Público
Público

Inda y Riobóo, denunciados por mentir en el Senado sobre la financiación de Podemos

Declararon como testigos en la comisión de investigación sobre financiación de partido políticos, con la obligación de decir la verdad a la que estaban supeditados por el artículo 502.3 del Código Penal. Sin embargo, la formación morada relata todas las presuntas falsedades, incluido que el tertuliana afirmara que Chávez les pagó en 2015 aunque murió en 2013.  

Publicidad
Media: 4
Votos: 29
Comentarios:

Eduardo Inda a su paso por la Comisión de Investigación sobre la financiación de partidos políticos del Senado.

El 13 de noviembre de este año tuvo lugar en el Senado una sesión monográfica sobre la presunta financiación ilegal de Podemos, tal y como la definió el portavoz del Partido Popular, Luis Aznar. Los testigos invitados fueron el empresario Enrique Riobóo de la Vega y el tertuliano Eduardo Inda, que iban a aportar pruebas sobre los pagos realizados por dos "grandes potencias extranjeras" a la formación morada, Venezuela e Irán, para sufragar sus actividades políticas. 

Sin embargo, el propio Senado confirmó a preguntas de Unidos Podemos que la única documentación para sustentar las afirmaciones contra la formación que lidera Pablo Iglesias había sido un mapa de España. Ahora tanto Inda como Riobóo tendrán que dar cuentas ante la justicia por un presunto delito de falso testimonio, debido a que su comparecencia estaba regida por el artículo 502.3 del Código Penal.

Las falsedades de Inda

Según explican en su denuncia, la falsedad más fácil de comprobar del testimonio de Inda en el Senado es que el tertuliano aseguró que: "El dinero no se produce durante la etapa de CEPS sino cuando el tránsito a Podemos era ya una realidad. No solo eso, sino que parte de los pagos que firmó el señor Chávez a este entorno, al señor Monedero, al señor Iglesias y al señor Verstrynge —documentos que nosotros publicamos hace algo más de un año—, creo que empezaron en el año 2008 y tengo meridianamente claro que terminan en el año 2015 es decir, que, en los años 2014 y 2015, estando ya constituido Podemos, hubo una financiación ilegal de ese partido. Esos documentos lo demuestran.”

Pero indica la formación morada en su denuncia que "el Sr Hugo Chavez fallece en Caracas (Venezuela) el 5 de marzo de 2013, por lo que es clara y meridiana la mentira de INDA ante una Comisión Parlamentaria, ni Chavez pudo firmar muerto ningún documento, ni por tanto esos supuestos documentos a los que se refiere INDA pueden demostrar nada, ya que si esos documentos existieran físicamente, serían sin lugar a dudas falsos o falsificados, luego miente también al decir que los documentos que tiene en su poder demuestran la financiación ilegal".

Recuerda también el equipo jurídico de Podemos que "es falso lo que se afirma por el periodista en relación a que los documentos que muestra dejen patente la financiación de un partido político por parte de un Gobierno extranjero, el conocimiento de la falsedad de lo afirmado lo expone él mismo al principio de la comparecencia dónde explica que los distintos órganos judiciales y Fiscalías han archivado cuantas denuncias y querellas se han planteado en base a los documentos que él tiene en su poder". 

Además de los archivos de las diferentes causas que el sindicato ultra Manos Limpias puso contra Podemos basándose en los documentos falsos de Inda y en los informes apócrifos de la brigada política de la Policía Nacional, destacan los denunciantes que la sentencia que Pablo Iglesias perdió -aunque está recurrida y aún no hay sentencia firme- contra Inda asegura que la información fue veraz durante un tiempo, pero que finalmente se demostraron que no eran ciertas. 

Las contradicciones de Riobóo

Por su parte, el empresario Enrique Riobóo de la Vega quiso dar a entender que el dinero que había facturado Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero cuando emitían los programas de televisión en el Canal 33, propiedad del empresario, habían servido para financiar la actividad política de Podemos varios años después

Riobóo aseguró en el Senado que Iglesias y Monedero le dijeron: “Vamos a obtener más financiación de la que podríamos haber pensado y queremos saber qué cuesta tu televisión”  y continúa “la financiación se retrasa, pero llega, y yo creo que a día de hoy está acreditado que esa financiación para realizar comunicación y política en España llegó.”

Podemos explica en su denuncia la contradicción en la que incurre el propietario de la televisión, debido a que en su propio testimonio porque si "la financiación era para comprar el Canal 33 no se entiende que finalice diciendo que la financiación era para realizar comunicación y política". Además esta supuesta conversación la mantuvieron en 2012 y la formación morada no se inscribió hasta el 11 de marzo de 2014. 

Según su testimonio en el Senado, en noviembre de 2012 “llega dinero”, que más adelante concreta en el precio del programa “La Tuerka”: “Facturaba 3.000 euros más el IVA correspondiente a los iraníes”, afirmando que fue testigo de que existían dos objetivos: “visibilizar el 15-M, y …tumbar el sistema… Yo empiezo a dar crédito realmente cuando en mayo de 2014 consiguen cinco eurodiputados. Entonces me dije: Aquí está el origen de la financiación de dos países, de dos potencias extranjeras, y muchos de los motivos de las reuniones a las que yo asistí, donde se planificaba esa forma de hacer y de intervenir.”

Sin embargo, asegura Podemos, Riobóo "no ha sido testigo de la financiación del partido político para las elecciones europeas por dos potencias extranjeras, él en todo caso, habrá sido testigo del pago de programas que se emitían en su canal nunca de la financiación de Podemos por dos potencias extranjeras, por lo que nos parece una gravísima afirmación por su falsedad, mintiendo presuntamente ante una Comisión de investigación Parlamentaria". Es más, ninguna de las resoluciones del Tribunal de Cuentas sobre la financiación de Podemos ha encontrado tacha alguna en como han conseguido y distribuido el dinero en sus campañas electorales u otros actos del partido. 

Las denuncias todavía no han sido asignadas a ningún juzgado, pero "su sentencia se convertiría en un precedente importante", explican fuentes jurídicas, ya que el delito de falso testimonio en este caso lo es contra las altas instituciones del Estado, al mentir en una de las instituciones del Estado representativas de la soberanía popular. 

DISPLAY CONNECTORS, SL.