Publicado: 14.07.2015 18:15 |Actualizado: 14.07.2015 23:49

Un independiente liderará la candidatura conjunta de CDC, ERC y las entidades soberanistas a las elecciones catalanas

Mas y Junqueras serán los números 4 y 5 de la candidatura, pero el actual presidente de la Generalitat se mantendría en el cargo si la lista se impone en los comicios del 27-S

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 6
Comentarios:
Artur Mas (CDC) y Oriol Junqueras (ERC) en un acto en el Parlament. Archivo EFE

Artur Mas (CDC) y Oriol Junqueras (ERC) en un acto en el Parlament. Archivo EFE

BARCELONA.- Un independiente encabezará la lista conjunta de CDC, ERC y las principales entidades soberanistas, según el acuerdo que se ha cerrado en la cumbre celebrada este tarde en la Generalitat. El acuerdo establece que los tres primeros lugares de la candidatura los ocuparán personalidades independientes, mientras que Artur Mas y Oriol Junqueras ostentarán los número 4 y 5, respectivamente, según ha avanzado la Agència Catalana de Notícies (ACN). Eso sí, si la candidatura sale exitosa de las elecciones del 27 de septiembre, Artur Mas repetirá como presidente de la Generalitat de Catalunya, al frente de un gobierno de coalición entre CDC y ERC. El pacto se ha concretado en una reunión a la que también han asistido representantes de la CUP, Moviment d'Esquerres (MES), Democràtes de Catalunya, la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural y la Associació de Municipis per la Independència (AMI).

Según la ACN, el acuerdo establece que CDC proponga el 58% de los políticos que integren la lista conjunta, mientras que ERC se quedaría con el 42% restante. Pero además se buscaría el encaje de nuevos partidos extraparlamentarios, como el Moviment d'Esquerres (MES) -una escisión del sector soberanista del PSC- y Demòcrates de Catalunya, que reúne a los independentistas hasta hace unas semanas integrados en Unió. Los miembros de la sociedad civil que vayan a la candidatura, y que representarían alrededor de la mitad de la lista, serán consensuados entre las dos formaciones.



La reunión de esta tarde ha durado poco más de una hora y ha servido básicamente para terminar de cerrar un acuerdo ya bastante perfilado durante la cumbre de este lunes. A la salida, la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, ha declarado que tras las elecciones del 27-S tiene que haber un gobierno catalán de coalición entre CDC y ERC para llevar el país a la independencia. De hecho, el acuerdo -que se dará conocer con todo detalle muy probablemente este miércoles tras la ratificación de las direcciones de los partidos y las entidades-, también incorporará los primeros pasos a dar para avanzar hacia un Estado propio para Catalunya. Posteriormente, el comité ejecutivo de CDC ha aprobado por unanimidad el pacto. En cambio, el consejo nacional de ERC ha durado más de tres horas y según varias informaciones ha contado con intervenciones críticas y ha sido bastante más tenso que el de Convergència. Finalmente, la formación ha ratificado el pacto

La CUP irá con lista propia

La CUP se desmarcó ya ayer del acuerdo una vez constató que su propuesta de presentar una lista unitaria independentista sólo con miembros de la sociedad civil y sin representantes políticos no era tenida en cuenta por Mas. La formación concurrirá en solitario a las elecciones del 27 de septiembre con el nombre de Crida Constituent – CUP. En una rueda de prensa celebrada esta tarde, la formación de la izquierda independentista ha explicitado el por qué de su rechazo al acuerdo, con el argumento de que “el potencial democrático del proceso soberanista no cabe en una sola lista”, en palabras del diputado David Fernàndez. “La sorpresa que tuvimos ayer es que se desestimó desde el primer momento la propuesta apartidaria y plebiscitaria que en principio contaba con el apoyo de las entidades y de ERC, aparte del nuestro, y a partir de aquí no tuvimos margen” para aceptar un acuerdo, ha expuesto Fernàndez.

El diputado ha recordado que el partido “siempre mantuvo que el momento idóneo para hacer las elecciones era en marzo [cuatro meses después de la consulta independentista del 9 de noviembre] y que la mejor opción era presentar tres listas” independentistas. David Fernàndez se ha mostrado muy molesto con las filtraciones que intentaban hablar en nombre de la CUP y que atribuían a la formación un supuesto pacto de no agresión con la lista de CDC y ERC para el 27-S. En este sentido, ha dejado claro que durante la campaña será “fundamental” hablar de cuestiones como la “pobreza, la deuda, las privatizaciones o el rescate de los bancos”.

Con todo, tanto Fernàndez como el miembro del secretariado nacional de la CUP Xavier Generó han subrayado que el 27-S debe tener un carácter “plebiscitario” y para ello es imprescindible que las listas independentistas expliciten en su programa electoral que si se les vota, se estará votando independencia para Catalunya. El diputado ha subrayado que la formación anticapitalista e independentista “no es muleta de nadie” y que la formación se mantiene donde ha estado siempre: “Sin soberanía, no hay justicia, y sin justicia no hay espacio para la libertad”.