Publicado: 19.12.2015 23:34 |Actualizado: 19.12.2015 23:34

Un incendio corta la conexión férrea y por carretera entre Asturias y Galicia

A causa del fuerte humo han sido cortadas la autovía A-8, entre los kilómetros 483 al 495; la N-634 y la línea de ferrocarril que une ambas comunidades autónomas.

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 3
Comentarios:

OVIEDO.- Un incendio forestal registrado en el concejo asturiano de El Franco ha obligado a la Guardia Civil a cortar las principales conexiones por carretera y la línea férrea entre Asturias y Galicia debido a la intensa humareda, han informado a Efe fuentes del Instituto Armado.

A causa del fuerte humo provocado por el incendio han sido cortadas la autovía A-8, entre los kilómetros 483 al 495; la N-634 y la línea de ferrocarril que une ambas comunidades autónomas.



Este fuego, registrado en las cercanías de la localidad de La Caridad, en el concejo de El Franco, ha afectado a cinco viviendas y una cuadra, han informado el 112.

La evolución desfavorable de los numerosos incendios forestales registrados en la región, unos cincuenta focos, ha obligado al Gobierno regional a declarar el paso a situación de nivel 1 en el Plan de Incendios Forestales del Principado de Asturias (INFOPA).

El consejero de Presidencia y Participación Ciudadana del Principado, Guillermo Martínez, ya había activado este plan en el nivel 0, a las 12:28 horas, ante los fuertes vientos registrados y la existencia de numerosos incendios en diversos concejos de la región.

A estas horas continúan activos en la región medio centenar de incendios forestales, que fundamentalmente se concentran en el occidente de la región, en los concejos de El Franco, Boal, Villayón, Cangas del Narcea, Tineo y Allande.

El Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) mantiene movilizados para combatir estos incendios a medios humanos y materiales cuyo principal objetivo es la defensa de las viviendas en aquellas localidades donde las llamas están más cerca de los núcleos habitados.

Las condiciones meteorológicas, con altas temperaturas y fuertes rachas de viento están complicando notablemente las tareas de extinción que mantienen movilizados a los bomberos del SEPA, empresas forestales y agentes del medio natural.