Público
Público

Los independentistas superan los 2 millones de votos y los constitucionalistas suben en 280.000 votos

El récord histórico de participación en las urnas beneficia a los dos bloques, un efecto del que no se benefician los comunes de Xavier Domenech, que logran casi 44.000 votos menos que en 2015

Publicidad
Media: 3
Votos: 5

Escrutinio de los votos de las elecciones catalanas del 21-D en un colegio electoral en Barcelona. REUTERS/Albert Gea

El histórico nivel de participación en las elecciones catalanas de este 21-D, que roza el 82% (concretamente, el 81,94%, casi siete puntos por encima del 74,95% de los comicios del 27-S de 2015), ha hecho posible que tanto el bloque independentista como el llamado constitucionalista hayan ganado en votos. 

Así, con prácticamente el 100% de las urnas escrutadas, la suma de Junts per Catalunya, ERC y la CUP supera los dos millones de votos: 2.063.361 sufragios; son unas 96.853 papeletas más que hace dos años.

No llega, sin embargo, al 50% del voto. Además, porcentaje de voto es levemente inferior al que registraron en el 27-S: este jueves han obtenido el 47,49% de las papeletas, tres décimas menos que el 47,8% que tuvieron en 2015.

Por su parte, Ciudadanos, PP y PSC han recogido en las urnas 280.336 votos más que en el 27-S, hasta rozar los 1,9 millones (concretamente, 1.88.176). Es un 43,49% del voto, más de cuatro puntos por encima del porcentaje que lograron las tres formaciones en el 27-S. 

Esta mayor cosecha en las urnas que ha traído la participación récord del 21-D no ha beneficiado a Catalunya En Comú-Podem, que es la única de las formaciones con representación en el Parlament que pierde votos respecto a los comicios de hace dos años.

La lista encabezada por Xavier Domènech ha conseguido 323.695 papeletas, que son unas 43.900 menos que las que obtuvo la candidatura de Catelunya SDí que es Pot, que lideraba Lluis Rabell. En porcentaje, es un 7,45%, frente al 8,94% de dos años antes.