Publicado: 08.07.2016 14:52 |Actualizado: 08.07.2016 14:54

El Gobierno está preocupado por la acción "independiente" de la consejería de Exteriores catalana

Un informe del ministerio de José Manuel García-Margallo acusa la acción exterior catalana de llevar a cabo una "verdadera campaña antiimagen de España".

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:
El Ministro español de Exteriores en funciones, José Manuel García Margallo, valora ante los periodistas el acuerdo de cese definitivo del conflicto entre Colombia y las FARC, del que ha dicho que es "una noticia extraordinariamente importante para el con

El Ministro español de Exteriores en funciones, José Manuel García Margallo, valora ante los periodistas el acuerdo de cese definitivo del conflicto entre Colombia y las FARC, del que ha dicho que es "una noticia extraordinariamente importante para el continente latinoamericano y para la paz del mundo". EFE/Manuel Lorenzo

MADRID.- Aunque el ministro José Manuel García-Margallo insiste en ridiculizar la tarea del consejero de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores y Transparencia Raül Romeva, la preocupación del Gobierno por la actividad de este departamento es palpable, según un informe interno del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación al que ha tenido acceso el diario Ara.

"Catalunya se presenta como un actor internacional separado y distinto de España mediante acciones de aparente política exterior propia, independiente de la española", describe el texto.



El documento, firmado por el subsecretario Cristóbal González-Aller Jurado y con el sello de "reservado",  enumera los "perjuicios" que causa a los intereses del Estado español el hecho de que Romeva actúe como el canciller de un país independiente. González-Aller Jurado considera que el consejero se extralimita en sus funciones, lo que termina afectando la imagen española en el exterior. "Las autoridades y representantes catalanes pro independentistas promueven de forma desleal una imagen de España, del Estado y del gobierno español distorsionada y negativa", expone el texto, que califica esta actividad de "verdadera campaña antiimagen de España".

El informe concluye en que la finalidad "principal" del Gobierno catalán "es, y seguirá siendo, la internacionalización del proceso independentista". A partir de esta premisa, Romeva actúa "con apariencia de un actor internacional activo", a juicio del ministerio, por lo que es capaz de establecer "múltiples contactos con autoridades, Parlamentos y el mundo académico extranjero, con el objetivo de que estos presionen a España en sentido favorable a las tesis independentistas". "Despliegan actividades propias de una política exterior catalana separada de la española que persigue relacionarse con estados soberanos", advierte el texto.

Su autor justifica sus afirmaciones basándose en las diferentes declaraciones de Romeva en las que ha explicado que su objetivo es internacionalizar el proceso y en cartas enviadas por el consejero detallando sus funciones. Algunas de ellas, públicas, como la que envió al presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, y otras privadas, como la dirigida a Casa Asia. El ministerio de Exteriores consiguió una copia de una misiva de Romeva al director de esta institución participada por el Estado y la Generalitat, Ramon Moreno, en la que le explicaba su voluntad "de internacionalizar el proyecto de país", informa el diario Ara.