Publicado: 07.02.2014 09:35 |Actualizado: 07.02.2014 09:35

La infanta se reúne con sus abogados por última vez antes de declarar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cristina de Borbón tiene previsto viajar a Palma el mismo sábado mientras que su equipo de abogados lo hará este viernes por la tarde. El equipo de abogados que se encarga de defender a la infanta Cristina prevé mantener con ella una última reunión este viernes por la mañana, para volar a la tarde hacia Palma de Mallorca, donde el sábado declarará como imputada por el caso Nóos. La infanta viajará a Palma el mismo sábado.

Fuentes conocedoras han informado de que los letrados que en principio acompañarán a la Infanta en su declaración ante el juez serán Miquel Roca y los dos del bufete Molins&Silva que llevan el peso de su defensa penal: Jesús María Silva y Pau Molins.

La Duquesa de Palma, que tiene previsto viajar a Palma el mismo sábado por la mañana, ha vuelto a desplazarse este jueves al despacho que comparten sus abogados en el número 198 de la calle Aribau de Barcelona, para seguir preparando su declaración judicial, y lo ha hecho durante aproximadamente cuatro horas.

Tras la reunión, el abogado Jesús María Silva ha explicado a los medios que la preparación del interrogatorio está saliendo bien, y que lo que ella quiere ahora es "declarar lo antes posible" como cualquier persona en su situación, ha añadido. Según fuentes cercanas a su defensa, la infanta defenderá su actuación al frente del Instituto Nóos y la sociedad Aizoon respondiendo solo a las preguntas que le formule el juez, el fiscal Pedro Horrach y sus propios abogados.

Roca ha afirmado este viernes que José Castro "es un gran juez, muy correcto", y que confía plenamente en su actuación de cara a la declaración que su representada hará mañana ante el instructor del caso Nóos. Preguntado por los periodistas que este viernes le esperaban a las puertas de su bufete en Barcelona, apenas 24 horas antes del paso de la infanta por los juzgados de Palma, Roca ha asegurado que se encuentra muy tranquilo. "La profesión la ejerzo desde hace muchos años, no me puedo permitir el lujo de ningún nervio", ha afirmado el veterano abogado.