Público
Público

Las 6 incógnitas que Aguirre deberá despejar en el juicio de la Gürtel

Es la primera dirigente del PP que declarará ante el tribunal que juzga la trama de corrupción surgida alrededor de este partido

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:

Esperanza Aguirre, en la Asamblea de Madrid, con Francisco Granados e Ignacio González, en una foto de 2010. EFE

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre comparece este jueves ante el tribunal del caso Gürtel y todo apunta a que dará momentos de gloria. Por un lado, por su carácter desinhibido que ha demostrado en los últimos años. Por el otro, porque estaba en la cúpula del partido y del gobierno autónomo en cuyos aledaños creció la trama corrupta. Y también porque el presidente del tribunal ha sido laxo a la hora de permitir preguntas fuera del sumario.

Esperanza Aguirre afronta a la red que ella dijo que cortó por lo sano después de que su gobierno contrató todos los actos electorales relevantes durante su mandato.

En el banquillo de los acusados está el primer político que, según Aguirre, le salió “rana". Alberto López-Viejo, el viceconsejero de Presidencia encargado de contratar con las empresas de la trama Gürtel. Entonces era el único.

Pero, mientras permanece en la cárcel su exconsejero de Presidencia Francisco Granados (segunda “rana”) por el caso Púnica, justo la víspera de su declaración la Guardia Civil detuvo a su exvicepresidente y sucesor al frente del Ejecutivo autonómico, Ignacio González, por integrar una organización criminal para extraer dinero de la Comunidad de Madrid. Su tercera "rana".

El testimonio de Aguirre se produce en las horas más negras para el PP. Su presidente, Mariano Rajoy, ha sido citado a declarar como testigo en este caso en su condición de alto cargo del partido durante aquella época.

Aguirre comparecerá bajo la circunstancia de lo que "pueda aportar sobre los hechos" en cuestión y no por su condición política, según la decisión del tribunal del caso cuando aceptó su comparecencia.

Los abogados del caso Gürtel guardan armas. Los defensores temen que Aguirre salga por peteneras a la más mínima pregunta incómoda y que los embista. Y las acusaciones conservan sus estrategias de interrogatorio, dispuestas a abordar otras corrupciones conexas: desde la reforma de la sede del PP madrileño con dinero negro que ella presidía a el caso del Canal de Isabel II que estalló la víspera.

Aguirre acude como testigo y no puede negarse a contestar a las acusaciones. Y tiene que contestar con la verdad.

Seis son las incógnitas básicas alrededor de su interrogatorio que Aguirre deberá despejar:

1.- ¿Sabía algo de las adjudicaciones de la Comunidad de Madrid a las empresas de la Gürtel? La contratación se saltaba los procedimientos administrativos, porque se recurría a la trampa de fraccionar los contratos para que tuvieran cuantías inferiores a 12.000 euros.

2.- ¿Conocía el sistema de contratación fraccionada? Era la presidenta de la Comunidad de Madrid y las empresas de Correa realizaban los actos en los que ella participaba. Este fraccionamiento permitía eludir el control de los interventores.

3.- ¿Conocía que se engordaban las facturas? Las empresas de Gürtel incurría por lo habitual en sobrecostes.

5.- ¿Era consciente de las trampas en las que se incurrían cuando ella decidía cambiar la organización de un acto a última hora? Esperanza Aguirre tenía la costumbre de visitar previamente los lugares donde al día siguiente iba a intervenir y si había algo que no le gustaba ordenaba que se cambiara. La organización de los actos se realizaba por las empresas de Gürtel.

6.- ¿Conocía la financiación de las campañas de Jesús Sepúlveda y Guillermo Ortega? Esperanza Aguirre era presidenta del PP de Madrid, partido que se vio beneficiado porque la red de Gürtel financió las campañas en 2003 del exmarido de Ana Mato para la alcaldía de Pozuelo de Alarcón y de Guillermo Ortega, para la alcaldía de Majadahonda (Madrid). Por si fuera poco, hay varios negocios relacionados con ambos ayuntamientos que son investigados en el juicio.

Los siguientes, Álvarez Cascos y Acebes

Esperanza Aguirre es la primera de los políticos del PP que comparecerá ante el tribunal del caso Gürtel. En los días 19 y 20 de junio comparecerán como testigos los exsecretarios generales Francisco Álvarez Cascos, Ángel Acebes y Javer Arenas, así como los líderes populares Jaime Mayor y Rodrigo Rato.

Es de prever que posteriormente declare el propio Mariano Rajoy. Casi diez años desde que estallara el escándalo de corrupción. El tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal juzga la primera época de actividades de la trama (1999-2005), con 37 acusados.