Público
Público

Inmersión lingüística El Gobierno aprovecha el 155 para impulsar el castellano en los colegios catalanes

La comunidad educativa de Catalunya, instituciones culturales, diferentes partidos y la alcaldesa de Barcelona rechazan la pretensión del Ejecutivo central de incluir una casilla para que los padres puedan escoger la escolarización en castellano.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), conversa con el presidente de Societat Civil Catalana, José Rosiñol (i), durante el encuentro mantenido en el Palacio de la Moncloa. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

El Gobierno, al amparo del 155, estudia la posibilidad de que en la matriculación del próximo curso escolar en Catalunya se incluya una casilla en la que los padres puedan elegir el castellano como lengua vehicular de sus hijos, después de que se lo haya solicitado el sindicato de profesores AMES y Sociedad Civil Catalana (SCC).

Así lo han asegurado a Efe fuentes del Ministerio de Educación después de que el presidente de la Sociedad Civil Catalana (SCC), José Rosiñol, se haya reunido en el Palacio de La Moncloa con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Según Rosiñol, el jefe del Ejecutivo les ha dicho que esta petición está ya en el Ministerio de Educación y se está estudiando.

No obstante, ha comentado que esta casilla es una "obligación de la Generalitat, anterior a la aplicación del artículo 155", por lo que no debería ser una noticia ni una excepción, "es la norma".

Por su parte, el sindicato de profesores AMES (Acción para la mejora de la enseñanza Secundaria) ha hecho la citada petición a través de change.org, donde recoge firmas para que "el castellano también se pueda elegir como lengua vehicular en la enseñanza" en Catalunya.

AMES solicita al ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, y a la Conselleria de Educación catalana: "Que en el modelo de preinscripción se introduzca una casilla de opción lingüística, para que los padres, madres o tutores legales puedan indicar si quieren que su hijo o hija curse sus estudios utilizando también el castellano como lengua vehicular".

La comunidad educativa catalana se opone

La comunidad educativa de Catalunya, instituciones culturales, diferentes partidos y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, han expresado su rechazo frontal a la pretensión del Gobierno de incluir esta casilla.

Ante este anuncio, el portavoz de USTEC, Ramon Font, el sindicato mayoritario entre los docentes de Catalunya, ha advertido de que no descartan nada para parar "el ataque" a la inmersión lingüística en Catalunya, "la política más exitosa en educación".

Font ha señalado, en declaraciones a Efe, que "han traspasado una línea roja" y ha emplazado al gobierno del PP a "estudiar qué pasó en las islas Baleares", en referencia a la huelga indefinida de docentes que provocó la "marcha atrás" de las medidas que impulsaba el gobierno, aunque "contaban con el respaldo del gobierno autonómico".

También la Plataforma per la Llengua ha rechazado la pretensión del Gobierno, porque cree que ello "dividirá las aulas escolares según la lengua".

Òmnium Cultural ha acusado al Gobierno de "querer dividir a la sociedad con un ataque directo a la escuela catalana" y ha asegurado que defenderán "sin descanso el modelo de inmersión lingüística garante de la cohesión social y avalado por expertos internacionales".

La plataforma Somescola, que agrupa a entidades cívicas, culturales y educativas de Catalunya, desde sindicatos, docentes, alumnos, asociaciones de padres y madres de escuelas, fundaciones y colegios profesionales, ha rechazado "el intento de segregación de los niños por motivos lingüísticos".

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha advertido: "No dejaremos que nadie nos toque nuestro modelo educativo y nuestra apuesta por el catalán como lengua vehicular".

Durante la entrega de los Premios Ciutat de Barcelona, Colau ha dicho: "Hablando de educación, reafirmamos una vez más, más allá de los posicionamientos partidistas, la convicción de la educación catalana como herramienta de cohesión social a través de la lengua y el fortalecimiento colectivo".