Público
Público

Interior descarta conceder beneficios a 'Txelis' y Pikabea

Los dos presos vuelven a criticar a ETA en una nueva carta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ministerio del Interior descarta por ahora aplicar beneficios penitenciarios a los ex dirigentes de ETA José Luis Álvarez Santacristina, Txelis, y Kepa Pikabea Ugalde, Kepa de Hernani, quienes recientemente anunciaron su abandono de la disciplina de la banda armada en una carta en la que criticaron duramente la ruptura de la tregua. Así lo han confirmado a Público fuentes del departamento que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba, que además aseguran que, hasta el momento, aún no han recibido ninguna petición en este sentido.

Como adelantó este diario el 23 de febrero, los dos reclusos –que ayer hicieron pública en el Diario de Noticias una nueva misiva en la que reiteraban sus ataques a ETA– pretenden acogerse a las medidas de reinserción. En concreto, van a solicitar una progresión de grado penitenciario, del segundo en el que actualmente están clasificados, al tercero, lo que les permitiría acceder a permisos y, más adelante, al régimen de semilibertad. Fuentes de su entorno aseguran que ambos estarían incluso en condiciones de presentar un contrato de trabajo que justificase acudir a prisión sólo a dormir.

“Buena conducta”

Sin embargo, fuentes de Instituciones Penitenciarias consideran que tanto Txelis como Pikabea están aún lejos de poder disfrutar de dichos beneficios a pesar de que reconocen que ambos muestran “muy buena conducta” en la cárcel, participan en las actividades del centro y se relacionan sin ningún tipo de problema con los funcionarios y el resto de los presos, incluidos los de ETA. Estas fuentes destacan que en contra de sus aspiraciones juegan, sobre todo, las amplias condenas que recaen sobre ellos y el escaso tiempo de cumplimiento que llevan.

En concreto, recuerdan que Txelis tiene condenas que suman 140 años de cárcel y únicamente lleva en una cárcel española desde noviembre de 1999. Kepa Pikabea suma muchos más años de condena–383 por cuatro asesinatos consumados y once en grado de tentativa, entre otros delitos– y su ingreso en una prisión española se produjo en noviembre de 2001. No obstante, estas fuentes reconocen que, al haber sido juzgados por el Código Penal antiguo, ambos pueden acogerse a redenciones ordinarias y extraordinarias de pena que pueden reducir sustancialmente los 30 años de cumplimiento efectivo.

Mientras tanto, Txelis y Pikabea se han mostrado dispuestos a redactar en el futuro nuevas cartas en contra de la violencia, sobre todo si ETA sigue atacándoles. En este sentido, fuentes de su entorno aseguran que se encuentran “muy animados”, a pesar de que no consiguieron el apoyo de otros presos.