Publicado: 19.08.2015 18:11 |Actualizado: 19.08.2015 18:21

Interior celebra las elecciones con 5.000 chalecos antibalas, móviles inteligentes y más plantilla

El portavoz del SUP, principal sindicato de policía, califica las medidas de "irrisorias" y "electoralistas". La mitad de agentes de Policía Nacional seguirá sin prenda de protección 

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, durante su intervención ante la Comisión de Presupuestos del Congreso para informar de las cuentas de su departamento para el próximo año. EFE

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, durante su intervención ante la Comisión de Presupuestos del Congreso para informar de las cuentas de su departamento para el próximo año. EFE

MADRID.- La Policía Nacional contará el próximo año con 5.000 chalecos antibalas más para proteger a sus agentes. Esta ha sido la medida estrella que el director general de la Policía, Ignacio Cosidó Gutiérrez, ha anunciado durante su comparecencia en el Congreso para presentar los presupuestos del año que viene para este cuerpo policial. Pero no ha sido la única.

Cosidó, en una especie de reyes magos veraniegos, ha presumido también del reparto de dispositivos móviles inteligentes para patrullar con acceso a una base de datos con información policial, de la compra de 8.000 guantes anticortes, de 1.500 pistolas, incremento de las inversiones en 10 millones de euros, y, la joya de la corona, una oferta de 3.000 empleos públicos después de estar cinco años (desde 2010) sin convocar nuevas oposiciones. Todo ello a apenas tres meses de las elecciones. 



"La medida de 5.000 nuevos chalecos es electoralista e irrisoria. Apenas servirá para reponer los chalecos que tengamos que tirar a la basura por viejos", ha señalado a Público Javier Estévez, portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), quien también ha criticado que se hagan estos anuncios a tan sólo tres meses de las elecciones: "Todo lo que se diga ahora es susceptible de no ser cumplido", ha remarcado Estevez. 

32.028 agentes de los 67.269 policías que forman el Cuerpo no dispondrán de chaleco antibalas

Más allá de los números, las novedades que el director general de Policía ha celebrado a bombo y platillo poco afectarán al día a día de la Policía Nacional. Tanto los nuevos chalecos como la ampliación de plantilla en 3.000 efectivos apenas servirá para cubrir la tasa de reposición. Es decir, los 5.000 nuevos chalecos prácticamente servirán para sustituir a los más antiguos, mientras que las 3.000 nuevas plazas cubrirán a los agentes que se retiren este año o se hayan retirado durante los últimos años. Desde 2010 la Policía Nacional no convocaba oposiciones.

En este sentido, Estévez denuncia que Interior anuncie la convocatoria de nuevas oposiciones sin haber realizado un estudio profundo sobre las necesidades del Cuerpo Nacional de Policía, el número de agentes que puede necesitar y, entre otras cosas, las posibles sinergias que generaría la unificación de la Policía Nacional y la Guardia Civil. "El último estudio a fondo sobre las necesidades del Cuerpo se realizó en 1986. Pedimos un nuevo informe a fondo", señala Estévez. 

La mitad de los agentes seguirá sin chaleco

La medida anunciada por el director general de la Policía no cambiará la situación que actualmente denuncian las cuatro organizaciones sindicales de Policía: sólo la mitad de los agentes de Policía Nacional disponen de un chaleco propio. Así, si como denuncia el SUP, los 5.000 nuevas prendas sólo servirán para reponer las antiguas, 32.028 agentes de los 67.269 policías que forman el Cuerpo no dispondrán de la prenda de protección, a pesar de la nueva compra. 

El malestar de los sindicatos policiales con el número de chalecos a disposición de los agentes se hizo patente tras la muerte de la policía nacional Vanessa Lage durante un atraco a una sucursal bancaria en Vigo. La mujer, que no disponía de la prenda de la protección, fue abatida por el atracador. A raíz de esta muerte, los cuatro sindicatos policiales remitieron una carta conjunta al Director General de la Policía para solicitar más chalecos antibalas y reclamar que todos los policías, patrullen en la calle o no, dispongan de un chaleco antibalas. La idea de los sindicatos es que los agentes reciban su chaleco personal nada más terminar la Academia.