue porque, pese a los reparos que había puesto la Intervención, el pleno la había aprobado por unanimidad. Matizó que esos reparos eran “observaciones” pero no hacían referencia a “irregularidades”. Y añadió que la corporación estaba legalmente habilitada para tomar esa decisión.

A primera hora de hoy hizo público un comunicado en el que señalaba que su renuncia se produce “de forma voluntaria y para no dañar la imagen del Gobierno de Aragón y del Partido Socialista” y en el que mostraba su “agradecimiento” por “el apoyo y respaldo” que ha recibido de su partido.